Minivibradores

Estos  pequeños traviesos son silenciosos, fáciles de esconder y no despertarán sospechas de nadie.  Guárdalo tranquila en tu bolso, morral o incluso en tu mesita de noche y nadie lo notará.