Vendas y Amarres

¡Juega con tus sentidos! Úsalos como herramienta para disciplinar o lleva el juego de servidumbre a otro nivel.  Restringe a tu pareja hasta donde tú quieras llevarla.