Vestido Azul IV ¿tragedia o comedia?

Vestido Azul IV ¿tragedia o comedia?
Escrito originalmente por agave en Guiacereza.com

Lo sucedido en efecto me ha traído un montón de problemas, me he visto envuelta en un drama que nunca imagine me fuera a suceder; la esposa del hombre calvo esta enceguecida por la rabia y la tristeza, que, para su fortuna tiene con quién canalizar toda esa maraña de emociones, pero su fortuna es mi tragedia. Han sido dos semanas de pesadilla, me han interrogado, me han acusado, me han amenazado. Sin embargo, estoy bien, también he tenido apoyo y todo va por muy buen camino a pesar de lo irreal que sigue pareciéndome esto.

Mi primera reacción fue aislarme, y eso lo aprovecho R, me vio sola, vulnerable y asustada; salí a tomar con él, me hizo beber más de la cuenta, pero no me importó, suelo tener mucho control sobre esto, pero esta vez solo decidí que no me iba a detener, como si nada importara. R, me beso, me manoseo, toco mis piernas, mis senos, mi vagina, todo en el bar, me beso, me lamió el cuello, reímos, bebimos, nos tocamos.

Fuimos a su apartamento, me desnude apenas entrar, me tumbo y me ato a la cama, quede boca abajo a su disposición, lamió mi ano, metió sus dedos, fue gentil, tuvo paciencia, dijo que lo iba a disfrutar demasiado, pero no me lo dijo a mi, estaba hablando consigo mismo en voz alta; me penetro, me mordió en la espalda, una embestida con fuerza, y luego tomo un ritmo calmado, me dijo que disfrutaba mucho de mi culo, no le respondí.

Su gentileza termino rápido, abrió mis piernas con las suyas, me penetro cada vez con más fuerza, entre el dolor y el placer tome la decisión de no volver a ver a R, pero en ese momento no podía hacer nada, no tenia posibilidad de moverme o de escapar. Deje que me lastimara de nuevo. Y lo hizo de nuevo en la mañana, solo hasta casi medio día me desato, luego que por fin quedo satisfecho.

Me fui a casa, lastimada como nunca, quería estar sola, recibí varias llamadas pero no conteste a nadie, esa noche corte mi vestido azul, y no imaginan el descanso que sentí; fui a ver a Angie, follamos, a nuestra manera, relajadas, todo muy erótico, mucho tacto, muchos besos, me sentí a salvo y feliz.

https://pensamientoslibidinosos.blogspot.com/

Publicación anterior Siguiente Mensaje