Una noche que aun no olvidamos

Una noche que aun no olvidamos
Escrito originalmente por boldhead en Guiacereza.com

Maria y yo nos conocimos gracias a una amiga con la que tenía una buena relación y por supuesto sexo, al principio mi amiga quería hacer un trio y me dijo, oye conozco esta señora que está muy buena la he visto como me mira, pero yo no soy capaz de hablarle, entonces vi las fotos de la señora y la agregue por fb y desde allí empezamos hablar, al principio ella quería saber cómo di con su fb, tuve que mentir le dije que había sido por casualidad, vi sus fotos y me interese en hablarle. Me acuerdo que empezamos a hablar por facebook y después pasamos a wp, de allí nos empezamos a tirar indirectas, y ella me pregunto qué quieres conmigo sexo, yo le dije como no iba a querer sexo con una mujer como ella, a lo que me respondió si crees que puedas aguantar mi voltaje, y sin dudarlo le respondí no lo sabrás hasta que me pruebes, así que empezó una conversación más interesante ese día, y empezamos a compartirnos fotos, ella de su espectacular cuerpo tetas perfectas, piel morena, abdomen marcado, yo a escondidas en la oficina le envía algunas fotos, y nos arrechamos tanto que ella termino mojada en ese momento en su lugar de trabajo y yo que no me podía parar de mi silla, al final del día en el camino de mi trabajo a la casa, la llame hablamos y nos calentamos de nuevo, ambos terminamos masturbándonos, enviándonos fotos y pasando a video llamada. Después de este primer día bastante caliente nos tomamos más confianza y el mismo juego se repitió por una semana, ella me dijo yo quiero a alguien con quien tener sexo cuando quiera y tener algo más, en ese entonces yo le dije yo quiero solo sexo, así que ella me respondió ok si quieres eso, vamos a vernos y te voy a comer como nadie más te ha comido, yo respondí lo mismo y fue la promesa que nos hicimos, pero ella respondió solo será una vez y será la última vez.

Lo que buscaba con mi amiga se había olvidado  y los intereses eran otros. Llego el momento de vernos, tipo 7 de la noche un viernes le dijo voy en camino a tu casa, ella me dijo ok recógeme en el supermercado cerca a mi casa me da pena que me vean mis hijas. Cuando nos vimos la primera vez ella estaba con un vestido ceñido con un sexy escote pequeño que se le veía muy sexy. Yo estaba nervioso me temblaban los brazos y la vos, al ella subirse al carro me dice, oye compremos una media de aguardiente estoy muy nerviosa, así que baje en el supermercado y compre la media, al subirme al carro la abrimos y ella se dio un trago largo y empezamos a miramos con muchas ganas y nos besamos con mucho deseo, y nos reímos nos dijimos algunos piropos y empezamos el camino al motel, en el camino al motel sus pezones vi que se marcaban sobre su vestido, ella tenía su mano en mis piernas, cerca de mi pene, así que decidí con una de mis manos acariciar sus pezones, lo cual ella disfruto y me dijo no sabes cómo estoy de mojada, pero no vas a probar hasta que lleguemos, pero a su vez ella abrió mi pantalón y saco mi pene y lo empezó a acariciar y así llegamos al motel entre picardías y tentaciones. 

Llegamos al motel y empezamos a tomarnos la media, después empezaron los besos y la ropa fue cayendo, lo primero que ella hizo fue desnudarme, me empieza a masturbar y seguir con mí me pene en su boca, lamiendo desde mis bolas para después tragárselo todo y escupirlo yo baje su vestido, para ver sus tetas firmes con pezones pequeños con su marca de bronceado, después de darme una buena mamada, era mi turno, quite su vestido, su cuerpo firme bronceado, así que empecé a besarla, bajo por su cuello con mi lengua, su lamo sus orejas y sigo así hasta llegar a sus tetas las cuales con muchas granas apretó duro y jugo con sus pezones los pellizco muerdo lamo para continuar bajando por su abdomen marcado llego a sus tangas negras transparentes, veo que tiene su clítoris grande el cual se marca a través de sus tangas, así que decido lamerlo sobre ellas, al principio ella se sentía intimidada con algo de pena por el tamaño de su clítoris y labios, lo cual no me importo y le dije me encanta tu vagina y corro sus tangas emparamadas para un lado, se veían sus fluidos bajar por sus labios, así que con firmeza pero a la vez con suavidad lamo su clítoris lo succiones y juego con su labios grandes lo cual ame, decido seguir con mis dedos y al hacerlo paso una de las cosas que no me esperaba y lo cual me excito demasiado, se vino a chorros en mi boca y cara. Estaba emparamado con sus fluidos, empiezo a golpear con mi pene demasiado duro a punto de explotar su clítoris mientras ella seguía viniéndose, no aguanta más y se levanta para tumbarme sobre la cama se hace en cuclillas y mete mi pene en su vagina, seguido me dice quédate quieto es mi turno así que empieza a cabalgarme duro hacia arriba y hacia abajo, seguido nuevamente ella se viene y lanza todo su chorro de nuevo sobre mi pecho, pene y vuele a meter mi pene en su vagina siento como se sigue viniendo, hasta que no puedo más la volteo y me vengo sobre su vagina abdomen y tetas, pero al estar tan excitado como estaba la volteo a ella y abro sus piernas de nuevo meto mi pene por lo que ella se impresiono y se excito aún más así que seguimos abro sus labios para ver como mi pene entra en su vagina, y reclino mi cuerpo hacia atrás un poco y de nuevo se viene tanto esta vez la cama estaba totalmente mojada los dos emparamados con sus fluidos, pero fui egoísta y así como ella estaba recostada en posición fetal me hago por debajo y abro su culo y vagina para empezarlos a lamer, para voltearla, y de nuevo hacerle un oral y masturbarla, quería que de nuevo se viniera en mi boca, así que lamo su vagina de manera suave y lenta chupo su clítoris abro sus labios y meto dos de mis dedos y otro dedo en su culo hasta que de nuevo se viene en mi cara y boca, mi pene de nuevo duro mi cabeza no podía de la excitación, así que pasamos a una de las sillas del motel, y seguimos hasta venirnos nuevamente los dos y darnos un descanso. Recostados sobre la cama acariciándonos lentamente acaricio sus pezones y siento como se van poniendo duros de nuevo, así que sigo acariciándolos y lamiéndoles hasta arrecharnos de nuevo, empapados de sudor decidimos llenar el jacuzzi y masturbarnos mutuamente hasta que se llenase para tomar un descanso, así que ella decide hacerme un deliciosa rusa hasta venirme en su cara y después besarme y bañarnos con lo que quedaba de aguardiente.

Pasamos al Jacuzzi y ella se sienta sobre mí, y empieza a mover su culo duro y apretado sobre mi pene a besarme, nos calentamos de nuevo y así en esa posición que estábamos mete de nuevo mi pene en su vagina, al principio entro bastante apretado y nos dolió pero de nuevo empieza a mojarse ella, así que en el jacuzzi decido ponerla en cuatro ella con sus brazos apoyados sobre los verdes y penetrarla así, salpicando agua y viendo el movimiento de su culo.

 la verdad el jacuzzi no es tan cómodo así que pasamos a la cama de nuevo, ella me tumba y se sienta sobre mi cara y la utiliza como objeto para masturbarse, frotando así su culo y vagina por mi cara boca nariz frente y chorrearme toda la cara, así sus fluidos me cubrían todo, lo cual disfrutaba y gozábamos. 

Después ya de llevar varias horas sin parar nos tomamos un descanso nos duchamos y decidimos hablar acerca de la promesa que habíamos dicho de después de esta vez no vernos más, así que decidimos jugar uno con el cuerpo del otro para disfrutarnos como niños chiquitos con nuevos juguetes, así que ella empezó primero lamiéndome todo besándome de arriba abajo dejando lugar sin recorrer, frotando toda su vagina por mi cuerpo, viniéndose, emparamándome abriendo sus labios sobre mi cara para venirse de nuevo sobre mí, sabía que me encantaba y ella disfrutaba hacerlo mientras yo me masturbaba, así que cuando ella paro abro sus piernas y empecé a jugar con su vagina, estiraba sus labios con mi boca los mordía, su clítoris grande lo chupaba y jalaba, su vagina era apretada así que al mismo tiempo que mi lengua y labios jugaban con los de ella, empiezo a uno por uno meter mis dedos, primero uno, siento su vagina por dentro como empieza a mojarse, así que meto el segundo y sigo haciéndolo hasta llegar al tercero de manera que ella lo disfrute y no le duela, veo que su vagina se va dilatando así que decido meter mi cuarto dedo y al hacerlo ya se viene en una menor cantidad pero esto lubrica mi mano, así que decido meterla toda, ella sin darse cuenta excitada mojada tenía toda mi mano adentro suyo, hasta que decidió mirar, vio lo que ocurría se asustó pero me dijo no pares no quiero que pares, así que se seguí hasta que decido sacar mi mano y de nuevo se viene pero su vagina estaba totalmente abierta dilatada así que decido, masturbarme para venirme así sobre su vagina ver cómo y ver ella como con mi semen se frotaba su clítoris ya hasta que ambos no pudimos más y terminamos. 

Nos duchamos vestimos y en total silencio emprendemos camino a la casa de ella y al despedirse esta es la última vez que nos vemos, pero sé que esta noche no la olvidaremos nunca. Pero el sexo fue tan bueno esa noche que al otro día siguiente no fuimos capaces de cumplir la promesa hablamos nuevamente, aunque después de esas vez volvimos a tener sexo solo dos veces más, aún seguimos en contacto nos hicimos buenos amigos y nos seguimos acordando de esa noche salvaje y desenfrenada.

Publicación anterior Siguiente Mensaje