Una amiga muy oportuna

Una amiga muy oportuna
Escrito originalmente por Pedro_roco en Guiacereza.com

Luego de una ruptura sentimental en la que estaba un poco mal (triste, bajo de nota), se dieron las cosas para salir con una amiga que voy a llamar Andrea. Las conversaciones con Andrea eran seguidas incluso antes de separarme de mi pareja anterior, pero solo como amigos, ella me escuchaba y yo la escuchaba, nos aconsejábamos y bueno, éramos un poco unidos y con cierto grado de confianza.

En una de nuestras platicas, Andrea sugirió que la mejor manera para olvidarme de mi expareja era salir, divertirme, despejar mi mente y pensar en otras cosas, le dije que justo ese día (viernes) era muy tarde para intentar hacer plan ya que todo el mundo estaba programado, ella me dijo que quería ir a cine y que le parecía genial si íbamos los dos, sin mucho ánimo de salir ella se dio a la tarea de convencerme.

Una vez en el cine, en medio de la película, ella me tomo de la mano y me miraba muy diferente a como lo había hecho siempre, le seguí el juego, la tomé de la mano con un poco de seguridad, de firmeza; luego, comencé a dirigir mi mirada hacia ella en lugar de prestar atención a la película (Hombres de negro 4), no podía dejar de prestarle atención a su boca, se aplicó un brillo que se veía realmente delicioso de probar. Pienso que existe un momento en el que estamos más receptivos de lo normal, so aroma, su voz, su cabello, su boca, el estar sujetados de las manos, todo se dio para que me arriesgara por ese primer beso, después de todo, ¿Qué podía pasar?, si fallaba me enviaban a la friendzone para siempre y yo tendría que dar una disculpa reforzada de que fue un acto causado por la tristeza y confusión del momento con tal de no perder su amistad… pero en lugar de eso, ella respondió el beso de una manera deliciosa, luego de un rico beso la vi a los ojos y quise besar su cuello, ella se dejó, favorablemente la película no era buena y los espectadores eran pocos… comencé a tocar sus piernas, acariciarlas, apretarlas un poco fuerte, mientras besaba su cuello (como si estuviera recostado para que los demás no se dieran cuenta), subía poco a poco mi mano por su pierna, mi destino era saber que tan húmeda estaba… ella me tomo la mano y me dijo “no, aquí no, no quiero excitarme en el cine”, luego me dio un beso seco como diciéndome “no más!”. Mientras la película terminaba, yo me di a la tarea de que el calor no se extinguiera, la bese y le acaricie el abdomen, la espalda, piel a piel… ella quería aparentar que estaba con la película, pero se retorcía de una manera muy sugerente… era incomodo hacer esto sin que nos vieran, pero al mismo tiempo era muy satisfactorio, como pude la tocaba para hacerle saber mis intenciones. Mi verga estaba muy dura, quedo así luego del primer beso así que tome la mano de Andrea nuevamente y comencé a frotarla con mi pene sobre el pantalón, lo tenía duro desde el primer beso, esto para que ella sintiera como me tenía… me miro, me beso e introdujo su lengua por un buen rato, me hizo ver que tenía tantas ganas como yo… al salir de ahí llegamos al que en ese entonces era mi apartamento.

Una vez allí, ella quiso parecer muy formal así que encendió el tv, puso una película y se sentó en mi cama, mientras yo iba al baño y servía algo caliente porque recuerdo que hacia un frio tremendo y ella quería algo caliente para beber.

En cuanto serví un rico café me senté a su lado, creo que iba a decirme algo pero simplemente no pude comportarme, la bese desesperadamente, simplemente estaba devorando sus labios, metiendo mi lengua en su boca intentando encontrar la suya, ella respondió inmediatamente con la misma ferocidad, lo primero que hice fue meter mi mano en su blusa, luego en su sostén y acariciarte las ricas tetas que no pude acariciar en el cine, luego bese su cuello… lo mordí, lo chupe y baje hasta su seno descubierto y lo metí en mi boca, no cabía todo pero hice lo posible por meter esa rica buby hasta el fondo de mi boca… lo siguiente que hice fue ponerme de pie enfrente suyo para sacar mi verga y meterla en su boca, pero en cuanto me puse de pie y ella continuo sentada en la cama, fue ella quien la saco, la miro, estaba empapado mi boxer, el olor era fuerte porque llevaba así mas de 2 horas…. Ella me miro a los ojos y después de una pequeña sonrisa, la metió en su boca y comenzó a hacerme uno de los mejores orales (Quizás por todo el tiempo de espera y los juegos previos…).

Me lo chupaba tan rico mi querida amiga, mientras lo hacía no podía creer que había llegado a esas instancias con ella, simplemente fue algo que se presentó, algo que se dio, y dios mío, de que manera, luego de que sacara mi verga de su boca y bebiera todo lo que había estado mojando mi ropa interior… recuerdo que roce la punta de uno de sus pezones con mi pene, la puse de pie, le quite el jean y la acosté nuevamente…. Quedo en ropa interior y con la blusa abierta… la abrí de piernas y comencé a besar desde sus tobillos hasta sus rodillas con paciencia pero lo suficientemente rápido para no dejar enfriar las cosas, los muslos anchos y deliciosos de esta mujer los disfrute aún más haciendo pequeños mordiscos mientras besaba y lamia, cuando llegue a partes mas sensibles me encantaba ver como se retorcía de placer, hasta que comencé a lamer su deliciosa y húmeda vagina, a pesar de que lo hice sobre su ropa interior, el saborear y oler esa exquisita humedad que Andrea ya traía también desde el cine, me excitaba mucho, tanto que podía sentir mi verga ponerse más dura y húmeda…

Le quite su ropa interior de encaje, estaba empapada entre sus fluidos y mis besos… luego de eso, el olor era mas fuerte, esta mujer estaba demasiado excitada, no podía decidirse si quería mi lengua o mi pene dentro así que tome la decisión por ella y comencé a lamer sus labios completamente empapados, con ese olor tan rico que tienen las mujeres… ese olor que sientes y pone todo a mil revoluciones por segundo…. Luego le di un beso a su vagina como si estuviera besando su boca, estimule su clítoris y ella gemía haciéndome dar mas y mas ganas cada vez, introduje un dedo… ella estaba esperando que lo hiciera y solo podía seguir gimiendo de placer y halarme el cabello fuerte, luego metí dos dedos y mientras iban de vaivén, lamia su clítoris… esta mujer estaba tan empapada y excitada como yo… No soporte mas así que me hice sobre ella y la penetre muy despacio, sabia que ella iba a desesperarse porque yo tomara el control y la “despedazara”, pero fui paciente, y se lo hice muy suave al comienzo, lo metía todo, hasta que mis testículos tocaban sus nalgas, y lo sacaba hasta la punta, seguí así unos 10 minutos y luego me vine un poquito, fue extraño porque sentí como salía semen pero no en gran cantidad, igualmente podía seguir… mi verga aún estaba demasiado dura y ahora todo se sentía más caliente y húmedo que nunca, tenia aun mas ganas que al comienzo y comencé a hacerlo mas y mas duro cada vez, ella comenzó a gemir muy fuerte también, sentí como ella estaba a punto de llegar, me abrazo con sus piernas y me dijo que no parara por nada, que le diera mas duro así que ella llego primero…. Luego de eso sentí muy caliente y vi con morbo como mis sabanas quedaban empapadas…

Después le dije que quería que ella se hiciera arriba para que yo terminara, fue obediente, Andrea estaba tan exhausta que metió toda mi verga dentro y movia sus caderas de adelante hacia atrás, mientras yo acariciaba sus ricas tetas y la miraba de arriba abajo, ella comenzó a acariciarme los testículos con una mano, después de unos 5 minutos así, yo estaba uy excitado y sensible así que comencé a moverme también, duro , muy duro y pude terminar dentro de ella mientras le apretaba esas ricas nalgas…..

Publicación anterior Siguiente Mensaje