TRIO CON EL VECINO APROVECHANDO LAS FERIAS DEL RIO SUAREZ EN BARBOSA SANTANDER

TRIO CON EL VECINO APROVECHANDO LAS FERIAS DEL RIO SUAREZ EN BARBOSA SANTANDER
Escrito originalmente por MIGUELYVALERIA en Guiacereza.com

Somos Velería y Miguel ESTE ES NUESTRO TERCER RELATO, APROVECHANDO LAS FERIAS DEL FESTIVAL DEL RIO SUAREZ.

Para los que no conocen nuestro municipio de Barbosa Santander, le hacemos un pequeño relato, es un municipio pequeño, donde la oportunidad para nuestros gustos son muy escasas, ya que no hay sitios donde salir y encontrar a otras personas con las mismas mentalidades nuestra, pero con la experiencia adquirida en tiempos de ferias, fiestas y temporada de fin de año y festival del río Suarez, hemos logrado conseguir los encuentros que les hemos relatado

Aprovechando las ferias del festival del rio Suarez, acordamos con mi esposa en volver a realizar otro encuentro, encuentro que termino en algo inesperado por parte de nuestro vecino, Sábado por la noche un encuentro con el vecino Hernando, esta vez nos reunimos para un karaoke en mi casa, empezó muy bien con sus cantos y risas además del infaltable vino para todos. Mientras avanza la noche los tragos a la cabeza y los cantos no muy finos solo estábamos sentados los 4.

Los tragos a Ángela la vecina le hicieron efecto prematuro y tuve que ir a dejarla a su casa, nos quedamos solos mi esposo, el vecino y yo, estábamos entretenidos riéndonos de cada cantada ya que con los tragos no éramos muy finos y más avanzaba la noche, le manifesté a mi esposo que sedujéramos al vecino, mi esposo se puso más cariñoso conmigo, al punto de tocarme los senos delante del vecino que estaba allí viéndonos.

Decía el vecino con voz de ansias que ricura y que de licia lo que estoy viendo. Ufff una confesión que me sorprendió a lo cual accedí a su petitorio, entonces él en cada oportunidad me tocaba con sus manos mientras mi vecino quedaba mirándonos con cara de deseo.

En un rato mientras mi esposo estaba en el baño, mi vecino aprovechaba e igual nos calentábamos tocándonos, él me decía: me encanta y me calientas cuando tu esposo te toca los senos y te acaricia, él tenía sus dos manos en mis nalgas, acariciándolas por sobre mi jean también con un dedo recorría mi vagina metiendo los dedos cada vez más en mi vagina, huyy le decía yo, a mi esposo le gusta que me vean como me tocan y me acarician, lo cual me dijo podríamos hacer un trio entonces, jajajaja me reí y le dije: eso es lo que buscamos.

Ya con mi esposo entre nosotros nos propuso bailar, y así seguimos bailando, turnándose ambos, en una mi esposo me dice que me cambie de ropa que quiere verme con falda, escote, no lo pensé dos veces y me dirigí a mi habitación a cambiarme.

Me puse falda negra, tanga roja, blusa escotadísima y tacones, la verdad putica parecía, pero a ellos les encantó y yo les veía como se notaba sus bultos.

Ya avanzaba la noche, bailábamos, seguía turnándome con ambos, en cada oportunidad que ellos tenían me acariciaban los senos, la vagina y mi ano.

Mi esposo me agarra y besa mientras sus manos se pierden por debajo de la falda y sacando una tética para tocarla y besarla, esto lo digo porque soy de seno normal y pezones largos, para sorpresa mía el vecino dice que quiere unirse.

Él vecino solo se acercó por atrás y empezó a tocarme metiendo su mano por mi ano acariciándolo y metiendo un dedo hasta la vagina y allí jugaba, mi esposo chupaba mis senos que estaban afuera y una de mis manos le tenía el miembro agarrado masturbándolo y la otra mano tocaba por detrás al vecino. Ufff calentísima estaba con ambos, no decíamos nada estábamos concentrados en calentarnos los tres.

Al rato me di la vuelta y empecé a besar y a chupar la verga del vecino quien también empezó a besarme los senos y con una mano metía un dedo en mi vagina, mi esposo por detrás me rozaba mi ano con su miembro duro, estaba muy caliente y mojada, la verga del vecino estaba dura gruesa, larga y húmeda para realizar la primera penetrada o enterrada y clavada en vi vagina y mi anito. Ufff estaba en el olimpo gozando con ambos, no se cual me calentaba más, chuparlo o sentir la verga en mi ano y vagina… uffff.

Al rato nuevamente me di la vuelta para turnarlos, de la misma forma ahora se lo mamaba a mi esposo y mi vecino me comía mi ano y vagina. Mmmm comerme ese miembro grueso y grande una delicia, la verga de mi vecino parecía huracán wuauuuu. Habría acabado ya a esas alturas unas 4 veces con ambos ufff.

Ellos ya se notaban muy calientes así que mi vecino fue el primero en ponerlo, sentía como entraba y bombeaba mientras me tenía de las caderas agarrándose, primero fue lento y despacio pero después más rápido y más fuerte, wuauuu otra vez un orgasmo tuve con él.

Mi esposo ya lo notaba que explotaba con tanto chupárselo así que lo dejé y volví a darme la vuelta, ahora para que goce mi esposo metiéndola, fue otro orgasmo como siempre con su miembro grueso, duro y largo, todo entraba pero sentía dentro hasta el tope uuuufff, me bombeó un par de veces y luego sentí que entraba en mi ano, mis gemidos eran fuertes porque entraba cada vez más, me hacía doler pero ya dentro solo fue un gozo inolvidable, solo unos momentos más bombeando y sentí el chorro de semen en mi ano, fue mucha, sentía que no terminaba de sacar uffffff, delicioso.

Mi vecino me puso en el sillón patitas al hombro y todo adentro, lancé un gemido fuerte porque llegó bien profundo, pero después bombeó por unos momentos más y largó su chorro en mi vagina dentro mío, también era interminable su corrida llegándose a salir por los bordes de mi vagina, wuauu dije, exquisito igual.

Una vez terminados les dije, señores, me han hecho acabar muchas veces y me dejaron muy satisfecha pero yo quiero hacerlos más feliz en recompensa de lo que me hicieron, asi que los puse entre medio mío, los besé a ambos frenéticamente, me arrodillé y volví a mamárselos a ambos.

Ellos aún estaban duros así que mientras se los mamaba y chupaba sus bolas logré hacerlos acabar en mi boca juntos, mmm un sabor exquisito de ambos semen, ambos igual más espesos.

Ya nos turnamos a la ducha y despedí a mi vecino y quedé con mi esposo, la cual me pregunto, gozaste, si claro que lo gocé mucho con ambos, él me dijo, qué bueno, porque será esperar a las nuevas ferias fiestas y fines de semana festivo que nuevamente lleguen más personas para ver qué nuevo encuentro hay.

Publicación anterior Siguiente Mensaje