Trío con amigo de guiacereza II

Trío con amigo de guiacereza II
Escrito originalmente por HOMERO SIMPSON en Guiacereza.com

 (...)En ese momento después de sentir sus manos por todo mi cuerpo acariciando mis nalgas y mis piernas mientras me manoseaba con un hambre incontenible que solo me daba para dejarme hacer lo que él quisiera mientras me besaba los senos. Busco sutilmente que me pusiera en cuatro a lo cual accedí con gusto. Nerviosa, pero con ganas de sentir ese hombre dentro de mí. Comencé a sentir como su pene comenzó a abrirse paso por mi sexo y yo volaba de lo delicioso que es: depilada, Grande y con una cabeza gruesa y rosadita deliciosa que mientras me penetraba sentía como me llenaba toda, se ponía más dura y parecía que me iba a dañar o yo no sé! Pero lo que sí puedo decir era que me hacía sentir de todo tener semejante vergon dentro de mí. Comenzó a empujármelo y era lo único que quería que hiciera. Obviamente se lo decía en medio de gemidos y chorreando a cantaros mientras me lo empujaba a lo cual me correspondía generosamente pues tenía un movimiento que me dejaba mal cuando me lo mandaba. Me dolía sentirlo todo pero me podía más la calentura y la sensación que me producía de tener toda esa carne dentro de mí sexo. Yo miraba a mi hombre masturbarse mientras nuestro amigo hacia de las suyas conmigo. Se veía que lo estaba disfrutando también pero eso si les doy la certeza que no mas que yo. Me lo saco y comenzó a sujetarme del cabello para que le bajara y le chupara ese bombónsote delicioso lo cual no dude en hacerlo. Lo masturbaba…era tan rico sentirlo en las manos pero más me gustaba sentirlo en mi boca. La sensación era deliciosa. Su cabeza botando ese líquido saladito y su tronco grueso con esas venas bien brotadas me ponía a mil y solo quería mamárselo le decía una y otra vez lo deliciosa que tiene esa vergota y mi hombre allí complaciente escuchándome y dispuesto a penetrarme también y yo por supuesto, encantada. Comenzó a metérmelo en la boca mientras que nuestro amigo me buscaba que quedara de pie pero inclinada hacia adelante. En ese momento comencé a sentir que me iba a venir porque disfruto demasiado que me den estando de pie. Me sujetaba de la cintura y apretaba con fuerza mi culo sentía como sus huevos golpeaban con mi cuerpo mientras yo tenía mi boca ocupada con la verga de mi hombre. Luego se distancio para verme de lejitos y fue allí cuando el otro me sujeta de los brazos y literal parecía que me fuera a traspasar, yo no contenía los gemidos y así no quisiera gemir tan duro no podía dejar de hacerlo porque me tenía mal. Le decía una y otra vez lo rica que tiene esa verga. yo sentía que ya estaba hinchada de tanto darme y fue en ese momento donde no resistí mas y empecé a venirme. Botaba a chorros y me ahogaba gimiendo mientras más gemía más me lo empujaba y ese orgasmo me dejo vuelta nada después de venirme. Sudábamos los dos a chorros y aun no me montaba mi hombre pero ya era su momento…comenzó a penetrarme. Lo mejor que pude haber sentido, su verga penetrándome después de haber sido penetrada por otro hombre distinto a él. Me puso boca abajo y me pedía que le parara el culo y yo obediente lo complací. Ese fue otro que me cogía sin compasión y me dio hasta poner las cosas iguales. Me hizo venir de nuevo. Me puse frente a ellos y comencé a chupar ambas vergas. Deliciosas las dos pero como todos sabemos uno con juguete nuevo aprovecha jejej! 

Ellos aun no se venían pero ya iba siendo hora por que este cuerpecito necesitaba descansar mi hombre era el que estaba dándome mientras yo en dirección a un espejo de cuerpo completo chupaba la vergota de nuestro amigo. La sensación que sentía era única. No sé si era el momento o su verga pero me tenía a mil. Mi macho se detuvo y yo sujete su verga para que terminara su trabajo en donde más le gusta venirse. Dentro de mi culo…y así fue, me puso boca arriba con las piernas recogidas como sabe que me gusta y suavecito comenzó a metérmelo. Comenzó a moverse y cuando ya estaba adaptándose ya comencé a sentirlo delicioso. Se movió hasta que no se contuvo más y comenzó a venirse dentro de mí, gemía delicioso mi macho y yo encantada completamente dichosa de sentir su semen caliente saliendo de mi culo. Nuestro amigo también quería romperme por detrás pero eso es algo exclusivo para mi macho. Así que después que se vino el me le subí a nuestro amigo y me le senté como yo lo sé hacer y comencé a tragarme ese palo grande con mi sexo. Me movía con ganas con mucha hambre y el buscaba moverse y matarme con esa verga hasta que finalmente lo consiguió. Me hizo venir de nuevo y fue demasiado intenso. Yo chorreaba como nunca lo había hecho y después de hacerme venir me puso esa verga en la boca para que se lo chupara y pues lo hice obvio!. Comencé a mamarlo y después de un par de minutos comenzó a chorrear mi cara y mi boca. Su semen era espeso y abundante… con su verga lo esparcía por mi cara y mi boca mientras buscaba metérmelo a la boca y golpearme la carita. Me excito demasiado eso. Nos quedamos dormidos y se fue horitas después. Una experiencia deliciosa.

Espero haya sido de su agrado.

Publicación anterior Siguiente Mensaje