Trío con amigo de guiacereza I

Trío con amigo de guiacereza I
Escrito originalmente por HOMERO SIMPSON en Guiacereza.com

Después de la experiencia que tuvimos con el primer trío que hicimos inesperadamente. Note que el recordar las cosas que hicimos esa vez mientras estábamos en la cama la excitaban muchísimo más, la ponian a mil. Le propuse entonces buscar a alguien por medio de internet. Ella acepto y dimos con guiacereza. Entramos al chat y comenzamos a hablar con muchas personas pero sin nada de resultados. Fue larguito el tiempo que duro la búsqueda del hombre con el que ella quería que yo la viera revolcarse en la cama. Finalmente lo encontramos. Conversa va yviene, de todo un poco. Ella antes de entrar en materia quería saber con que se iba a encontrar. Se vieron por cámara, yo pase a ser un espectador que observaba todo lo que hacían. En su cara se le veía que a ella le gustaba todo lo que estaba viendo del amigo. Después de la cam y comprobar si era o no un pato con perfil falso, nos pusimos de acuerdo para ir a un bar de la Cra 66 acá en Cali. Estábamos algo nerviosos pero decididos a cumplir la cita .finalmente llego, eso sí mirando detenidamente de pies a cabeza a mi mujer y la que posiblemente iba a coger. Tenía puesto un vestido no muy corto ajustado al cuerpo pero que dejaba ver todo lo que había debajo del vestido. Igualmente ella lo miraba pero más reservada… charla va y viene .traguito, música y las ganas eran evidentes. Entre la conversa tocamos el tema del tamaño de las vergas y allí se calentó la cosa porque ella había visto que su verga era grande pero más que grande era grueso. El con picardía busco la manera de mostrarle como lo tenía y de lo mucho que quería partirle esa cuquita con su verga. Llegamos a la casa y pusimos algo de música. Sin mediar palabras comencé a besarla mientras nuestro buen amigo miraba. Tocaba sus senos sus muslos y levantaba sutilmente su vestido dejando ver su culo broceado atravesado por una tanguita morada y mojada de lo excitada que estaba. Ella se dirigió a él y comenzó a acariciar su verga sobre el pantalón mientras yo la manoseaba. Cada vez lo hacía con más fuerza para pararle bien esa verga al tipo que escogió para que la cogiera. En ese momento con sus manos la saco del pantalón y miraba su tamaño. Era grande pero más se le notaba lo gruesa. Exclamo –seré capaz de meterme esa verga gruesota!- y comenzó a chuparle su verga, el tomo control del momento y yo me quede mirándolos. Ella estaba muy caliente por lo que estaba a punto de comerse y él estaba disfrutando del oral que le hacia mi mujer. Comenzó a manosearla toda y a rozar su verga por todo el cuerpo de ella, la masturbaba y luego a pasarle la verga entre sus labios y su raja. Ella gemía con fuerza, estaba desesperada por sentir como la penetraba aquella verga. Después del manoseo la comenzó a penetrar en 4 mientras me miraba…en su mirada se veía lo llena que la tenía esa verga. Sus ojos expresaban dolor pero a la vez un placer enorme. Temblaban sus piernas y gemía con fuerza…

No se pierdan la otra mitad del relato, saludos!

Publicación anterior Siguiente Mensaje