Todo empezó por Facebook

Todo empezó por Facebook
Escrito originalmente por contacto1000 en Guiacereza.com

Otro día más en donde dije, voy a entrar a Facebook a ver que hay, y me notificaron una solicitud de amistad, pensé otro gay buscando manes, oh sorpresa que no, era una mujer... Foto de caricatura (igual que yo), exploré el perfil... se notaba que era una mujer, a decir verdad aunque haya un tipo creando perfiles de mujeres, por la manera de escribir, colocar sus estados y las cosas que da me gusta uno puede saber fácilmente si es mujer o si es un hombre haciendose pasar.

Así que la saludé y la respuesta fue inmediata, luego de las preguntas casuales, me vió en un grupo de sexo y algo le generó curiosidad, ya no se acordaba que, pero me agregó... Ah grupo de sexo, entonces ya se lo que te gusta pensé, así que empece a conversar de todo y de nada, pero con algún picante, al que siempre recibí buenas respuestas... Conclusión, los dos estabamos curioseando lo mismo.

Esos días empezamos a hablar constantemente... Nada de whatsapp, nada de presiones ni afananes, solo el chat de facebook, una foto para alla y una para aca, para saber con quien hablabamos. No pasó mucho tiempo hasta que ya sabíamos lo básico y lo que necesitabamos saber, de la vida en general y de lo que nos gustaba a cada uno.

Siempre digo, en Bogotá las distancias y el tráfico hacen que todo sea imposible, pero ella trabajaba cerca de donde yo trabajaba, así que una tarde que tenía unas diligencias de la oficina le insinue si nos conocíamos, me dijo que si.

Ella salía de la oficina, tenía sed, pidio pony malta, yo igual, el encuentro era casual, normal, como debe ser, conversamos, nos reimos, en medio de saber que teníamos gente alrededor y muy cerca, alcanzamos a decir e insinuar cosas de nuestras experiencias, los gusto del uno y el otro... Todo muy bien, ella tenía que irse, yo también, nos despedimos sabiendo que la siguiente vez no habría pony malta, habría sexo, nadie lo dijo, pero estaba en el ambiente.

Llegó el día:

- A que hora sales?

- 5:00 y y tu?

- 5:30, y tienes tiempo para una escapada?

- Humm, si, tu puedes?

- Bueno tengo que hacer una diligencia de la oficina en la tarde, puedo decir que me voy a hacerla pero que ya no regreso.

- Perfecto, yo me puedo volar también, por ahí a que horas?

- A las 4, o 4:30, te queda bien?

- Si, en donde nos vemos?

- En las Ferias, conoces?

- Si, puede ser.

- Entonces hoy es que vamos a hacer algo.

- Si estoy que me como sola, así que hoy es el día.

- Y yo estoy que te como, con esas historias que me has contado... Lo que sobran son ganas.

- Ay tampoco, no tengo tantas historias como tu.

- Bueno pero con las que tienes es suficiente! Jaja.

- Entonces nos vemos,  no me vayas a dejar metida.

- Como crees, tu de hoy no pasas!

- Que rico.

Llegó la hora, llegamos al tiempo, nos encontramos caminando justo una cuadra antes del punto de encuentro, ibamos practicamente caminando uno al lado del otro pegados al celular diciendo en donde nos veíamos, cuando caimos en cuenta solo nos reimos y nos encaminamos a la cuadra en donde sabíamos que todo lo que existen son moteles.

Entramos y la verdad que los dos queríamos, me quité la ropa y ella tambien, la empece a rozar y antes de que lo pensara, ella ya se estaba agachando, apoyando sus manos sobre la cama para que yo se lo metiera, estiraba la mano y me lo cogia y decia, que rico, que vergo tan rico.

Me puse el preservativo y ahí mismo empecé a penetrarla estaba mojada y le entro muy rico, así de pie, sin llegar a acostarnos lo hicimos, ella parada y yo penetrandola desde atrás... Tenia unos senos grandes, y a mi me gustan así, nos vinimos los dos, ella es el tipo de mujer que le gusta duro, me pedía que le diera duro y se vino rapido, igual que yo.

Conversamos poco, fue muy rapido, pero igual queríamos repetir... Ella puso de todo para hacerlo de nuevo, mi amigo no se levantó tan rapido como yo esperaba, como le pasa a uno eso?, yo no era así, a mi no me pasaba, serán los años, pero ella puso su empeño y me dio una gran sesión de sexo oral, mi amigo se despertó un pcoo y nos acomodamos, ahora el misionero, ella pedía duro, yo hacía lo que mejor podía, pero ella quería más duro... La proxima vez tengo que venir mejor preparado, ya se como le gusta a ella.

Luego dediqué mis dedos a su vagina, le hice una paja muy fuerte, se nota que le gustaba rapido y duro, un dedito, dos, luego 3, estaba muy arrecha, la pasamos rico.

No podíamos demorarnos, ella tenía que irse para su casa, así que nos alistamos y salimos, nos despedimos de beso en la mejilla a la media cuadra y quedamos de avisar si llegabamos bien a casa cada uno, así hicimos...

Y así es como termina esta historia, quien dijo que en Facebook uno no consigue sexo?, yo si he conseguido!

Publicación anterior Siguiente Mensaje