SORPRESAS EN UN BAR

SORPRESAS EN UN BAR
Escrito originalmente por zooe en Guiacereza.com

Esto que les contaré pasó un día como hoy en Medellín en un bar cualquiera, era pasadas las 6:00pm, me encontraba un poco aburrido, tomándome una cerveza, escuchando música suave, en el bar solo habían dos mesas ocupadas, la mía y otra mesa en la cual se encontraban dos nenas, jóvenes, bonitas, una de ellas con unos senos lindos, parecían de lejos operados y la otra con unas tetas lindas, chiquitasen su puesto, cuerpos de diosas, caras de niñas, vestidos cortos de eso de espada abierta y la falda les daba a medio muslo. Todo transcurría normal, aunque muy impactado por ese par de mujeres, regularmente no se veía mucho la señora y el señor que atendía el bar, supongo yo porque estaban dentro del local, realizando sus actividades correspondientes. 

Otra de las cosas que pude percibir, en un momento que fui al baño, era que la cerradura estaba mala, lo que obstaculizaba que cerrara bien la puerta, al salir del baño les indique a los dueños que me sirvieran otra cerveza, tomándome la segunda cerveza y escuchando la música me quede adsorbo por un buen rato, pero al volver a la realidad note… Que ambas hablaban y se reían con picardía, pude intuir que el tema era yo, pero no me iba a dejar intimidar por un par de bellas mujeres, entonces me dirigí hacia ellas les dije mi nombre, y las invité a un trago, me sorprendí que aceptarán el trago y mi compañía, me senté en medio de las dos para poder tener control y mirarlas, les pregunté de sus vidas pero para ser sincero no recuerdo sus respuestas estaba extasiado ya que al estar sentadas sus vestidos se subían y con el más mínimo descuido pude ver el color de la ropa interior de cada una, uffff mi verga se puso dura al descubrir que una de ellas llevaba una tanga roja de encaje, uffff!!!. Por encima de sus vestidos podía notar sus pezones parados y que en entre cruce de piernas dejaban ver demás para excitarme, ya estaba entrada la noche y no quería terminar sin que mi pene pudiera penetrar ese par de bellezas y sabía que ellas querían lo mismo porque entre risa y broma de doble sentido acariciaban mi entre pierna y podía notar como sus pezones se dejaban ver más por encima de sus vestidos sensuales.

Así que....les propuse que vivía cerca que tal si terminamos en mi apartamento a lo que ella asintieron creo que el viento ayudo a prendernos un poco más, entre risas y charlas pesadas llegamos, les dije que se pusieran cómodas, les puse un poco de música y prepare unos tragos ellas dos sentadas en un sofá y yo en el otro nos dispusimos a hablar y ellas a contarme de sus aventuras, una de ellas se paró estiro su mano y me dijo ven bailemos y yo de una, ella empezó a moverse de forma sexy a estregar su cuerpo sobre mí, sentía sus senos en mi pecho y entre subir y bajar se fue quitando el vestido y quedo con su tanguita roja puso mis manos sobre sus ricas tetas y yo empecé a acariciarla apretaba sus pezones y ella gemía y seguía bailando me quito la camisa beso mi cuello , bajo a mi pecho, y lamio mi tetillas, estaba tan concentrada en esta mujer que escuche un sonido extraño mire hacia el sofá y su amiga estaba sin tangas, abierta toda para mí o eso creía yo, ella con sus dedos tocaba su vagina y con su otra mano apretaba sus tetasy su lengualograba tocar el pezón, eso más los movimientosde su amiga me hicieron poner mi miembro duro sentía que la cabeza se explotaría,la nena que estaba a mi lado seguía moviéndose y yo tocándola le agarre su culo le di una fuerte palmada y dijo así me gusta rico… me miro con sus ojos de picara me lo saco del pantalón se arrodillo ante mí y empezó a lamerlo mmm empezó por mi cabeza y con su lengua recorrió todo mi pene sus manos acariciaban mis bolas, y su boca salivaba sin parar arqueaba, gemía… le agarre el cabello y la lleve a mi ritmo al que me gusta y su amiguita se dejó venir hacia a mí y empezó a lamer por los lados así que a las dos les di de mi verga lo sacaba de una boca y se lo metía a la otra, luego pasamos al sofá y empecé a darle en 4 a ella, a la de la tanguita roja, mientras la otra se acomodó y de piernas se le abrió a su amiguita y de inmediato esta empezó a lamer su rica vagina yo seguía dándole a esta y con mi dedo lubricado rosaba su rico ano por un rato y empecé a masturbarla con mi dedo agarro mi pene y ella lo condujo a el y yo de una empecé a darle por ahí la cabalgue por un rico tiempo dándole una ricas palmadas y halándole el cabello, ella con esa boquita hizo venir a su amiguita, lo saque de su hueco y las dos se dispusieron a recibir mi polvo me lo volvieron a mamar esta ves empezó su amiguita cogió mi pene entre sus tetas se hizo una rusa y continuaron chupándomelo entre las dos hasta que me vine explosión de sensaciones llene sus caras con mi leche, ellas con una sonrisa dijeron hay que volverlo a repetir y desde ese día hacemos ricos encuentros en mi apartamento.

Publicación anterior Siguiente Mensaje