Sharic y nuestro camino por el delicioso mundo del sexo...

Sharic y nuestro camino por el delicioso mundo del sexo...
Escrito originalmente por RamiroReds en Guiacereza.com

Esta es mi experiencia, cada palabra ocurrió, no inventé una sola cosa, es una historia larga pero espero les agrade...

Mi esposa Sharic es muy apasionada, excelente amante, hacemos de todo, pero después de 10 años de casados y 14 juntos es normal que la cosa se enfríe...

Hace unos años conocí una chica muy joven en la oficina y me tragué mucho de ella, pero nunca pasó nada realmente, el cuento fue que por azares del destino mi esposa se enteró y eso dañó mucho nuestra relación, al punto que casi nos separamos.

Como un año después de eso ella me habla que se encontró por "casualidad" con su exnovio de la universidad, y que la había invitado a tomar un café, como yo nunca he sido celoso la apoyé y no le puse problema, igual ella siempre había sido muy fiel.

Unos meses después de eso tuve que revisar su computador para buscar una información del banco, y por accidente encontré unos correos que guardaba de conversaciones con su exnovio: se veían desde hace meses y ya habían estado juntos, eran amantes y se veían esporádicamente. Comencé a leer sus conversaciones y me dió mucha rabia y celos, evidenciaba que eran amantes y aunque nunca encontré una mala palabra acerca de mí me sentía ofendido, pero entonces comencé a leer algunas partes donde hablaban de sexo, ella le decia lo que le gustaba, el le recordaba cosas que habían hecho, ella le decía cosas sucias, le decía que quería mamrselo y tomarse toda su leche, que quería que le lamiera su conchita y su culito, que quería que se lo metiera por el culo y la tratara como una puta, porque eso era, una puta muy arrecha..., y encontré unas fotos de ella en lencería, y otras masturbándose, acariciando su coñito depilado, metiendo sus dedos en él, luego chupándolos..., a ese punto tenía una erección incontrolable, mi corazón latía a mil por hora,  y tuve que masturbarme mientras seguía leyendo como otro hombre se la cogía hasta que eyaculé en un inmenso y absoluto placer que ni el mejor porno a logrado producirme.

Después de tanto placer llegó el arrepentimiento y me sentí mal, triste, con rabia. La encaré y como es una mujer muy orgullosa terminó aceptando todo pero culpándome porque yo le había dado motivos un año atrás..., finalmente nos separamos y quedamos muy mal los dos...

Pasó un corto tiempo y la busqué, no podía soportar perderla, y se que también me ama, ella me lo dijo y llorando me pidió que la perdonara, que quería estar conmigo siempre,... ese día en la noche hicimos el amor dulcemente, pero en pleno acto recordé las lecturas y las fotos vistas y me excité mucho, le comencé a decir al oído que me gustaba que otro hombre la cogiera, que me gustaba ver como se la comían, que sabía que le gustaba mucho la verga y quería tener varías adentro, que era una puta, una zorra, que me encantaba que fuera tan perra, una perra que le encantaba regalar su culo..., y ella como estaba tan excitada comenzó a gemir como loca, a decirme que sí a todo lo que le decía, y terminamos en uno de los mejores orgasmos que habíamos tenido en años, su vagina palpitaba, estaba caliente y completamente lavada en sus jugos, era delicioso ver esa concha tan satisfecha que recuerdo que comencé a lamerla y a dejarla limpia, solo paraba para verla un poco, para oler su agradable aroma a sexo.

Luego de eso pasaron muchos meses donde peleamos algunas veces porque me enteraba que volvía a hablar con el exnovio, y el trato era que no volvieran a tener nada..., yo por mi parte me negué a cualquier posibilidad con otras mujeres, porque siempre hay alguna que muestra algún interés, y con los años aprendes a leerlas..., a saber que quieren... que les gusta...

Nuestra relación estaba muy bien después de mucho tiempo, siempre tenemos sexo periodicamente, una vez a la semana en promedio, pero otra vez era algo monótono el tema, sin embargo el profundo amor que siento nos tenemos hace que eso no sea fundamental, aunque siempre surge la curiosidad...

En diciembre del año pasado, una tarde de sábado donde nos besábamos buscando la excitación suficiente para tener sexo, le pregunté que sería capaz de hacer, o mas bien que le gustaría hacer que nunca hubiesemos hecho... que le llamara la atención..., me dice que un trío: que eso sería muy loco pero que le emociona pensarlo... yo le digo que con quien, que si con un amigo suyo, que si con su exnovio... y me dice que no..., que con una chica..., pero que con alguien que le diera suficiente confianza, que con su mejor amiga, a quien quería mucho y se sentía muy segura con ella... 

A ese punto ya estabamos tan calientes que comenzamos a follar con todas las ganas del mundo y  seguiamos hablando del tema, yo le decía que le iba a hacer a la amiga, ella me decía que también quería hacerle cosas, que si me gustaría ver como la besaba, como le chupaba las tetas, como le lamía su vagina..., y una vez más termine llenandola de semen a cántaros con la exitación tan grande que eso nos produjo; era solo la fantasía, pero aún así nos había exitado de sobremanera.

Bella, la amiga de Sharic mi esposa, no es una mujer extremadamente atractiva ni bonita, pero es agradable y calmada, me gusta porque es un contraste de mi esposa, son muy diferentes, mi esposa es trigueña, de senos pequeños, pero caderona (tiene un culo delicioso y sí que lo sabe usar...), Bella es blanca, muy blanca, poca cola tiene, pero tiene un par de tetas grandes, redondas y deliciosas; siempre se las veía sobre la ropa y me imaginaba metiendo mi cara en medio y disfrutándolas..., varias pajas a su honor se hicieron... 

Yo soy tatuador, y le hice varios tatuajes a Bella, el último que le había hecho fué en la cintura, entre el ombligo la cintura pero más bajo... ella se quejaba mucho y yo intencionalmente apoyé mi brazo sobre su vagina, ella no se molestó y cuando la tatuaba gemía y empujaba su conchita contra mi brazo... entendía yo que por el dolor pero parecía que lo disfrutaba..., ese día la rocé todo lo que pude y recuerdo haberme masturbado pensando en su rajita... Sharic me había confesado una intimidad sobre ella y era que se había hecho la depilación permanente en la vagina, así que imaginaba esa blanca y rosada conchita, toodo lo que le haría...

No pensé realmente que fuéramos capaces de llevar a cabo el trío..., pero hablando de ese tema tuvimos sexo tres veces seguidas ese fin de semana... definitivamente nos ponía muuuy calientes...

Y entonces Sharic me dijo que había invitado a Bella a casa, yo me sonrojé inmediatamente y ella se rió y me dijo que no me ilusionara, que igual se iba a quedar pero que no creía que fuera a pasar nada...,

Ese día me arregle muy bien, me perfumé, y compré vino, quesos y aceitunas, cuando ellas llegaron las recibí nervioso pero entusiasmado, había risas nerviosas en el ambiente, Sharic había hablado con Bella del tema, y como Bella es muy desinhibida le había dicho que sí le gustaría hacerlo algún día...

Tomamos vino, hablamos de todo y de nada, hasta que la madrugada llegó. Al final de la noche toque el tema y le dije lo mucho que me gustaría, ella reía, mi esposa también, y quedamos que deberiamos intentarlo algún día. Fuimos a dormir, nuestra cama es muy grande así que le dijimos a Bella que se quedara con nosotros. Mi esposa se quedó en la mitad, yo a un costado y Bella al otro. Apagamos la luz y tratamos de dormir... no podíamos hacerlo, aunque queríamos estabamos algo tomados y en el fondo algo excitados..., 

Sharic dió el primer paso, comenzó a acariciar a Bella sobre la ropa, y Bella dejó escapar un pequeño gemido de placer..., ufff inmediatamente mi corazón comenzó a latir muy rápido..., Sharic tomo mi mano y la puso sobre el pecho de Bella, yo comencé a acariciar sus pechos y ella comenzó a respirar agitadamente. Sharic se puso encima de Bella, la besó, me miró y sonrió, yo me acerqué, besé dulce y largamente a Bella, miré a Sharic y sonreí, la miramos y todos sonreimos, entonces hicimos el amor.

Pensé que la primera vez que estuvieramos juntos iba a ser algo suave y calmado, algo de no llegar muy lejos... pero pasó todo lo que podría haber soñado..., Sharic besaba apasionadamente a Bella, cogia y besaba sus pechos, lamía su vagina y me invitaba a mi a hacerlo, yo estaba tan excitado que a la vez estaba pasmado, no sabía ni que hacer. Sharic se hizo encima de Bella y la comenzó a besar, yo me hice atrás a apreciar ese par de vaginas una cerca de la otra dandose amor, las besaba y las lamía a las dos, me reincorpore y las penetre, primero a Sharic, luego a Bella, ella gemían y pedían más, era el más increíble momento de lujuria en mi vida, Sharic se incorporó e hizo la tijera con Bella y comenzo a moverse y a gemir muy fuerte hasta que se vino, era la escena más lujuriosa y hermosa que podría haber soñado; mi hermosa esposa disfrutando del cuerpo de otra mujer e involucrándome en su delicioso acto sexual.

No me vine, estaba pasmado de la emoción, ellas cayeron agotadas y satisfechas, pienso que sobre todo Sharic quien decía tener sueño. Nos acostamos en la misma posición inicial y Sharic se comenzó a dormir, pero yo acariciaba la mano de Bella y ella me respondía; le susurré al oido a mi esposa: ¿Puedo pasarme un momento al otro lado amor?, y ella me dijo: ¿Adelante, disfrúta amor?.

Me abalancé sobre Bella y comencé a besarla y a acariciarla, casi inmediatamente la penetré y ella dejó salir un grito de placer, miré a Sharic y ella me sonrió, como diciendome que podía seguir, y comencé a cogerme  a Bella con todas las ganas del mundo, con la felicidad de cogerte a una amiga con la aprobación de tu esposa, eso es inigualable, no tardé mucho en llenar su conchita de mi caliente orgasmo.

Después de eso nuestra relación cambió un poco, sentí la necesidad de ver de nuevo a Bella, quería estar con ella, quería hacerle el amor, con mi esposa, pero también sin ella, y así fué. Llegué a la conclusión de que se puede amar a más de una persona, que puedes querer y /o desear a alguien más, sin dejar de querer a la persona que tienes a tu lado. Cuando comprendí eso tuve también que entender y aceptar que Sharic podía amar a alguien más, que su cuerpo no me pertenece pero que tengo la fortuna de tenerlo y disfrutarlo porque ella me lo permite, porque decide que quiere estar conmigo así quiera estar con alguien más también...

Después de aceptar estos hechos Sharic volvió a ver su exnovio. Hubo días en los cuales me atormentaba sentirla lejos de mí, quizá era el reflejo de creer que la iba a perder, y eso me hizo alejar de Bella, renunciar a ella porque debía rescatar mi relación con Sharic. Bella terminó enamorándose de mí, y eso le hizo más daño que bien, termino en malos terminos su amistad con Sharic, una amistad de muchos años que por mi entrada en escena se había terminado. Ya las dos no se volvieron a hablar y yo poco volví a hablar con Bella.

Han pasado algunos meses y hemos una vez más reanimado nuestra relación con Sharic. A pesar que se vio muchas veces con su exnovio e incluso se fueron de viaje, ahora está conmigo y lo hace porque realmente lo desea, podria estar con quien quisiera, pero decide estar conmigo y eso se lo agradezco y me siento satisfecho. Sigue siendo una amante espectacular, el fin de semana pasado le hice el amor tres veces y sentí como su cuerpo quedaba extasiado de placer y satisfacción, aun nos amamos y aun nos deseamos. Sin embargo ya no quiere tocar el tema de los trios, incluso después de estar en esta posición más tranquila de amor libre he querido probar el swinger y un trio con otro hombre y ella; estoy seguro que la pasaría bien porque es una mujer que disfruta de su sexo y lo aprovecha sin arrepentimientos, pero no ha querido volver a mencionar el tema.

Espero volver a despertar sus deseos, espero volver a expandir sus límites y experimentar con ella nuevas formas de amarnos, nuevas formas de sentir placer, de disfrutar del sexo, del maravilloso sexo que te llena el cuerpo y el alma de felicidad. 

Publicación anterior Siguiente Mensaje