Sexo Express

Sexo Express
Escrito originalmente por phantom44 en Guiacereza.com

Sergio despertó sobresaltado y aturdido, un fuerte dolor de cabeza producto de una impresionante resaca lo tenía entre dormido y despierto…fue a voltearse pero una tremenda erección le impidió dar la vuelta…recordó entonces que la noche anterior había estado en una fiesta de locura, hubo exceso de bebida, comida, mujeres y mucha rumba, se acordó de su amigo Miguel que lo acompañaba esa noche y las dos mujeres que fueron sus compañeras de farra…pero ahora sentía que esa erección no era de casualidad, las dos hembras los habían dejado casi a punto de un orgasmo, pero en el momento que iban a finiquitar su faena estalló una gresca y todo el mundo se dispersó … ahora todo ese deseo intenso de un encuentro sexual tan esperado había quedado reprimido…sus testículos estaban que reventaban y un sudor frío recorría su cuerpo…le gustaba el sexo en todas sus presentaciones…se paró de la cama , abrió la nevera y se tomó una cerveza fría…completamente desnudo ante su espejo se sintió un super hombre capaz de despachar varias mujeres de un solo tiro…agarró su miembro con fuerza y se enorgulleció de la dureza del mismo…

Recordó en ese momento que antes de entrar a la fiesta unas chicas les habían repartido unas tarjetas…fue a donde había dejado tirada su camisa y del bolsillo extrajo una pequeña tarjeta con un curioso slogan “ SEXO EXPRESS”… tentado por la curiosidad llamó al celular impreso en la tarjeta…una voz muy dulce le contestó preguntando que deseaba… Sergio al principio no coordinaba y no sabía realmente para que había llamado…al otro lado de la línea tal vez adivinaron la duda del interlocutor, entonces le ofrecieron un menú de servicios…sexo normal, sexo duro, sexo inter racial, sexo anal, sexo oral… Sergio quedó pensativo…al otro lado de la línea la chica de la voz dulce le ofreció el plato del día…los cuatro servicios… ahí lo dejaron quieto en primera, sabía de los tres servicios …pero cuatro…?...decidió optar por tan rara opción…dio su dirección y se dispuso a esperar…

Sergio se puso a fantasear mientras llegaba el domicilio…se tomó un trago de ron bien cargado para aparentemente tener resistencia para su encuentro sexual…imaginó una mujer muy hembra, de buena estatura, tetas descomunales y un trasero generoso…quería hacer de ese encuentro algo inolvidable…soñaba con hacery deshacer con la hembra que tanto esperaba…

El timbre de la puerta sonó y Sergio se dirigió presuroso hacia la puerta para encontrar esa presa deseada…cual no sería su sorpresa cuando una joven vestida casi como una colegiala y que llevaba un pequeño morral se anunció… todo ese castillo de fantasías parecía que se empezaba a desmoronar…Gladis que era el nombre de la joven era unachica de cara preciosa pero escasa de otro atributos…sus senos eran pequeños y su trasero también aunque a decir verdad era bien paradito… Sergio la mandó a entrar y la invitó a un trago…Gladis agradeció el gesto y lo acompañó a degustar la bebida…primera sorpresa…la joven apuraba su trago como si estuviera tomando agua…el ambiente todavía era tenso pero el ron empezó a limar asperezas…

Gladis se despojó de su blusa y sus pequeños pero apetitosos senos quedaron al descubierto…atrajo a Sergio hacia sus pezones erectos que tenían una apreciable longitud y se paraban desafiantes como dos pitones de un toro de lidia…Sergio acostumbrado a las tetas grandes sentía esos senos como si fueran pequeñas pomas en su boca, pero Gladis lo tomó de la cabeza y lo hizo arrimar a sus pechos…Sergio descubrió que podía meter y acariciar en su boca los dos pezones y empezó a disfrutar de un goce que nunca había tenido…Gladis empezó a deleitarse con esa mamada de miedo y sus entrañas empezaron a arder como si un fuego interno le recorriera el cuerpo…

Mientras Sergio chupaba con fruición los erectos pezones Gladis se quitó su pequeña falda quedando en una mini tanga que no cubría sino lo estrictamente necesario…la delgada tira de tela separaba sus hermosas nalgas que ahora se veían provocativas y hermosas… Sergio apartó su boca de los senos de Gladis y con sus manos atenazó las dos pulposas nalgas y las empezó a apretar como un loco…Gladis se empezó a llevar las manos del hombre hacia su sexo que ya estaba ardiendo de pasión, Sergio encontró un pozo de efluvios y empapando sus dedos en tan deliciosos jugos empezó a chuparlos …esa joven tenía una vagina preciosa, y su sabor era de locura…de un solo empujón la mandó a la cama y antes de que pudiera reaccionar ya la estaba clavando sin miramientos…su grueso y largo cilindro de carne entró sin contemplaciones y empezó el sube y baja hasta que un orgasmo desmedido llenó el conducto vaginal de la chica con una copiosa eyaculación…Gladis sacó esa verga lechosa de su vagina y empezó a chuparla con un frenesí inusitado… a Sergio se le volvió a endurecer su pene con la caricia bucal de su amante y la hembra como si estuviera chupando la más deliciosa golosina empezó a mamar con inusitados bríos hasta que una nueva eyaculación llenó su garganta… el espeso semen resbaló por su garganta no sin antes degustar su sabor ligeramente salino…Sergio quedó prácticamente mamado…Gladis sirvió un trago doble y compartiéndolo con Sergio trató de reanimar a su amado…el otrora pene erguido ahora estaba tambaleando…Gladis empezó a chuparlo de nuevo mientras con sus manos empezó a recorrer el perineo de Sergio…quería excitar ese hombre y sus dedos empezaron a recorreresa área altamente erótica…Sergio empezó a sentir un cosquilleo intenso en su bajo vientre y fue recuperando la dureza de su verga…las manos de Gladis empezaron a acariciar sus musculosas nalgas y sus dedos fueron acercándose a su culo que ahora empezaba a llenarse de excitación…Gladis que tenía su boca llena de saliva mezclada con semen empezó a lamer el esfínter anal de Sergio que al principio trató de oponerse pero al final las dulces sensaciones provocadas por esa lengua libidinosa terminaron venciéndolo…los dedos habilidosos de Gladis dieron un primer aviso de que hembra quería penetrar esa pequeña puerta…Sergio sintió que su pene al toque mágico de la lengua de Gladis en su ano lo había hecho reaccionar positivamente…volvió a sentir los deseos de penetrar esa hembrita…Gladis en un momento de cachondez increíble se acostó boca abajo y colocándose en cuatro le enseñó su apretado culito como una ofrenda difícil de desechar… Sergio que estaba muy cachondo no la desaprovechóy como poseído de una locura sexual inexplicable penetró a Gladis por ese culito que se abrió generosamente para acomodar ese pene erecto que había recobrado todo su vigor… la sensación de estarse culeando a esa hembra por el trasero lo enloqueció y sus embates enfurecidos hacían chillar de emoción la joven…a Gladis esa caricia la mataba y la llevaba al paroxismo del placer…el orgasmo de Sergio fue de locura…su copiosa eyaculación dejo el recto de Gladis lleno de una esperma blanca y mucilaginosa…Sergio cayó rendido…Gladis se paró intempestivamente , fue y sacó del morral un consolador con arnés y se lo ciñó a su cuerpo…Sergio que reposaba de espaldas sintió que Gladis empezaba a besar y lamer su ano…luego sintió como ensalivaba su trasero y con sus dedos empezaba a dilatar su apretado culito…estaba rendido y empezó a solazarse de esas metiditas de los dedos por su culo…pero de un momento a otro sintió que Gladis empujaba el consolador por su estrecho culo…la mujer estaba como poseída por el dios de la lujuria pues empezó a meter y sacar el consolador con un inusitado frenesí haciendo aullar a Sergio de dolor y de placer…la hembra como un furiosa amazona seguía montando ese arisco corcel penetrando sin compasión a Sergio mientras se masturbaba frenéticamente…fueron minutos de placer intensos que llevaron a los amantes a la cúspide del placer… un ramalazo de sensaciones multicolores los envolvió…los llevó al cielo y luego una sensación de descanso lo adormiló por un momento…

Gladis se vistió…antes de despedirse y cobrar por sus servicios le dejó a Sergio una tarjeta no ya del Sexo Express sino una tarjeta personalizada…Sergio completamente deslechado , con el culo ardiendo pero lleno de sensaciones encontradas tomó la tarjeta y la guardó con mucho cuidado…ahora sabía por qué eran los cuatro servicios…y para más piedra…el cuarto y último servicio le movió el piso…ahora no podía reponerse de esa deliciosa sensación de sentirse penetrado por una mujer…se juró a si mismo repetir muy pronto ese increíble menú de los cuatro servicios

Publicación anterior Siguiente Mensaje