SEXO EN EL TRABAJO

SEXO EN EL TRABAJO
Escrito originalmente por complaciente2020 en Guiacereza.com

Buenas tardes

Es mi primer relato

Inicio describiendome, soy hombre trigueño de 173 cm, contextura media

Domingo 12 de enero del presente año , en la empresa se iniciaría jornala laboral a las 2 pm, me presenté a la 1 pm para comenzar a organizar, al ingresar pasé por la puerta principal y la guarda  con la cual he conversado en un par de ocasiones, me da feliz año, un fuerte abrazo colocandome los senos frente a mi pecho y un beso en la mejilla que casi lo hace en mi boca, no miramos con unos deseos mutuo, teniendo presente que la camara nos tomaba por completo, solo hubo sonrisas

La describo, es una mujer acuerpada, piel blanca con un enorme trasero que llama la atención por donde camina.

Me dirijí hacia mi oficina sin dejar de pensar que estaban dadas las condiciones para que pasara algo.

Le escribí al telefono y le dije que por favor vieniera a mi oficiva a ayudarme con algo, sabiendo que dependiendo las respuesta eso definiría el paso a seguir

Ella responde, paso al baño y llego a su oficina, ésta respiesta fué el inicio de todo lo que paaó.

En 5 minutos estaba en mi oficina, la tomé por la cintura y la arrecisté  la pared, ella solo abrió sus labios, nos dimos un beso donde dejamos jugar nuestras lenguas por un tiempo, la separé un poco de la pared parapoder recorrer todo sus nalgas, paso seguido coloqué mis manos en su vajima por encima del pantalón, al escuchar 2 gemidos, procedí a desabrichar y bajar un poco su uniforme, meto un dedo y me encuentro con su vajina completamente humeda, meto 2 dedos mas y gimió lubricando mas.

Se sentó, me desabrochó en pantalos e inició a hacerme sexo oral, con una maestría que me tenía a mil, se lo metia todo hasta lo mas profundo de su garganta, par terminar lamiendo mi glande, solo se separa un poco para decir, esto era lo que deseaba have varios meses.

La levanto y procedo a meter mi legua en cuquita depilada y humeda , me agarraba la cabeza para asegurar que no me separaria de sus entre pietnas, la voltié y pude por fin tener de frente ese heemoso trasero, le pasé la lengua por su orificio y solo gemía y deci muy rico papi.

En el siguiente relato les diré todo lo que icimos en esa oficina.

Continuara.....

Publicación anterior Siguiente Mensaje