Sábado, mi hermano y yo - Primera Parte

Sábado, mi hermano y yo - Primera Parte
Escrito originalmente por Xime3009 en Guiacereza.com

Después de esa agitada madrugada, como a las 9 de la mañana me despertó una llamada, no alcancé a contestar, me di la vuelta para levantarme y alcanzar mi celu, y me di cuenta que mi hermanito no estaba ahí conmigo, lo llamé y no me contestaba, agarré mi celular y vi que era mi papi quien me había marcado, antes de devolverle la llamada a él, ya desde la sala volví a llamar a Sebastián, entonteces si contestó: Acá estoy, estaba en el cuarto de mi papi viendo tele, se me hizo raro porque ese es nuestro plan de fin de semana, fui hasta allá y lo salude de pico en la boca como siempre y le pregunté qué porque no estaba viendo tele en mi cuarto, sentí que me miró como con pena y solo me dijo: es que no quería despertarte, le dije: tan bobito tu sabes que no pasa nada bebé, y le pregunté que si tenía hambre y que si quería algo, él me dijo que todavía no, pero que tenía sed, le dije que me duchaba primero y que después prepara juguito para los dos, me dijo que bueno, me fui para mi cuarto y pensé que muy probablemente estaba así por lo que había pasado horas antes, pues era la primera vez que yo le correspondía a su calentura, entonces pensé que lo mejor era hacerme la boba como si no me acordara y seguir como siempre con él, al fin y al cabo había hecho eso por lo caliente que me había dejado mi papi.

Cogí mi celu para llamar a mi papi pero vi que tenía unos mensajes de whatsapp, lo abrí y me habían escrito: mi amiga Daniela, mi papi y mi prima, en ese orden; abrí primero el de mi papi, era de las 8:30 y solo me decía que como habíamos amanecido y que qué estábamos haciendo, no le conteste porque le iba a marcar, leí el de mi amiga, me decía: cómo vas muñeca, márcame y hablamos a ver si nos vemos hoy, le contesté que estaba un poco ocupada que por la tarde le marcaba, el de mi prima no lo abrílo que alcanzaba a ver decía que tenía más de 10 mensajes sin leer, como ella andaba de despecho me imaginé que sería para quejarse; dejé el teléfono a un lado y empecé a alistar la ropa que usaría ese día, para tratar de no incomodar a mi hermano alisté ropa anti-sexy: Pantalón de sudadera ancho y de tela gruesa, y una camiseta ancha, cuando uso ese tipo de ropa la verdad no me preocupo por usar ropa interior; y por estar pendiente de esas cosas y pensando en lo de mi hermanito se me olvidó devolverle la llamada a mi papi, me entré a bañar, al salir de la ducha ya eran más de las 10, me puse mi ropa y preparé de una vez nuestro desayuno, llamé a desayunar a Sebas pero como siempre que estamos solos aprovecha para hacer lo que la mamá no lo deja y me dijo que se lo llevara al cuarto de mi papi, se lo llevé, y desayunamos los dos ahí, él seguía muy callado, lo único que me dijo es que porque me había puesto esa pinta, me dio risa y le dije que por comodidad, y me hizo una cara como: de allá tú, me dijo que la mamá lo había llamado, que habían llegado bien y que tan pronto pudiera le marcara a mi papi, tenía mi celu en la cocina, cuando iba por él volvió a timbrar y pensé: mi papi! Y cuando lo agarre para contestar vi que decía Guillermo, se acuerdan? era el que conocí el día anterior mientras esperaba a mi papi en la 72, la verdad me dio pereza contestarle, como no le contesté me envió un mensaje de voz, que decía más o menos que la había tocado ir a trabajar, que había estado pensando y que quería verme, que él pasaba a recogerme donde le dijera, no le respondí nada.

Entonces le marqué a mi papi, al principio estaba hablándome normal como siempre, preguntándome cosas en general, de pronto me dijo: espera un momento, se demoró siempre por ahí 20 segundos, cuando me habló me pregunto que si Sebas estaba cerca, le dije que no, me dijo que estaba en otro lado solo también, y comenzó a decirme que me estaba pensando mucho, que no dejaba de pensar en lo que había pasado la noche anterior y en la madrugada, que quería volver rápido para que nos viéramos nuevamente, yo le respondí que también lo extrañaba, que lo pensaba mucho y que quería repetir esos besos y caricias que él me daba, nos enviábamos besos como los amantes que somos y nos decíamos cositas cariñosas, mientras hablaba con él yo estaba de pie mirando por la ventana de la sala que da hacia la calle, no sé cuánto tiempo llevaba mi hermano ahí, pero me dio tremendo susto cuando me preguntó: con quien hablas, lo miré y sentí como que me iba a caer, le respondí: pues con un amigo y empezó a burlarse y hacer gestos de besitos y cosas así, mi papi me preguntó: sebas te escuchó? Yo para seguir la mentira le dije: si, pero es mi hermanito, no pasa nada, el entendió y me dijo que después hablábamos mejor, que le iba a marcar por ahí en 10 minutos a él para disimular, nos despedimos y colgamos; Sebas me dijo que pensó que estaba hablando con mi papi, le dije que primero sí, pero que después me llamó un amigo, al parecer me creyó.

Entonces me dijo que si lo dejaba jugar play, le dije que sí que lo sacará y lo conectará, pensé que iba a jugar en mi cuarto como siempre, pero se fue al cuarto de mi papi, le pregunte que si se lo ayudaba a conectar me dijo que si, mientras hacíamos eso le pregunte que si estaba bravo conmigo, me dijo que no, que porque pensaba eso, le dije que desde que me había levantado lo notaba raro conmigo, que qué le pasaba entonces, me dijo: no nada, solo quiero jugar, le dije listo, voy a estar en mi cuarto, si quieres algo me dices, me respondió bueno, y me pregunto que si iba a salir más tarde, mi idea era compartir con él esos días, como estaba así y solo para ver como reaccionaba, le dije que de pronto si; entonces me dijo: si te vas me avisas para irme donde mi abuela porque me imagino que no llegas hoy, pero me lo dijo en un tono como si fuera mi papá o mi novio, eso me dio risa, lo miré y le dije en tono de broma: cómo es que me está hablando el señor?? El solo me dijo en tono serio: pues normal.

Me fui a mi cuarto y pensaba en lo que le pasaba a él, y que qué estaría pensando de lo que pasó en la madrugada, porque era obvio que su forma de actuar era por eso; ya como a las 2, me llamó Daniela estuvimos hablando un rato, me dijo que nos viéramos, le dije que si quería pasara al apartamento porque estaba con mi hermanito y no quería dejarlo solito, entonces ella me dijo que no que fresca que nos veíamos en esa semana entonces.

Me quedé dormida oyendo música, tal vez como a las 3:30 llegó Sebas a mi cuarto y me despertó, me dijo que qué íbamos a almorzar, le dije que lo que él quisiera, que cogiera mi celu y pidiera el domicilio y que cuando llegara bajara a recogerlo y pagara, después que pidió me dijo que si quería tomar algo, la verdad no tenía sed ni nada y le dije que no que gracias, y me preguntó: que te pasa, estas brava? La verdad no me pasaba nada, pero aproveché que él me dijo eso y le respondí: pues como tú estás raro conmigo no sé qué decirte ni como hablarte. Me miró y se me hizo al lado y me dijo: ya no y me abrazó, entonces le dije: ah pero si estabas bravo entonces, y me dijo que bravo no, le dije: entonces que te pasaba, y solo me dio: tú sabes; yo sabía que era por lo de la madrugada, pero me hice la tonta y le dije no sé, dime que te pasa, él me dijo: no te acuerdas o te estás haciendo la boba, eso me dio risa, le dije no sé, dime; se puso como de mal genio y me dijo, no pasa nada y se paró para irse, yo lo agarre de la mano y le dije: no te vayas y dime, tal vez así me acuerde, se quedó callado de pie un momento lo mire y le dije nuevamente: dime y le sonreí, y entonces al fin me dijo: es que cuando me asustó mi papá y te quedaste conmigo la estábamos pasando rico, no te acuerdas?, le respondí: si me acuerdo, y por eso estabas así? Y me dijo es que creí que estarías brava por eso y porque te vi, yo le dije me viste cómo? Y me dijo tu sabes, pues tocándote, le dije no pasa nada con que me hayas visto y no te hagas el bobo que más de una vez he visto cómo te pones cuando nos arrunchamos o jugamos, le dio risa y me dijo: yo pensaba que no te dabas cuenta, y le dije mirándole el pene: cómo no voysentir todo eso, me dijo tan boba y nos pusimos a reír.

Entonces lo halé de la mano hacia mí y le dije arrúnchame mientras llega el almuerzo, quedamos de frente, él aún estaba en piyama, me dijo: así no, mejor en cucharita, entonces me di la vuelta y se me pegó bien, sentía que se movía como raro y le dije que pasa porque te mueves así, y me dijo: es que con ese pantalón tan grueso y ancho no te siento bien, me dio risa y le dije: como así, no; solo nos vamos a arrunchar y nada más, me dijo: así como esta mañana mejor, le dije: esta mañana fue otra cosa y ya; me dijo entonces quítate ese pantalón y quédate en tangas, así como otros días, me dio risa y le dije: pues no se puede porque no me puse hoy, me dijo no te creo; le dije pues no me creas, se notaba que quería volver a estar como en la madrugada, entonces se despegó de mí y se acostó boca arriba, yo me di vuelta le eché una pierna por encima y mi rodilla quedó justo en su bultico, lo abracé, y empecé a hablarle como consentida: estas bravito de nuevo, no seas así; y le di un pico en la boca, me recosté en su pecho y me quede callada, él me dijo: no te creo, yo le dije que no me crees, y me respondió: que no te pusiste calzones hoy, y le dije; a ver, como porque no me crees, me dio pues porque siempre usas, me dio risa y le dije: primero como sabes que siempre uso y segundo hoy no me puse tangas, me miro se rio y solo dijo, igual no te creo, lo que pasa es que no quieres estar de nuevo así conmigo, le dije: de verdad no tengo y cogí su mano y se la metí dentro de mi sudadera, le dije toca y veras que no tengo nada debajo, el aprovechó y me toco el culo completico, con mi rodilla sentí como se le paraba; entonces le dije: ves que no me puse tanga, me dijo si, y sacó la mano; y me dijo esta mañana tampoco tenías y me dejaste por delante y por detrás, le dije: esta mañana fue otra cosa distinta, y la bata se subió solita.

Nos quedamos callados unos minutos, se dio la vuelta y quedamos de frente nuevamente, ahí me dijo: me gusta verte en calzones y cuando me dejas ver tu pecho; haciéndome la boba le dije, igual no pasa nada que me veas así, somos hermanos, él me dijo: si, pero me gusta verte así, no me importa si somos hermanos, me dio risa y le dije: como así? Que quieres decir? él me respondió: es que desde que un amigo me dijo que estabas buena y rica, también te veo así, en medio de mi sorpresa me gustó que me dijera eso, y le dije y que más te gusta entonces?, me respondió: cuando te pones ropa sexy sobretodo minifaldas chiquitas; le dije: a si? Y como porque te gusta que use minis?, el me dijo: te digo pero no te pones brava ni le dices a mis papás, yo le dije: dime, sabes que no voy a decir nada ni me voy a poner brava, y entonces su respuesta me dejo más sorprendida aun: es que con mini se te ve todo cuando te sientas o te acuestas, y aprovecho para tomarte fotos a escondidas, yo quedé sin palabras, y aunque me he dado cuenta quea veces eso lo hacen en la calle algunos hombres, no pensé que mi hermanito lo hiciera conmigo, me dio risa y después de unos segundos le dije; y que haces con esas fotos, él me dijo: las veo en mi cuarto y algunas se las muestro a mis amigos, le dije: entonces todos tus amigos conocen mis tangas! Le dio risa y me dijo, que solo se las mostraba a los dos mejores amigos, le dije ah sí? Qué pena con ellos! Se rio y me dijo: No que va, antes me dicen que les muestre más y que estas muy rica; me dio risa y le dije: No, pues diles que gracias, y le pregunte: y no haces nada más con mis fotos?, le dio risa y haciéndose el tonto me dijo: que más voy a hacer?, le dije: tú sabes por ejemplo tocarte, masturbarte; le dio risa, se puso rojito y se quedó callado, para no incomodarlo más, le cambié de tema y le pregunté qué era lo que había pedido para almorzar, me dijo que pizza, y que ya estaba por llegar; se levantó y cuando se puso de pie se le veía la erección, no sé si era la piyama o que pero se veía de buen tamaño; se fue al cuarto de él para ponerse un pantalón (odia salir en piyama a cualquier lado); en ese momento llamaron que de portería para decir que el domicilio estaba ahí, el bajó por ella y mientras tanto yo me quedé pensando en lo que él me había dicho, y la verdad no sé, pero me gustaba lo que oí.

Publicación anterior Siguiente Mensaje