Restaurando un cuadro

Restaurando un cuadro
Escrito originalmente por phantom44 en Guiacereza.com

De nuevo agradezco a mi amigo madrileño que me confió esta vivencia tan excitante.

Ese sábado Juan recibió una llamada en su casa…al otro lado de la línea una voz varonil preguntaba por sus servicios como restaurador de cuadros… el cliente necesitaba una trabajo profesional para restaurar un cuadro de su esposa fallecida y como sabía de sus habilidades necesitaba hablar con él urgentemente.

Juan estaba ese día supremamente excitado…la razón…?... su esposa que hacía tiempo no tenía relaciones sexuales esta mañana lo había sorprendido gratamente con una serie de caricias que lo iban enloqueciendo…primero fue unos besos en la nuca que lo despertaron inmediatamente…luego su lengua inquieta deslizándose por toda su espalda hasta llegar muy cerca de su culo…esto lo hizo reaccionar y sin querer su pene adormecido empezó a pararse bajo su pantalón de pijama…él estaba acostado de lado y su esposa se deleitaba haciendo caricias bucales que lo excitaban por la parte de atrás…se volteó y su esposa se abalanzó a besarlo…su lengua empezó a meterse en su boca mientras sus manos se deslizaban por su pecho descubierto…luego bajó por el cuello y por último se centró en sus tetillas… sus pequeños pezones empezaron a erguirse y endurecerse mientras su verga se paraba airosa y desafiante…su esposa empezó a chupar esas tetillas con un frenesí inusitado…tal era la pasión de esa caricia que Juan creía que mentalmente su esposa estaba pensando en otra hembra y fantaseaba tal vez succionando las tetas apasionadas de una amante…la llamada telefónica rompió ese momento mágico…fue cuando esa voz varonil lo aterrizó a su vida profesional…

Juan salió de inmediato a cumplir esa cita profesional , sentado al volante se acercabaa su sitio de destino…apenas distinguió la casa que le habían descrito aparcó y se dirigió a la puerta…un hombre cuarentón le abrió…vestía deportivamente…pantalón corto y una camiseta ajustada al cuerpo…lo hizo seguir y lo invitó a tomar asiento en la sala…Juan examinó la casa … la sencillez , la austeridad y el buen gusto daban a la sala un ambiente agradable…el hombre se presentó como Daniel y en breves palabras le dijo lo que quería… tenía un retrato de su esposa y deseaba restaurarlo pues era el único cuadro que le quedaba de su amada…

Daniel le ofreció algo de tomar y Juan aceptó una cerveza…mientras Daniel subió a traer el cuadro el quedó degustando la cerveza…pensaba en su esposa y sin querer los recuerdo de esas caricias de su mujer unidas al alcohol de la bebida lo fueron excitando…sus tetillas ahora erectas y duras se notaban en su camisilla…y su pene se empezaba a parar…

Cuando Daniel bajó conel cuadro y unos vestidos Juan no pudo disimular su grado de excitación…Daniel destapó otra cerveza y sirvió otra para él … puso frente a Juan el retrato de su esposa…su cara era preciosa y su cuerpo escultural… el problema era la parte inferiordel cuadro que se había deteriorado…los dos hombres mientras analizaban el trabajo a realizar se tomaron sus bebidas…

Daniel le propuso a Juan que él que tenía una contextura similar a su mujer se pusiera el vestido con el que quería hacer la restauración para tomarle una foto …era un vestido de una sola pieza blanco y transparente que llevaba unas enaguas y una blusa interior y de esta manera él tomaba la fotografía para el trabajo de restauración…aunque Juan no le gustabala idea Daniel insistió ysirvióotras cervezas …Daniel al fin convence a Juan yel hombre empieza a desvestirse …al quitarse su camisa Daniel advierte las tetillas grandes, paradas y duras del restaurador , su mirada se centra en esas salientes lujuriosas de Juan…al quitarse el pantalón su bóxer casi no alcanza a tapar todo ese voluminoso “ atado “ de Juan, sus testículos grandes y su pene largo eran muynotorios a través del bóxer…Juan se pone la blusa y luego el vestido blanco…su cuerpo a trasluz se ve como el de una mujer atractiva…Daniel empieza a imaginar a su esposa y empieza a excitarse…cuando Juan va a colocarse la enagua Danielle pide que no lo haga…de esa manera el cuerpo de Juan se trasluce en todo su esplendor…Daniel saca una cámara para tomarle unas fotos…

El ambiente en ese cuarto iba subiendo de temperatura…Daniel fue a servir más trago mientrasJuan se quita el vestido y quedaba solo en bóxer, sentado en el sofá se veía como una prostituta esperando un macho…Daniel llega con dos vasos de whisky pues la cerveza se había agotado…los dos hombres ya tocados por el contenido de alcohol de sus bebidas empiezan una charla amena , tocan temas varios pero caen enel tema sexual , sin embargo el cambio de trago empezó a caldear el ambiente…la mezcla de cerveza y whisky empezó a desinhibir a los dos hombres, la temperatura de sus cuerpos fue cambiando, se sentía un calor interno que abrasaba el cuerpo…Daniel se quitó la camisa dejando al descubierto un torso musculoso, sus brazos fuertes y sus pectorales le daban un apariencia atlética…Juan acuciado por el calor y despojado de su camisa muestra su pecho velludo y musculoso que sin duda le daba un aspecto viril seguramente muy llamativo para el sexo opuesto …el alcohol continuaba rompiendo ese delgado límite entre el consciente y el inconsciente…Daniel entró en un estado casi de ensoñación, un recuerdo de infancia llegó a su memoria… era muy chico cuando presenció una felación entre dos hombres, estaba subido en un árbol con un primo cuando dos hombres llegaron y aprovechando la soledad se entregaron a una sesión de sexo oral…su envidiable posición les dejó ver con lujo de detalles todos los instantes de esa lujuriosa relación…terminado el espectáculo él y su primo estaba tan excitados que decidieron masturbarse y sus eyaculaciones copiosas fueron el telón que culminó ese acto de pasión. Juan sin querer también entró a escarbar sus recuerdos…se acordó de su juventud cuando sin querer queriendo descubrió una relación incestuosa entre un padrastro y su hijo…era una relación consentida, el viejo había sido un mujeriego de toda la vida, pero la presencia de su jovenhijastro había despertado en él un terrible deseo de tener relaciones con un hombre…hasta que lo consiguió y ese joven diariamente complacía al viejo penetrándolo a cambio de su hospitalidad en la casa.

Daniel sirvió otros dos tragos de licor…miró a Juan de frente…sus recuerdos lo habían hecho cerrar un poco sus ojos, pero los pensamientos que pasaban porsu cabeza en ese momento sin quererlo le habían provocado una ligera erección que no podía disimular…sin saber por qué Daniel se sintió también excitado ysu verga empezó a enderezarse…cuando llegó donde Juan a pasarle el trago su pene erecto también se notaba debajo de su ropa. Juan se sentó y sin pensarlo dos veces se quitó elbóxer dejando al descubierto su pene erecto…Daniel también lo imitó pues sentía su pene aprisionado…los dos hombres ahora desnudos completamente mirándose frente a frente sin hablarsiguieron degustando el trago…pero también el licor continuó sirviendo como un catalizador erótico que aumentaba la libido de los dos hombres , sus mentes estaban en el pasado recreándose con recuerdos eróticos, pero sus vergas ansiosas estaban allí físicamente cada vez más paradas…los sorbos de licor se degustaban despacio…sus miradas estaban concentradas en las entrepiernas…cada uno veía como las vergas se paraban más y más…pero allí no había diálogo, ni palabras, ni acoso de ninguna índole…era una contemplación en silencio…el trago se acabó y Daniel fue a servir más, al caminar su verga erecta se mostraba como un estandarte blandido ,Juan miraba ese pene erguido…recibió el trago y se quitó su bóxer…la verga se enderezó libre de la opresión de la pequeña prenda…era una verga larga de buen diámetro…Daniel lamiró extasiado…haciendo lo mismo se despojó de su bóxer y su pene erecto también emergió …era un miembro más corto pero de un mayor diámetro…ninguno pronunció palabra alguna…eran dos machos admirando sus encantos viriles…eran dos seres atraídos por un instinto raro…nuncales habían gustado los hombres… no sentían cariño entre sí…dos hombres que hasta hoy se conocían…sin embargo su inconscientedejaba al descubierto un deseo de tener sexo entre ellos…así sencillamente…cada uno deseaba en lo profundo de su ser penetrar otro hombre y ser penetrado…no tenían niidea de que sensaciones sentirían pero las deseaban intensamente…el licor había despertado en ellos un lado obscuro que no conocían …

Los dos hombres continuaban mirándose…sus deseos mutuospuestos al descubierto en vez de hacerles sentir vergüenza por esas debilidades expuestas los llenaban de más expectativas…que se sentiría al ser penetrado por otro macho … ? … qué se podría sentir al penetrar otro hombre y sentir aprisionado el glande por la presión de un esfínter anal bien cerradito…? …el trago iba acabándose y los deseosiban en aumento…y llegó el punto de quiebre cuando Daniel trajo en otro trago…Juan se paró frente a Daniel que no aguantó más y lo besó en la boca… luego lo tomó de los hombros y lo hizo arrodillar … después le acercó la cabezota cilíndrica de esa verga a su boca… Daniel cogió el rollizo pene de Juan con las dos manos y lo engulló con placer…la gruesa cabeza era difícil de manejar en su boca pero el deseo lo llevó a volverse un experto en felación …Juan sentía temblar sus piernas cada vez que Daniel succionaba con placer su pene…estaba al borde del orgasmo cuando decidió devolver favores, cogió la verga de Daniel y como si fuera un experto empezó a mamar su pene erecto…la boca de Daniel hizo sentir a Juan cerca del cielo…ambos tenían un orgasmo a flor de piel…pero deseaban más , Daniel soltó el erecto miembro y arrodillándose en el sofá de la sala elevó sus cadera y puso su culo a disposición de Juan, el hombre no lo pensó dos veces…ensalivó el pequeño orificio y empezó a meter su lengua…la reforzó muy pronto con su dedo índice que empezó a dilatar el pequeño orificio…fue cuestión de tiempo…pronto el dedo penetró y se desplazó por el recto del anfitrión…era una sensación deliciosa…un pequeño ardor acompañado de un placer masoquista…el dedo fue dilatando el hasta hace poco apretado orificio…otro dedo acompañó el índice y cuando Daniel sacó sus dedos miro ese culo dilatado…era un orificio que pedía verga…el pene de Daniel se metió hasta el fondo… cuando Juan sintió en sus nalgas el golpeteo delos testículos de Danielsupo que estaba completamente clavado…luego el bamboleo de Daniel sobre su cuerpo…eran metidas y sacadas de ese largo pene que arrancaba bramidos de pasión…y llegó el bombazo de semen en el culo de Juan …era un candente líquido espeso…Juan sintió algo indescriptible…Daniel descansó y se colocó en una posición lo más cómodapara queahora Juan lo clavara…ahora el restauradorsubido en el culo de Daniel metía y sacaba su verga erecta yahora el serioanfitrión era el que degustaba la penetración anal…el grueso miembro viril de Juan hizo vibrar las entrañas de Daniel…el restaurador en una cabalgata de lujuria metía y sacabasu verga como un poseso…Daniel recibía las embestidas de Juan con sumo placer…cada vez con más impulso la rolliza verga de Juan hacía temblar de emoción el curtido cuerpo de Daniel…también la copiosa eyaculación de Juan inundo el culo y las entrañas de Daniel …era como un enema de lava ardiente que se metía en las entrañas rectales…su culo le ardía pero el placer era tan intenso que mitigaba cualquier dolor.

Cuando ambos hombres habían eyaculado y sentido las delicias del sexo Daniel sirvió otro trago para mitigar la sed…ambos lo tomaron de un solo golpe…fueron al bañoa ducharse …se asearon al máximo…volvieron a la cama y decidieron finalizar su faena con un 69 de locura…allí cada quien cogió la verga de su compañero y trenzándose en un nudo empezaron una felación reciproca buscando como única recompensa la obtención de una eyaculada copiosa para degustarla en su boca como un néctar delicioso…pronto lo consiguieron…el semen de los dos hombres lo degustaron lentamente …exprimieron sus vergas hasta extraer las últimas gotas de ese precioso líquido. El esfuerzo en esa relación, el efecto del licor degustado y la satisfacción de obtener un placer deseado hizo que Daniel y Juan se quedaran profundos.

Al otro día madrugaron para reiniciar sus actividades normales…no hubo abrazos , ni caricias, lo de la noche anterior quedó en el pasado, sólo querían sexo y lo obtuvieron al máximo, cero compliques, cero romanticismos y mucho menosun compromiso entre los dos…sin quererlo ambos habían conocido el bud sex…era la primera vez pero no la última…otra experiencia deliciosa para repetir más adelante.

Publicación anterior Siguiente Mensaje