Recuerdos y fantasías

Recuerdos y fantasías
Escrito originalmente por phantom44 en Guiacereza.com

Diana se despertó sobresaltada, prendió la lámpara de su mesa de noche y miró el reloj…eran las 3.15 AM …otra vez se repetía la historia… decía la gente que esa era la hora de los espantos…sintió angustia y para calmarse un poco rezó un credo…ya más tranquila empezó a recordar cosas de su vida…hacía pocos años se había graduado de enfermera siguiendo una vocación muy personal…servir a los demás…había ingresado casi de inmediato a un reconocido hospital en su ciudad natal…su primer oficio fue ser enfermera en la sala de emergencias…casi siempreera el destino obligado de las primíparas para calibrar sus habilidades y sus conocimientos, el ajetreo era intenso y por ser un hospital regional siempre habían numerosos pacientes que se duplicaban y hastase triplicaban los fines de semana…sus compañeras de trabajo la recibieron con mucha prevención y le colocaron los oficios más complicados y desagradables…Diana aguantó ese bautismo de fuego y pronto se hizo muy ducha en el oficio…no todo fue malo para la enfermera recién ingresada pues llegó al hospital un enfermero joven y buen mozo…los encantos corporales de Diana fueron inmediatamente objeto de su atención…un busto prominente, una cara bonita y unas piernas rollizas que terminaban en un culo paradito y firme…Diego que así se llamaba el enfermero no disimulaba las ganas que le tenía…sus miradas la dejaban desnuda y para colmo de malessu uniforme blanco de una tela muy delgada delineaba sus curvas en forma provocadora…fueron varios días en ese tira y encoge hasta que un día solamente estaban los dos en el turno de la noche y hubo necesidad de bajar rápidamente a un paciente a cirugía…corrieron a los ascensores…de los tres sólo dos servían y en ese momento el más lento era el que estaba disponible…entraron conprisa y pulsaron el piso de cirugía…Diego se arrimó y aprovechando que el paciente estaba sedado se abalanzó hacia Diana y en un santiamén le zafó su blusa y con brusquedad le tironeó el brasier dejando las dos hermosas tetas a su disposición, como un bebé chupaba y succionaba sus senos mientras sus manos le agarraban el culo con fuerza apretando sus nalgas con mucha ansiedad…Diana al principio trató de reaccionar pero esa boca la hacía sentir en el aire… cada chupón le hacía sentir un escalofrío en su cuerpo , su entrepierna empezó a humedecerse y su excitación fue subiendo como la espuma….un tintineo agudo los sacó de ese paroxismo… habían llegado al piso de cirugía … Diana se arregló aprisa la blusa y los dos salieron can la camilla…iban muy rápido pero no se sabíasi era por la emergencia oera para desocuparse rápido y terminar lo que ya habían empezado…dejaron el enfermo y regresaron al ascensor… desde que entraron empezaron a acariciarse … se besaban con frenesí y sus manos empezaron a recorrer sus cuerpos…Diego le tomó la mano a Diana y la hizo coger su verga que estaba erecta y rígida…la joven apretó el descomunal miembro y sintió que un escalofrío le subía por todo sus cuerpo…Diego abrió la cremallera y sacó la enorme herramienta , con sus manos forzó a Diana a arrodillarse y la hizo meter su glande en esa boca …Diana empezó a engullir ese trozo de carne…estaban realmente en un universo de lujuria frenético …otra vez el tintineo del ascensor los dejó paralizados…salieron y se fueron auna pieza que siempre dejaban disponible para descansos cortos y que esa noche estaba desocupada…Diego empujó a Diana a la cama y se abalanzó hacia ella…rápidamente la desnudó y empezó a besarla con furia en la boca…bajó a sus senos y empezó a degustar esos pezones erectos mezclando succiones y pequeños mordiscos que enloquecían a Diana…la boca ansiosa de Diego buscó la vagina de Diana y se sumergió en ella, chupaba, lamía, metía su lengua y se deleitaba tomando los efluvios vaginales…Diana apartó a Diego y se metió el descomunal pene para chuparlos con mucha intensidad…Diego empezó a sentir que esa boca lo llevaba al clímax…no pudo aguantar más y acostando de nuevo a Diana empezó a penetrarla con ímpetu , su verga se deslizaba despacio por ese conducto vaginal que parecía no tener fondo… cuando llegó a su punto más profundo Diana sintió una emoción intensa…Diego se sintió amo y poseedor de ese tesoro y empezó una cabalgata impresionante, fue algo intenso y rápido, unido a la excitación se vivía el nerviosismo de ser descubiertos y esa adrenalina era un factor adicional en ese momento tan especial…Diego empezó a sentir que su eyaculación venía en camino y aceleró sus movimientos…Diana también sentía una infinidad de sensaciones que noatinaba a explicarse…luego un orgasmo compartido…el bombazo de semen inundó esa vagina hambrienta y excitó más a Diana que empezó a temblar y a contorsionarse…un estallido de colores pasó por su cabeza y sintió que subía hasta el cielo…luego una paz inmensa …habían logrado el clímax de la lujuria…se vistieron rápido y salieron del cuarto.

Diana se salió a vivir con Diego y esa unión de hecho llevó a la pareja a disfrutar todas las delicias de una plenitud sexual…probaron todas las parafilias existentes…quizás la más impactante para Diana fue un trío con una compañera de Diana … no por las cosas que hicieron sino por un sentimiento de atracción intenso de Diana por esa compañera…fue la oportunidad de hacer un comparativo entre la calidad de las caricias entre Diego y su compañera…las de Diego eran agresivas, impulsivas, caricias rayanas en la agresividad y sobre todo un egoísmo en que él buscaba su placer personal sin importar mucho el placer de su compañera…en cambio su amiga sin ser intensa la hacía perder la cabeza, sus caricias suaves se prolongaban en el tiempo … su lentitud exasperaba …sus manos se desplazaban sin ninguna presión , solo un roce erótico que enervaba todo su ser…su lengua sin tener la firmeza de un miembro viril la hacía subir a la cima del placer…el roce fijo y firme de la verga de Diego no se podía comparar por los movimientos envolventes de esa lengua que se deslizaba por sus labios vaginales y culminaban en su clítoris que era acariciado por esa lengua lasciva y lujuriosa…los orgasmos con Diego eran intensos pero cortos…los de su compañera era lentos pero muy intensos y las caricias después del orgasmo la llevaba de nuevo a otro orgasmo más intenso…

Un sábado en la noche aprovechando que Diego no estaba Diana y su amiga salieron a tomarse unos tragos… fueron pocos pero fue el abrebocas para sentir la necesidad de desfogarse sexualmente…a la tercera copa la mano de Diana buscaba desesperadamente por debajo de la mesa acariciar esa vagina que sabía ya estaba anegada de efluvios eróticos… su complaciente amiga estaba en la misma tónica … deseaba sentir esos dedos juguetones en su vulva…quería compartir muchas cosas con Diana y era tan intensos eso deseos que la cuarta copa nunca llegó, pagaron apresuradamente el servicio y se fueron al apartamento de Diana… en el camino cada una de ellas llevaba una lista de deseos mentales que querían satisfacer…tenían toda lanoche y no había prisas ni afanes…apenas abrieron la puerta del sencillo apartamento las dos mujeres se abrazaron y empezaron a desfogar sus ímpetus sexuales…las prendas fueron cayendo y la excitación fue aumentando … se besaban despacio…sus lenguas penetraban sus bocas en forma suave pero con movimientos envolventes que hacían palpitar al máximo sus corazones…sus manos se desplazaban por todos los lugares erógenos en forma lenta , casi calculada pero evitando llegar a ese punto donde convergían todos sus deseos …esas vaginas hambrientas estaba deseando al máximo que las caricias llegaran a ellas pero las dos hembras prolongaban ese destino final…cuando no pudieron más aguantar las ganas intensas Diana empujó suavemente a su compañera al mullido sofá y se lanzó sobre ella besando , succionando sus senos mientras sus manso acariciaban el trasero de la amiga que lentamente empezaba a corresponder esas caricias enardecedoras…sus bocas anhelaban chupar esa vaginas dadivosas en fluidos afrodisiacos…sin saber cómo terminaron en un 69 que le dejaba la posibilidad de chuparse intensamente sus vaginas mientras sus manos acariciaban sus nalgas tratando de apartarlas para llegar a esos esfínteres ansiosos…lentamente empezaron a acariciar sus clítoris arropando con la lengua sus pequeños cuerpos carnosos y llevando la excitación al máximo…se chupaban dulcemente y de vez en cuando una rápida y violenta succión al clítoris erecto las hacia gritar de la emoción…fueron pocos minutos pero el orgasmo obtenido duro una eternidad…era casi como desmayarse lentamente perdiendo la noción del tiempo y la ubicación…

Descansaron unrato pero luego sus manos entrelazadas sintieron más ganas de sexo…sin palabras y casi en un lenguaje telepático empezaron a desear un sexo anal…fue algo correspondido sin musitar palabra alguna…partiendo del 69 que las llevó al intenso orgasmo empezaron con sus traviesas lenguas a dilatar esos preciosos esfínteres que al contacto con esas bocas ansiosas empezaron a dilatarse lo suficiente para entrar a jugar con los dedos una penetración mutua … no había necesidad de lubricante …la saliva mezclada con los efluvios vaginales permitieron horadar esas pequeñas puertecitas para dejarlas de par en par … los dedosempezaron a solazarse conmovimientos circularesdentro de esos culitos que empezaron a sentir caricias ignotas…los movimientos seguidos y acompasados estaban llevándolas a un orgasmo intenso…minuto a minuto las caricias fueron siendo más intensas y casi violentas arrancando de parte y parte gritos de lujuria y pasión…el orgasmo llegó simultáneo y esa hembras ardientes se enloquecieron…sus movimientos frenéticos hacían trepidar el sofá que por poco se desbarata con el vaivén de las apasionadas amantes…luego un relax de ensueño…un momento sublime que fue aprovechado por su compañera para tomar un sueño reparador…

Esos recuerdos eróticos y emotivos la fueron llenando de un deseo indescriptible de sexo…pero estaba sola…sola con sus recuerdos…bajó las manos a su sexo y sintió que sus labios vaginales estaban henchidos de pasión…deslizó sus dedos en esa gruta vaginal humedecida por todos sus efluvios… empezó a acariciarse primero lentamente…pero después lo hizo rápidamente hurgando de una manera desesperada todos los contornos internos de su hambrienta vulva tratando de encontrar áreas erógenas que calmaran esa sed de nuevas emociones…su agitación crecía como la espuma…se sacó los dedos de su acalorada vagina y degustó con fruición ese líquido viscoso y ligeramente salino y le supo a gloria…su excitación era demoníaca y todos sus terminales nerviosos estaban al tope de la excitación…de pronto se acordó de su culito…se acomodó de medio lado y con el índice de su mano izquierda empezó a buscar el apretado esfínter que lubricado con sus efluvios no ofrecía ninguna resistencia… metió su dedo por ese recto apretadito en forma despaciosa y cuando llegó al tope máximo de penetración empezó a girarlo muy suavemente para empezar a excitar al máximo su recto ansioso de estímulos táctiles…cuando estaba con ese dedo en lo más profundo de su recto empezó a masturbarse con su mano derecha acariciando suavemente su clítoris erecto y luego sus paredes vaginales…las caricias vaginales y rectales empezaron a enardecerla y un cúmulo de emociones profundas llenaron la zona perineal que fueron inevitablemente llevándola a un orgasmo explosivo… fue una descarga emocional intensa…sus dedos a veces no podían coordinar sus penetraciones pero de todas maneras el impacto emocional de ese orgasmo la llevo a la cúspide del placer…

Después de ese impactante orgasmo llegó el relax … su cuerpo sefue sumiendo en un sopor saturado de una paz y un descanso indescriptible… la satisfacción delsexo le fue ganando esa batalla a los miedos y a las supersticiones … Diana se quedó profundamente dormida sin importar que la supuesta hora de los espantos no hubiera pasado…

Publicación anterior Siguiente Mensaje