Prohibido fumar

Prohibido fumar
Escrito originalmente por phantom44 en Guiacereza.com

Laura se acababa de levantar, estaba en su bata de dormir trasparente, no tenía sino unas pequeñas tangas puestas y sus senos al aire se levantaban desafiantes, sus preciosas tetas eran de tamaño regular pero bien redondos, sus pezones rojos y grandes también permanecían erectos y sólo eran acariciados por la tela de su bata de dormir, había acabado de llegar de la capital y estaba de visita en la casa de su tía Dora, ella era una profesora que tenía fama de ser muy conservadora y moralista, pero claro eso venía de familia, don Juan el papá de Laura era del mismo estilo y le tenía prohibido tomar bebidas alcohólicas y mucho menos fumar, eran dos cosas que en esa familia eran prohibidas y ameritaban un castigo ejemplar…pero Laura ya había ingresado a la universidad y allí sus compañeros de estudio le habían enseñado a tomar y a fumar…pero eso en la casa no lo sabían…Laura se acomodó en un sofá y estiró sus piernas y le dio jaqueca de fumarse un cigarrillo, su tía no estaba y sabía que salía del colegio a mediodía… miró el reloj y tenía dos horas para esperar que llegara su tía Dora…estaba muy relajada haciendo volutas de humo con su cigarrillo cuando la puerta del apartamento se abrió, era su tía que había llegado y no le había dado tiempo de esconder el maldito cigarrillo…venía con una blusa blanca y una falda negra, su pelo recogido con una moña y sus gruesas gafasle daban el aspecto inconfundible de una maestra de esas bien montadoras … su mirada fue implacable y no se necesitaron palabras para entender que estaba supremamente molesta…Laura se paró del sofá y le negó que estaba fumando pero la vieja no comió cuento y la cogió de los brazos y la cercó a ella…le pidió que abriera la boca y pudo percibir el aroma inconfundible de cigarrillo… doña Dora en tono enérgico le dijo que le iba a decir a su hermano para que la castigaran severamente…Laura que conocíaa su padre le pidió que no lo hiciera que ella podía invitarla a cine o a comer pero que no le dijera nada a don Juan…la tía Dora insistía en que le iba a decir a don Juan , Laura le preguntó que podía hacer para evitar ser delatada con su familia, al oír esto a doña Dora se le encendieron los ojos y una sonrisa lasciva afloró a sus labios…le pidió a su sobrina que se acercara y le murmuro al oído y con un tono muy zalamero e insinuante que no le diría nada a don Juan si ella permitía que le besara ese coñito y que también ella le besara su coño…Laura quedo infartada…no lo podía creer , era algo tan absurdo e increíble que no lo podía imaginar, quizás si se lo hubiera dicho una compañera de clase bien pervertida o una prostituta lo aceptaría , pero su tía Dora la que se ufanaba de una moral intachable era inaudito e incoherente oír esa proposición…ella se quedó como aturdida y la tía Dora ya le habló en un tono más enérgico mientras se acercaba a la asustada joven para besarla en la boca…Laura fue tomada por sorpresa y la lengua de su tía se metió en su boca para empezar a explorarla con muchas ganas de despertar en la chica un gesto de aceptación, Laura trató de apartar a su tía pero la profesora tenía mucha fuerza y la atrajo más hacia su cuerpo y su boca se pegó a esos labios que trataban de rechazar ese beso…Laura estaba impresionada , su tía estaba como endemoniada por el dios de la lujuria…de repente se alzó la blusa y sus dos grandes tetas cayeron pesadamente sobre su torso, la profesora tomó en sus manos los inmensos senos y se los arrimó a la boca de Laura, a gritos empezó a ordenarle que le chupara los pezones, Laura a regañadientes empezó a chupar esos erectos pitones que empezaron a pararse hasta adquirir un tamaño considerable, la sobrina empezó a notar que su tía empezaba a transformarse, ahora era una vieja sedienta de sexo, con sus manos temblorosas le abrió a la fuerza la bata y se pegó a chupar sus dos senos con una brutalidad que la lastimaba…Laura le quería dar un empujón para quitársela de encima pero la tía sabía lamer esas tetas y empezó a sentir una agradable excitación que subía de intensidad cada vez que la vieja chupaba sus pezones con fuerza… a la vez que le chupaba sus senos la vieja empezó a acariciarle las nalgas y buscando apretar ese trasero lo más que podía…no se aguantó más y colocando sus manos en los hombros de su sobrina bajó la bata de dormir para dejar a Laura solo con sus tangas delante de ella…la profesora se arrodilló y quedó petrificada admirando el delicioso Monte de Venus de su sobrina, era una vagina muy hermosaque resaltaba ampliamente en su abdomen plano, con las manos temblando de la emoción bajó los pantis de Laura y pegó su boca a esa vulva deliciosa, arrimó su lengua y al sentirla mojada se dio cuenta que su sobrina estaba disfrutando de esas caricias, se acercó más y con sus dedos abriendo la húmeda vagina empezó a meter su lengua en esa calurosa gruta, Laura de pie empezaba a sentir que sus piernas empezaban a flaquear y trató de llegar al sofá para sostenerse, doña Dora la haló con vehemencia y la mandó de espaldas al mullido sofá…Laura quedó allí desnuda deseando que su tía siguiera con ese castigo ejemplar.

Doña Dora se desnudó por completo, sus grandes tetas se bamboleaban al caminar, Laura no pudo evitar mirar el sexo de su tía, era una mata de pelo negro con una gruta de entrada bien marcada, su vulva era grande y sus labios vaginales eran carnosos y se abrían discretamente a lado y lado formando una encantadora entrada, arriba se distinguía un clítoris grande y erecto, parecía un pequeño pene desafiante, Laura por primera vez sintió deseos de besar esa vagina, de meter su lengua y recorrer esas paredes vaginales, doña Dora se acostó encima de ella, empezó a besarla ardientemente mientras con sus manos acariciaba su cara, sus besos eran casi que asfixiantes, chupaba con emoción como queriendo succionar todo el interior de Laura…las pesadas tetas se habían resbalado a lado y lado sentía la pesada masa de esos senos sobre su tronco… la vieja empezó a besarle el cuello y a bajar por su cuerpo, buscaba llegar a su sexo…ella esperaba impaciente porque quería sentir esa lengua penetrar su vagina ardiente, era un fuego uterino que la consumía, Laura no quería admitirlo pero estaba muy arrecha, su tía le había hecho despertar laspasiones mas abyectas, ahora quería disfrutar de un sexo sin límites, abrió sus piernas al máximo y allí llegó la lengua de su tía, fue el punto de quiebre emocional de Laura, ese contacto lingual en esa vagina ansiosa le despertó una locura frenética, nunca había imaginado que esa lengua pudiera despertar tan bajos instintos, ahora quería sentirse penetrada al máximo, la lengua salió y se coló un dedo largo y juguetón que empezó a tocar esas paredes vaginales, Laura sentíaemociones inéditas yabrió más sus piernas para dejar un campo suficiente para que entraran más dedos…doña Dora se levantó y se acomodó para posicionarse más cómodamente , un 69 quedó marcado para dejar que sus lenguas se saciaran de sexo…lentamente la excitación en ambas mujeres fue creciendo…sus lenguas entraban y salían llenas de efluvios vaginales que en sus bocas tomaban un sabor a néctar… internamente doña Dora creía que había sido muy benigna en su castigo, que debería haber pensado un castigo mas severo mientras que Laura pensaba que ese castigo estaba más delicioso que el pecado por el cual había sido penalizada…el delicioso 69 estaba llevando a las dos mujeres a la cima del placer …los movimientos se volvían más intensos y las lenguas penetraban más furiosamente buscando lamer todas las mieles que desprendían sus paredes vaginales…el orgasmo llegó y fue plenamente compartido ,las dos mujeres se elevaron en una ascensión de lujuria hacia la cúspide del placer, un orgasmo pleno lleno de sensaciones frenéticas que las hacían ver colores…luego tía y sobrina quedaron abrazadas formando un solo nudo.

Al otro día era viernes y doña Dora trabajaba hasta las cinco de la tarde, luego vendría el descanso del fin de semana que quería aprovechar al máximo con su sobrina , la tía intuía y estaba segura que su sobrina haría otra pilatuna para hacerse merecedora a otro castigo ,de pronto una idea lujuriosa pasó por su mente, se dirigió a una sexy shop a comprar unos juguetes, cuando salió la acompañaba una sonrisa libidinosa … muy cerca de allí en la soledad del apartamento Laura pensaba para su adentros acerca del regaño de su tía, había quedado tan complacida con el “supuesto castigo” que se propuso reincidir para ser nuevamente castigada, como era viernes en la tarde salió al supermercado y compró una nueva cajetilla de cigarrillos y una botella de ron Bacardi Limón , una bebida que le encantaba a Laura por su delicioso sabor y su alto contenido de alcohol, esperaría a su tía con esa doble sorpresa para que la regañara y de nuevo la castigara…

Laura se instaló en el sofá preferido, encendió un cigarrillo, sirvió un trago doble de ron , colocó música romántica estilizada y se puso a esperar a su tía…muy pronto apareció doña Dora, como de costumbre venía con un traje color oscuro, sus gruesas gafas y el pelo recogido con la moña acostumbrada, apenas traspasó la puerta su nariz percibió el inconfundible olor a cigarrillo, luego oyó una música suave que le daba un toque romántico al apartamento …sabía que Laura la estaba esperando y ella tendría que armarle una supuesta cantaleta para regañarla y penalizarla…así lo hizo, con una capacidad histriónica impresionante la tía se desbarató la moña y en actitud furiosa recriminó a su sobrina, ella le puso cuidado a la reprimenda pero después se paró del sofá mostrando una blusa casi desabotonada que dejaba ver sus senos turgentes y provocativos, una minifalda demasiado corta dejaba al descubierto el encanto de sus piernas torneadas…la tía tuvo que admitirlo su nieta estaba super provocativa…Laura se tomó un trago de ron muy frío que dejó perpleja a la “furiosa tía”, Laura tomó un sorbo grande en su boca y besando en la boca a su tía le traspasó parte del trago la doña Dora…la profesora detestaba el licor sin haberlo probado, sólo se basaba en las costumbres heredadas,cuando sintió el líquido en su boca trató de botarlo pero los labios de Laura le sellaban sus labios…tuvo que tomarlo y se sintió sorprendida con el delicioso sabor , era como una limonada fría con algo de picante, pero no podía admitirlo delante de su sobrina , sería claudicar ante el vicio y eso era pecado…Laura antes de ser sorprendida esta vez sorprendió a su tía, se arrimó a ella y cogiéndole su blusa se la subió en un solo movimiento dejando al descubierto esas grandes y jugosas tetas que ella ya había probado, se prendió a ellas para tocarlas y besarlas, la tía empezó a sentir que su raja se humedecía, alzó la cabeza de su sobrina y empezó a besarla apasionadamente…Laura empezó a desvestirla mientras la vieja empezaba a humedecerse intensamente…un calor uterino empezó a abrasarla…un fuego que sólo aliviaría la deliciosa lengua de su sobrina…la tíafue a parar al sofá preferido allí la profesora abrió sus piernas y Laura como una lapa se prendió a esa vagina ardiente…metió su lengua y empezó a deleitarse con las mieles de ese coño que parecía una fuente…la profe empezó a temblar de la emoción, sentía que su cuerpo se quemaba…Laura tomó un descanso, la avidez de sus caricias le habían dado mucha sed, tomó la botella de ron frío y sirvió dos copas , le pasó una a su tía y otra la tomó ella, doña Dora también estaba sedienta y se paso el trago sin pensarlo, sintió como ese delicioso licor la refrescaba de esa calentura intensa, Laura también se tomó el trago de un solo envión…el pequeño descanso sólo sirvió para avivar más la pasión y de nuevo cayeron en un 69que era esa posición perfecta que les permitía acariciarse al máximo…sus lenguas intensificaron su ritmo y las delicias de un orgasmo se hicieron presentes, ambas mujeres sintieron que subían a la cima del placer y se sumergían en un mar de emociones indescriptibles…luego el descanso pleno…pero la profesora le tenía una sorpresa a su sobrina, de su bolso fue sacando un consolador largo y de buen diámetro, acostó a su sobrina y abriéndola las piernas empezó a pasarle la cabeza de ese glande de silicona por su raja humedecida, luego con una calma casi que enfermiza empezó con la punta del consolador a estimular su clítoris que estaba erecto al límite…Laura empezó a estremecerse, la vieja zorra después de excitar al máximo su “gallito” empezó a pasar el dildo por su rajita , le metió la puntica y luego empezó a deslizarlo por esa abertura llena de efluvios , Laura empezó a mover sus caderas para facilitar la penetración de ese longilíneo artefacto hasta el fondo de su vagina…la tía cuando sintió que su herramienta de silicona había llegado al fondo empezó a meter y sacar en forma frenética hasta que empezó a tocar las fibras mas sensibles del fondo de su vagina…mientras la profesora metía y sacaba su pene de silicona se masturbaba intensamente, parecía una carrera contra el cronómetro sin necesitarlo…un orgasmo pleno las arropó a las dos…nuevamente un descanso necesario…después otro trago de ron Bacardí…Laura estaba demasiado excitada, feliz y dichosa…todo se lo debía a su regañona tía…tenía que devolverle favores…ahora fue ella quien con el dildo en la mano empezó a complacer a su ávida tía, empezó a besarla intensamente en el coño y a lamer desaforadamente su clítoris…la tía empezó a gemir con lujuria …sus piernas se abrieron más y más y el consolador fue generando caricias nunca antes sentidas…era la locura entre ese par de hembras…Laura desnudó su lado más oscuro, se acordó de una charla de compañeros de cosas aberrantes y la quiso poner en práctica…le colocó una almohada bajo las caderas de la tía para elevar la vulva de la profesora, cuando lo consiguió… vio esa entrada a la vagina demasiado provocativa pero abajo estaba el orificio más llamativo que hubiera visto…un culito de ensueño, era un ojete rosado que contrastaba con las nalgas blancas…su diámetro aunque cerrado parecía que se contraía y se dilataba…era un silencioso llamado a perforar ese huequito precioso…Laura empezó con su dildo lubricado en los efluvios vaginales de la tía a penetrar ese culito de ensueño…la tía empezó a gritar de placer y un poco de dolor…pero Laura sabía como penetraba esa estrecha abertura…el consolador se fue metiendo y la tía se empezó a enloquecer, Laura encantada y excitada empezó a masturbarse mientras la tía seguía clavada por el culo disfrutando de algo que nunca había ni siquiera imaginado…fue la locura entre las dos hembras…los gemidos de placer se mezclaban con los gritos de lujuria y todo terminó en una locura sexual…un orgasmo diferente a todos…la culminación a un clímax de placer sin límites.

Las dos mujeres quedaron extenuadas y tendidas en el sofá…increíblemente doña Dora le pidió un trago de ron a Laura y muy despacio fue degustando la sabrosa bebida…el alcohol estaba llevando a las amantes impetuosas a un estado de ensoñación en que se mezclaba la realidad y la fantasía …flotaban en un ambiente mágico que las llenaba de un placer indescriptible…atrás quedaban las reprimendas y los chantajes ahora solo quería gozar de esos pecados compartidos con una sobrina que la llevó a conocer los placeres mundanos de una manera diferente…ahora ya no era prohibido fumar ni mucho menos tomar…

Publicación anterior Siguiente Mensaje