Primer Trio una inesperada pero deliciosa experiencia

Primer Trio una inesperada pero deliciosa experiencia
Escrito originalmente por HOMERO SIMPSON en Guiacereza.com

Todo comienzo viendo porno jaja! en medio de una de tantas culiadas y viendo una escena de un trió ella entre gemidos me pregunto: Como se sentirá tener a dos manes dándome verga? Durante varias ocasiones comenzamos a fantasear mientras teníamos sexo y sentía que entre más cosas nos decíamos sobre eso. mas arrecha se sentía y nuestra sexualidad se volvía mucho más intensa. Pero no pasábamos del dicho al hecho.

Me puse a buscar sobre sitios swinger y encontre varios sitios en la ciudad donde puedes ir a mirar y desfogar todas esas fantasías. Sin insinuarle nada puntual, le dije una noche de jueves –amor, quiero salir contigo! ir a un sitio diferente y quiero que te pongas ese vestido de jean que tanto me gusta subirte mientras te la hundo-. Muy juiciosa y complaciente hizo caso a mi petición y se puso aquel vestido quedando su cuerpo Delgado, de piernas gruesas y buen culo. cubierto por ese vestido ceñido al cuerpo y debajo de el. una brasilera diminutay negra que a duras penas le cubría esa raja carnuda, de labios pronunciados pero apretados que tiene.

En el camino no hacía más que preguntarme –a donde me llevas ah!-. No voy a negar que antes de llegar estaba algo nervioso y no sabía si a ella iba a gustarle llevar aquella fantasía a algo real. Llegamos al sitio, entramos y de una la cogió! entendió a que habíamos salido. Se puso tensa por lo que estaba por pasar posiblemente. El sitio, de entrada estaba aburrido…algunas parejas pero no pasaba nada y unos solos que hummm nada que ver. Nos fuimos a dar un paseo por el lugar. Ya más tranquila entro en confianza y comenzamos a mirar todo lo que las demás parejas comenzaban a hacer tras unos tragos y entrar en calor. Estaba curiosa y miraba como algunas parejas se exhibían teniendo sexo. Volvimos a la barra donde estábamos y sentí que había un hombre mirándonos y le dije. Guardo silencio, Entendí por su silencio que no había sido de su agrado. El se acerca donde estábamos y se presentamientras entre charla y charla iba preguntando que buscábamos hacer. Le pregunte si le había gustado Steven pero no dijo nada. Justo en ese momento, me pidió que nos fuéramos a los cubículos que había y así paso. Empecé a besarla y a manosearla. lo hacía con fuerza y ella estaba agitada, estaba excitada. la puerta del cubículo no la había cerrado esperando que sutilmente fuera abierta para que alguien nos viera teniendo sexo. Mientras me la estaba mamando. Steven, el chico que se nos había acercado no nos perdió la pisada y como si lo hubiéramos acordado se asomo por la puerta queriendo ver lo que me hacia ella. Yo esperaba que ella se opusiera a que el nos mirara. Pero para mi sorpresa fue ella quien le pide que entre. No creí que iba a tomar esa reacción. Me pide que cierre con pasador y ella siguió en lo que estaba…mamando mi verga dura y mojada. Steven se quedo mirando atentamente como se metía a la boca mi verga, como se la tragaba y como me la pajeaba. Ella se puso de pie y comenzó a rozar su culo en el cuerpo de nuestro inesperado invitado mientras le preguntaba si le gustaría que le hiciera lo que me hacía a mí. Yo! Estaba aterrado..No decía un carajo y dejaba que las cosas siguieran su curso. El tipo comenzó a acariciar sus muslos mientras le subía el vestido y le apretaba con hambre el culo a ella. yo de repente me volví un espectador. Ya sin ninguna pena ni tensión, manda las manos al pantalón de Steven. Se lo ayuda a quitar queriendo encontrar lo que va a comerse. Está ansiosa y cuando se lo saco comenzó a pajearlo mientras miraba como lo tenía. Lo sujeto con fuerza y se lo metió a la boca. ella salían gemia fuerte mientras lo chupaba…estaba muy arrecha y loca por lo que hacía. Estábamos los dos frente a ella y nos chupaba las vergas. Lo hacía con hambre, como nunca lo había hecho…el tomo control y la sujeta de los brazos. con una mano acaricia su cuerpo con la otra busca poner su verga dentro. La cogió por detrás estando de pie, se lo hundía suave y duro mientras ella frente a mí y entre gemidos le decía lo rica que se sentía tener su gruesa verga dentro. Queríamos más pero nos detuvimos para estar más cómodos en otro sitio. Nos fuimos para el apartamento donde vivía el y continuamos con la magistral culiada. El la penetraba mientras la masturbaba, estaba sometida al placer que le daba su invitado sexual... la ponía como quería en 4, la sentaba en su verga gruesa y tiesa hacían de todo. Cuando era mi turno de cogerla, sentía que estaba hecha un mar de lo mojada y no quería otra más que tener su boca y su raja llenas por nuestras vergas. Le dimos tanto clavo hasta que el cansancio nos pudo y cumplió también su otra fantasía…sentir como las dos vergas que se imaginaba comiendo le chorrearan su culo y la dejaran untada de semen de los dos hombres que se comía. El remate fue espectacular, ella boca abajo con su cadera levantada mientras Steven la penetraba hasta no resistir más y comenzó a venirse en su culo. le salió bastante leche blanca y espesa. Ella entre gemidos sonreía con picardía mientras se miraba como quedo y lamia su verga gruesa. Yo por mi parte, decidí terminar cogiéndola en cuatro y completando su dosis de la tan anhelada recompensa para ella. Me le vine sobre lo que nuestro invitado había chorreado. contenta, me besa sonríe y se queda dormida. Fue una experiencia riquísima. cuando desperté un par de horas más tarde. La encontré culiando de nuevo con él mientras me miraba diciéndome. Tú tienes la culpa de que este haciendo esto. mientras él la acababa en la cama y ella pidiendo que la siguiera culiando y yo solo me pajeaba mirándolos.que delicia de noche.

Me disculpan por lo extenso jejej

Publicación anterior Siguiente Mensaje