Por fin cayó mi primo

Por fin cayó mi primo
Escrito originalmente por Gelu en Guiacereza.com

En uno de mis viajes a Bogotá llame a mi primo Carlos para que comiéramos algo. La idea era pasar un rato agradable donde pudiéramos reírnos de nuestras vidas. Muy a las 8 de la noche nos encontramos en un centro comercial y cenamos con un combo de hamburguesa cada uno. 

Compramos boletas para una película e ingresamos a la sala que estaba algo llena, pero al coger sillas nos percatamos de hacernos solos en uno de esos rincones laterales. Nos sentamos, empezaron los cortos y yo me desabroche el pantalón, le dije quede lleno. El solo abrió los ojos y sonrío. 

Al iniciar la película le cogí la mano y la guie hasta mi verga, esa que ya estaba dura y con fluidos. El solo empezó a frotarla con un buen movimiento. Sacaba su mano de vez en cuando y se lamia el líquido casi transparente. Luego hizo lo mismo con su pantalón. Nos deslizamos un poco en la silla y cada uno se encargaba de tomarse el jugo que salía sin reparo. 

Finalizó la película y se fue a despedir. Yo tan caliente que estaba le dije que teníamos algo pendiente. El me dijo que tenia que trabajar al otro día. Al final le dije acompáñame a mi hotel y le entrego unos presentes para mis tíos. Accedió, cogimos taxi y aunque era tarde en la recepción molestaron por su ingreso. Solucionado eso subió. 

Abrí la puerta y me le lance sin dejarlo pensar, lo bese intensamente y solo decía vine por el regalo. Me desabroché el pantalón y lo puse de una a mamar mi verga. No hubo mayor resistencia, chupaba con fuerza, como si estuviera sacando toda la leche. Me quite la camisa. Lo empuje y lo volví a besar quitándole así su camisa.  Le di la vuelta y le quite el pantalón con los calzoncillos de un solo golpe. 

Lo lleve a la cama y me subí encima de él besándolo ya todo desnudo. Baje y mordí uno de sus pezones a lo que gimió. Baje hasta su verga y me la metí a la boca. Luego sus huevas y llegué al culo donde lo lamí. Carlos solo se arqueo. Me voltee para hacer un 69 y agarró de una mi verga. Yo metí el primer dedo sin problema, empecé bordeando toda la parte de afuera. El solo mamaba con más y más fuerza. Metí el segundo dedo y me di cuenta que estaba listo para la embestida. 

Lo puse en cuatro y sin pensarlo mucho le metí la cabeza completa. El se encargo de meterlo todo. Eso primo, rico me decía. Ya tenía experiencia en el tema. Tocaba sus tetillas y me decía más duro. Le dije no aguanto más. la saque, me quite el condón y se comió toda la leche. Lo pajie rico hasta que se vino, no tardó mucho estaba tan excitado. Descansamos un rato. 

Me voy primo, buen regreso a Ibagué y gracias por el regalo, pero creo no era para mis papás. Cuando vuelva me avisa y hacemos otras cositas. … 

Publicación anterior Siguiente Mensaje