NUESTRA PRIMERA EXPERIENCIA

NUESTRA PRIMERA EXPERIENCIA
Escrito originalmente por parejamaxyfresita en Guiacereza.com

Soy un hombre de 50 años, casado con una linda mujer de 23 años, alguna vez le dije que sería muy excitante que estuviera con otro hombre y ella me dijo que no, a mi la idea me emocionaba, verla con otro me producía placer, pero solo era una fantasía.

Hace un tiempo estábamos en casa, yo acababa de llegar del trabajo, ella me saludó y se sentó a mi lado en la cama, me miro a los ojos y me dijo de una manera muy rara, tengo que decirte algo, yo me sorprendí y la escuche, entonces me dijo: Amor te amo mucho, pero quiero confesarte que hace un rato estuve en el apartamento de Gabriel mi amigo, charlamos un rato y cuando iba a salir me besó en la boca, la verdad yo estaba muy excitada y me deje llevar, le devolví el beso y el comenzó a soltarme la blusa y acariciarme los senos, yo no aguante y metí mi mano entre su pantalón y cogí esa verga negra y grande de él, me agaché y me la metí en mi boca el me cogió y me llevo a su cama, me desnudo y así me clavó esa verga toda dentro de mi, todo fue muy rápido y placentero, cuando él estaba a punto de explotar, me pregunto si podía dejar su leche dentro de mí, yo le dije que si, sentí como me llenaba, luego me vestí y vine a casa.

Esa confesión me cogió de sorpresa, le pregunte porque lo había hecho, y me dijo; quería tener sexo con el, me excitaba la idea de estar con un hombre negro y lo hice sin pensar además, un día me dijiste que te gustaría, yo te amo, pero me deje llevar por el deseo, si me quieres dejar lo entiendo,

Llevamos más de 2 años juntos, en ese momento pensé que todo se acabaría, pero por el contrario, me excité como nunca y sentí que la amaba y que me gustaba ser cornudo, la abrace y le pregunte si se había bañado, me dijo que no, entonces me enloquecí, la desnude y  metí mi cabeza entre sus piernas, aun tenia semen y líquidos, la bese como nunca, hasta que tuvo un orgasmo. Luego hicimos el amor como nunca, y me conto que la verga de su negro era grande, pero no tanto como lo imaginaba; le pregunté, quieres que sigamos disfrutando de estos placeres y estilo de vida, me dijo que sí.

Desde ese día nuestra vida ha cambiado maravillosamente y espero que pronto esté con otro hombre, pero que yo esté presente. No me importa, soy feliz y quería contárselo a alguien,

Max

Publicación anterior Siguiente Mensaje