NOS MASTURBAMOS FRENTE A FRENTE

NOS MASTURBAMOS FRENTE A FRENTE
Escrito originalmente por niko07 en Guiacereza.com

Compartiré con ustedes algo que me sucedió en la oficina donde laboro, es algo muy sencillo, pero al menos a mí me pareció lo que viví algo muy placentero.

La oficina está organizada en varias secciones separadas por cubículos los cuales se elevan hasta cierta altura terminando en la parte de arriba en vidrio, que permite ver a los demás compañeros en las estaciones de trabajo.

En esta área trabajamos 5 personas 2 hombres y 3 mujeres las cuales están muy lindas, por lo menos a mi lado derecho esta Karla muy joven de 21 años y luego de ella esta Yudi ya de 28 años más o menos.

Esta chica Karla es joven pero muy interesada en saber del sexo le encanta las locuras, es una morena de estatura promedio de buen cuerpo y le gusta que le cuente sobre aventuras que he tenido con mi esposa en la vida swinger. Este tema le llama la atención.

Una tarde le pregunte sobre que pensaba ella sobre la masturbación antes de responderme me miró con unos ojos tiernos y me dijo uufff deliciosa. Y me confeso que frecuentemente lo hacía en la ducha y en especial en la cama antes de dormir.

Ya luego de hablar varios días seguidos sobre temas candentes le propuse que, si era capaz de masturbarse allí sentada en la oficina, - me da algo de pena contigo y miedo a que mis compañeros me sorprendan, me respondió ella, le dije y si lo hacemos los dos a la vez y nos masturbamos dijo de una me le mido.

El pasado viernes espere que ella estuviera algo desocupada y le dije llego el momento y solo se sonrió y me dijo inicie usted primero, de una como le tengo tantas ganas a esa flaka, saque mi verga dormida y comencé a flotármela con la mano para ir despertándola apenas estuvo bien erecta le di un toque en el vidrio indicándole que ya había comenzado a masturbarme. Venga veo me dijo de una le mostré mi picha y la reacción de ella fue decirme vos estás loco. Aun así seguí concentrado en ella mirándola fijamente y dándole a mi verga arremetidas suaves con mi mano luego cuando mire Karla había quitado el botón de su jeans y lo había bajado un poco, y muy despacio metió su mano a esa vagina que tanto deseo.

Al verla hacer eso mi verga palpitaba duro en mi mano, Karla hacia movimientos sensuales y miraba para todos lados con algo de nervio paro una vez se fue calentando más se olvidó de la otra compañera que estaba en el otro extremo de la oficina.

Luego me dice que quiere tocar mi verga así que se paró de su puesto y llego a mi cubículo y empuño mi picha me hizo la paja por un corto tiempo a la vez que se motivó a ponerme los dedos de su mano en mi nariz, ummmm olorcito a vagina tierna rica eso casi me hace terminar, pero lo aguante.

Por mi mente pasaban muchas cosas ella continuo en su puesto masturbándose cada vez los movimientos de la mano eran más bruscos ahora yo era el que estaba algo nervioso porque ya no controlaba los movimientos, saco de nuevo los dedos y por encima del cubículo y de una me acerque y se los chupe. Me dijo que si me gustaba lamer le dijo sí que mucho.

Quiero que me la mames me decía, pero no sabía cómo hacer para llegar y chuparle toda esa vagina que ya a estas alturas estaría súper mojada.

Pasaron los minutos y ambos seguimos dándole a la cuestión. Desde mi puesto le escuchaba como el aire le entraba por la nariz y salía por su boquita jadeaba mucho, llego el momento que por arte de magia ambos quedamos mirándonos fijamente masturbándonos olvidándonos del mundo exterior allí comprendí que tanto ella como yo estábamos a punto de estallar. Mi verga a reventar y su concha a explotar.

Al cabo de un rato mi verga palpito más rápido y fuerte sin quitarle la mirada a los ojos de Karla exclame muy suave un grito de emoción pues mi verga soltó varios chorros de leche. No habían pasado ni 30 segundos cuando ella me dice con la boca bien abierta y muy suave me vengo amigo que rico rico rico solo decía. De una me pare para su cubículo y sin pedirle permiso le mande mi mano hacia adentro de su pantalón y le clave 2 dedos de una, para ese momento ya estábamos solos en la oficina, le removí los dedos para todos los lados y sentí como salía más liquido de esa concha tierna deliciosa, me lleve los dedos a la boca y me fui a mi puesto, luego ambos fuimos al baño de cada quien nos aseamos, y al regresar conversamos sobre el asunto y me dijo que esa había sido la paja más deliciosas que se había hecho en toda su vida y también fue la mía. Ayer marte conversamos de nuevo sobre el asunto y llegamos a la conclusión que vamos a devorarnos un día de estos en la casa de ella quedó de avisarme cuando. Pero les contare como me fue.

Publicación anterior Siguiente Mensaje