Mirando un video

Mirando un video
Escrito originalmente por phantom44 en Guiacereza.com

Armando regresaba a su hogar ese sábado por la tarde, su nueva ocupación de visitador médico lo tenía un poco alejado de su hogar,pensaba en ese momento en Marcela su esposa, últimamente las cosas no funcionaban bien en sus relaciones conyugales, quizás era la rutina que estaba enfriando esos sentimientos que alguna vez fueron muy ardientes…también se acordó de Elena su medio hermana que en ese momento debía estar acompañando a su esposa, ahora debía ayudar a su hermanastra que atravesaba momentos difíciles, había abandonado a su esposo por maltrato familiar y ahora se reponía de ese fracaso matrimonial…miró su reloj y calculó que debía estar llegando a su hogar en un par de horas… su viaje lo había adelantado pues unas visitas programadas fueron canceladas y eso le dio un día de descanso que lo pensaba disfrutar en su casa…debía ocuparse de esa aparente frialdad de su esposa que ya no lo tenía en cuenta para muchas cosas…

Armando llegó a su casa y descargó su maletín en la sala, se dirigió a la segunda planta donde estaba su alcobapero al llegar al descanso de la escalera oyó unos ruidos que le llamaron la atención, eran exclamaciones de placer y gritos ahogados que insinuaban una escena de alcoba bastante lujuriosa…pensó lo peor…que su esposa lo engañaba con otro hombre…quién sería…? la carne se le puso de gallina y haciendo un esfuerzo para controlar sus emociones decidió acercarse sigilosamente y mirar que era lo que pasaba … la puerta estaba semi abierta y ahora se oía perfectamente el movimiento acelerado de una pareja haciendo el amor… se deslizó hacia adentro y quedó anonadado…Marcela estaba acostada en su cama completamente desnuda, con sus piernas muy abiertas y encima de ella estaba Elena…su hermana impulsaba cadenciosamente su cuerpo y Marcela se estremecía de pasión… aferrada a las sábanas de su cama gritaba en forma desaforada frases que no se entendían…Elena seguía incrementando sus rítmico empuje y Marcela dando un grito estridente seguido de un madrazo casi se cae de la cama al sentir en su interior como un orgasmo de locura la hacía trepidar…Elena paró sus movimientos y se abalanzó a besar a Marcela …cuando se incorporó Armando pudo ver un consolador adosado a un arnés con el cual Elena estaba penetrando su esposa…siguió mirando esa escena lésbica que nunca antes había tenido la oportunidad de observar…Marcela le quitó el arnés a Elena y se lo colocó y ahora fue Elena la que se acostó en la cama y se dispuso a dejarse penetrar por su cuñada …fueron unos breves minutos de preliminares sexuales en los que Marcela se dedicó a besar furiosamente a Elena , sus lenguas no cesaban de acariciar cada una de las partes más sensuales… Marcela se inclinó mucho más para bajar a darle lengua a su cuñada en ese coño que se presentaba muy oferente… se inclinó tanto que su culo quedo tan parado que era muy visible para Armando… era la primera vez que lo podía contemplar…las nalgas grandes y redondas escondían un precioso orificio un poco más oscuro que el resto de su trasero… Armando sin querer se cuestionó porqué no había probado ese culito tan rico…Marcela se incorporó con su arnés y empezó a penetrar a Elena , su hermana con las piernas muy abierta se dispuso a recibir ese consolador que fue entrando sin ningún impedimento pues su vagina estaba muy lubricada por la intensas caricias de su apasionada cuñada…Armando sintió que su verga se paraba al ver ese culo de su esposa tan provocativo…pero no era el momento de caer en esa tentación…decidió retirarse en silencio para poder evaluar esa nueva situación…cogió su maletín y se retiró de la casa…llegó a la tienda más cercana y pidió unas cervezas… allí empezó a tratar de hilvanar sus ideas…por qué el comportamiento de esas dos mujeres?... su esposa tal vez estaba cansada de la rutina de sus relaciones, quizás un trato más detallista de su cuñada la había obligado a obtener un cariño que a él no le daba… su hermana cansada del maltrato que le daba su marido tal vez le había cogido fastidio a los hombres… y su comportamiento también fue cuestionado…Armando no sentía la misma atracción por su mujer…estaba cansado de unas relaciones predecibles…nada novedoso en una relación cada vez más fría…ya el alcohol estaba empezando a desnudar ese lado oscuro…se acordó del culo de su mujer…pero también le asaltó un interrogante… que sentiría un hombre al sentirse penetrado… sexo anal, penetración anal, coito anal…las preguntas se quedaban sin respuestas…decidió salir de la tienda y dirigirse a su casa…

Al pasar por un café internet decidió entrar a ver videos de pornografía… quería de pronto estimularse visualmente al ver modelos desnudas haciendo sus acrobacias… al entrar un dependiente joven lo atendió…le dijo qué quería y el dependiente lo mandó a un salón del segundo piso destinado para ver los videos porno….allí empezó a deleitarse con videos que enseñaban mucho pero que desafortunadamente no los podía llevar a la realidad…se saturó muy pronto y movido por la curiosidad empezó a ver un video de gays…era de unprofesor y un alumno, la escena transcurría en un salón de clase, el alumno encoñado de su profesor dejó terminar la clase y se quedó para darle una mamada de verga…Armando estaba sorprendido de los gestos del alumno que demostraban en su rostro una delicia inexplicable de tener esa verga erecta en su boca…parecía que estuviera degustando la golosina más deliciosa…su lengua se deslizaba por el grueso miembro hasta bajar a la base de la verga…allí se solazaba apretando suavemente los testículos del profe que solo atinaba a tenerse las gafas con la manos pues los movimientos generados por las salaces caricias de su alumno lo hacían trepidar y estremecer…Armando estaba tan absorto mirando el video que no se había percatado de la hora…el tiempo había pasado sin que se diera cuenta y el joven dependiente había subido para indicarle a Armando que iba a cerrar el local…el joven que también era adicto a la pornografía se hizo a las espaldas de Armando y sin decir palabra también se puso a mirar el video…su verga se fue parando de inmediato al ver las tórridas escenas de sexo oral…Armando sintió que algo rozaba su nuca, era la verga del dependiente que fuertemente parada lo había tropezado … al dar la vuelta se tropezó con el promontorio que formaba la cabeza de esa verga en el pantalón… el dependiente se bajó su cremallera y sacando del pantalón la verga parada se la mostró a Armando…el hombre se quedó atónito al ver el glande rosado y brillante y como si estuviera atraído por una fuerza invisible acercó la boca y empezó a chupar esa polla …no sabía que le pasaba pero lo cierto es que sin tener experiencia empezó a manejar ese tolete en la boca como si fuera un experto en mamar verga… el dependiente se estremecía y sentía que las ávidas succiones lo iban a llevar a una deliciosa eyaculación…Armando en lugar de detenerse muy al contrario aumento la succión y en un acto inusitado de excitación cogió de las nalgas al dependiente y lo arrimó con fuerza para que la verga se metiera en lo más profundo de su boca…el dependiente emocionado al máximo cogió de la cabeza a Armando y lo arrimó al máximo a su verga y se la metió más adentro… de pronto la eyaculación del dependiente inundó la boca de Armando que recibió la generosa porción de semen y empezó a pasarla por su garganta… la lechada de esperma uno poco tibia y muy gruesa resbalaba lentamente por su garganta…degustó el sabor saladito del semen del joven y luego como si quisiera deleitarse al máximo chupó almáximo para extraer las últimas gotas de esperma…el joven se retiró un poco…se metió la verga en su pantalón y Armando cerró el video, apagó el equipo y salió del establecimiento…aunque no lo expresó, en su interior le quedó el intenso deseo de una penetración anal, se acordó de su esposa y de su cuñada… como no lo esperaban esa noche debía estar nuevamente gozando de sus caricias lésbicas…esta vez las iba a sorprender y de paso las iba a obligar a una aventura novedosa.

Armando no se equivocó, Elena y Marcela sabían que era la última noche que podían aprovechar para prodigarse en caricias y vivir sus apasionantes aventuras, estaban tomando un delicioso vino frío y espumoso…sus bocas degustaban el trago y luego lo compartían dándose apasionados besos… empezaron a desnudarse lentamente…sus manos recorrían sus cuerpos y se acariciaban delicadamente…Marcela metió los pezones de Elena en su copa y luego los chupó con delicia, Elena hizo lo mismo y también succionó los pezones de Marcela…acostadas una al lado de otra empezaron a dejar correr pequeños chorritos de vino por su torso para que fueran a parar a su ombligo… después como embriagadas por sus pasiones se fundieron en un 69 que momento a momento las iba llevando a los placeres más altos…ya estaban excitadas al máximo…faltaba muy poco para que esas mujeres llegaran a su orgasmo…ellas lo sabían y Marcela se levantó y fue a traer su consolador y su arnés…quería penetrar a Elena y a la vez ser penetrada por su cuñada… Marcela se colocó el arnés y su consolador…se arrimó a donde Elena que estaba acostada…ella sumisa fue abriendo sus piernas y Marcela le tomó su pierna derecha y se la colocó en su hombro izquierdo… esa posición hacía que la vagina de Elena quedara completamente abierta y le diera un fácil acceso a su lubricada vagina…estaba muy próxima a empezar la penetración cuando apareció de repente Armando…las dos mujeres quedaron mudas…no sabían que hacer ni que decir…Armando no las dejó hablar, muy despacito y con vos autoritaria les dijo que esa actitud reprobable merecía un castigo ejemplar, que ellas deberían hacer lo que él les indicara so pena de que las echara de la casa…se empezó a desnudar y con su verga muy parada se arrimó a la cama… le dijo a su esposa que siguiera haciendo lo que tenía pendiente… Elena nuevamente abrió sus piernas, Marcela se arrimó y empezó a meter su consolador… Armando se sirvió un trago de vino y sintió que ese licor lo llenaba de excitación… contempló la escena en sus cama matrimonial…su hermanastra lista a recibir las caricias de su esposa Marcela…sus rollizas piernas separadas dejaban ver una vagina prominente, su triángulo púbico muy negro dejaba ver sus labios abiertos como los pétalos de una flor, su clítoris muy erguido parecía un pequeño faro que indicaba el sitio más erógeno de su cuerpo…y su esposa ahora inclinada le ofrecía un cuadro verdaderamente erótico…una vulva prominente…una gruta amplia con sus labios ligeramente enrojecidos por el flujo de sangre caliente que pasaba por toda su vagina…y ahí abajo un ano sorprendentemente semi abierto que provocaba penetrarlo…dos orificios de entrada a sitios de placer inimaginables…Marcela empezó a penetrar a su cuñada al principio con temor pero bastó muy poco para que su grados de excitación pasara de un nivel mínimo al máximo…los tragos de vino, la presencia de su marido , la relación casi incestuosa le dieron a su encuentro un ambiente surrealista…Elena tuvo la misma sensación…al principio vergüenza con su hermanastro, luego un temor de su relación pero al final los vinos y las caricias de Marcela la hicieron olvidar de todo… Armando se acercó a su esposa y blandiendo su verga empezó a restregársela por su húmedo coñito…con la cabezota de su verga se la deslizaba de la vagina hasta su ano… el roce de semejante tolete en la zona perineal de Marcela la excitó mucho más …Armando no sabía que orificio escoger…su boca empezó a paladear ese coño húmedo que ahora empezaba a segregar más fluidos vaginales… Marcela sintió la lengua de Armando que empezaba a darle una caricia que nunca nadie le había dado… pero de repente sintió que la inquieta lengua de Armando cambió de rumbo…ahora estaba besando su apretado culito…el esfínter anal empezaba con las caricias linguales a dilatarse un poco…Armando se emocionó al ver que esa cerrada puerta empezaba a abrirse…pero tenía una cuenta pendiente con su mujercita y sin pensarlo dos veces le empezó a meter su verga …Marcela se sintió en el cielo…no lo podía creer …gozaba cómo su marido la penetraba mientras ella hacía los mismo con su cuñada…era poseer y ser poseída…era sentirse muy mujer y a la vez sentirse un macho fornicador…era increíble esa dualidad pero lo disfrutaba y eso era lo importante…Armando incrementó sus movimientos y por ende Marcela también lo hizo…el resultado un orgasmo casi simultáneo de Armando y Elena…Marcela que estaba en medio de ese sandwich quedó muy excitada porque no había podido gozar de un orgasmo…Armando que estaba muy cachondo le dijo a Elena que ahora le tocaba el turno a ella… ella sobresaltada le dijo que era imposible , que era su hermana pero Armando le respondió que en ese momento sólo era una mujer y que la iba a poseer… acto seguido quitó a Marcela y él se acomodó , su verga muy erecta empezó a meterse en esa vagina incestuosa… Elena al principio se sintió incómoda pero después cuando las entradas y salidas de ese pene vigoroso empezaron a excitarla ella se olvidó de todo…Marcela todavía con su arnés puesto y el consolador plástico listo para ser usado estaba incrédula ante lo que veía…la voz de Armando la sacó de su ensoñación…la orden fue tajante e inmediata …quiero que me penetres por el culo mientras me como a Elena…esa frase la dejó estupefacta…no lo podía creer , pero órdenes son órdenes…Armando empezó a culearse a su hermanastra…era una sensación inédita y hermosa…una penetración incestuosa…se sentía una excitación acompañada de lujuria ypecado…Marcela con su consolador en la mano se acercó al culo de su marido…Armando en esa posición que estaba su esposo se puso a mirarlo y al ver sus dos velludas nalgas y en la mitad de ellas su culo de un color un poco más oscuro que sus nalgas… su boca se arrimó trémula y empezó a lubricar con sus efluvios el pequeño orificio… tal vez por su nivel de excitación el ano de Armando empezó a abrirse y cerrase…la ansiedad de sentir una verga en su culo hacía que Armando expandiera y cerrara su ojete esperando que la verga manejada por Marcela empezara a clavarlo con pasión y lujuria… ella al fin decidió empezar una penetración que nunca había imaginado…ahora era ella la que era dueña de ese hombre…lo iba a clavar una y otra vez…le iba a hacer sentir lo que era tener una verga en lo más profundo de su interior…Marcela se sintió una mujer diferente…mientras Elena recibía el embate de la verga de Armando Marcela metía su consolador casi con rabia explorando el recto de su marido…acada metida de esa verga Armando no hacía sino resoplar y gritar palabras de grueso calibre… ahora sabía la extraña y agradable sensación de recibir un pene erecto en su culo…no sabía por su machismo las cosas que se estaba perdiendo…Armando consiguió uno de los orgasmos más excitantes…Helena también subió al punto más alto del placer…y otra vez Marcela pasó en blanco …era la única que no había gozado de la alegría máxima de un orgasmo pleno…pero Armando le tenía una sorpresa …acostó a Elena en la cama con su arnés y su consolador… le dijo a Marcela que se sentara cuidadosamente en ese consolador metiéndoselo por el culo…Marcela no quería al principio pero Armando enérgicamente y con voz autoritaria le mandó una vez más…Armando fue lubricando el rígido consolador y muy pronto con mucha paciencia quedó su esposa clavada hasta el fondo…Marcela al principio sintió un escozor al sentir el enorme tolete romper sus paredes rectales , pero en ese ambiente lujurioso ese ardor se fue convirtiendo en un placer nunca antes sentido…era una situación diferente en que se conjugaba un ardor intenso y un placer delicioso…Marcela empezó a menear su cadera para facilitar más y más la penetración del consolador…hasta que llegó al fondo…sintió que la enorme cabeza de ese artefacto le tocó la parte más profunda de su recto…estaba concentrada deleitándose con esa nueva sensación cuando Armando se acercó a ella con su pene erecto…la fue empujando lentamente hacia atrás hasta dejar su cuerpo lo más inclinado que pudo para dejar la vagina de su esposa en un posición óptima para penetrarla…lentamente Armando le fue metiendo su verga y Marcela se vio en una posición que jamás se imaginó…una doble penetración que la llenaba de emociones incontenibles , cuando su marido empezó a meter y sacar su verga el peso de Armando en el empuje de la penetración hacía que el consolador de Elena se metiera más y más en su culo…era un una sensación que la llevó a gritar como una loca para desfogar todos esos sentimientos reprimidos…Armando excitado por esos gritos también se sintió tocado por una lujuria incontenible y Elena como pudo empezó a apretarse las tetas y pellizcar sus pezones , el trío que se había formado aceleró sus movimientos y muy pronto un orgasmo de locura los cubrió, los tres subieron a la cúspide del placer , allí se confundieron y fueron un solo cuerpo… el polvo más espectacular que hasta ese momento habían echado…luego exhaustos se acomodaron en la cama matrimonial… Armando en medio de sus dos mujeres no se cambiaba por nadie ... era el inicio de una nueva vida matrimonial…la novedad acabaría con esa rutina y ahora los tres disfrutarían sin límites las delicias del sexo.

Publicación anterior Siguiente Mensaje