Mi primo

Mi primo
Escrito originalmente por Chik chik en Guiacereza.com

Había estado yendo a casa de mis primos este último tiempo, estuve quedándome un par de días incluso, realmente yo los quiero mucho, siempre fueron respetuosos y tranquilos a pesar de todo, a excepción del mayor, que ya con 18 parecía bastante atento a mi.

Había notado que cada vez que me iba a dormir él se quedaba mirándome en la puerta un rato, fingia no notarlo pensando que quiza estuviera mirando algo más..Aunque pronto lo entendí cuando en una de esas veces no dejó de mirarme aun cuando comencé a desvestirme, quitandome las bragas y el bra.

Cuando voltee él estaba ahí, mirándome por completo, en especial a mis tetas pero cuando me miró tan sólo enrojecio y salió a su habitación, la cual estaba junto a la mía, esa noche pude oírlo.

"Kari...Kari" Repetía agitado entre gemidos, sabía que lo estaba escuchando...Pues le oía restregarse contra la pared con ganas, y yo tan sólo podía sonreír...Mi primo en verdad era un caliente.

Luego de esa noche, mis tíos y mis otros dos primos salieron de la casa, Cristian se quedó y yo alegue sentirme mal para quedarme a solas con él, en primera instancia el no quería mirarme, parecía avergonzado, quizá hasta excitado...Yo tan sólo decidí que lo mejor era darle lo que quería, por lo que cuando él se sentó en el sofá, yo me recordé a lo largo, usando sus piernas de almohada, no tarde en hacerme la dormida y suspirar de vez en cuando, si tiendo como poco a poco algo duro crecía bajo mi mejilla.

Cuando le sentí acariciar mis pechos tuve que reprimir mi sonrisa, gimiendo suavemente para darle incentivo a seguir, lo cual pareció funcionar pues metió su mano bajo mi playera y comenzó a apretar y acariciar mis tetas.

-Mnhh, Kari, estas tan rica -Me dijo, bajando la otra mano a mi Conchita, acariciandola sobre la ropa, yo me estremeci y separé las piernas para que siguiera, me estaba gustando que me tocara y no pensaba detenerlo.

Mordiendome los labios abrí mis ojos, notandole concentrado en lo que hacía, al menos hasta que le hale el brazo y frente aél me quité la ropa.

-Sigue -Pedí sin más, abriendo las piernas para que viera mi Conchita toda mojada, a la cual no tardó en meter sus dedos, acariciando y moviendolos con fuerza, haciéndome gemir mientras me masajeaba las tetas- Mnh...Si mi amor, ¿Verdad que querías esto? 

-Si, Kari, quería hacerte esto...Te quiero meter la verga hasta los huevos, me tienes todo duro -Me dijo sacando su pene, dejándome ver lo duro y erecto que estaba- Pidelo, pide que te lo meta

-Ahh, si, quiero que me metas toda la verga -Pedí sin dudarlo, sintiendo como de pronto metía todo su pene en mi concha, haciéndome sonreír con placer, era grande y grueso, se sentía rico tenerle hasta dentro- Si, Muévete mi amor

Él no dudó en hacerlo, comenzó a moverse frenéticamente adentro de mi, haciéndome gritar y llorar delplacer, ese chiquillo era una bestia y me encantaba, cada vez que entraba sentía sus huevos chocar contra mi culto, dejándome aun más mojada de lo que ya estaba, casi me sentía venir cada vez que entraba,

-Ay Kari, te voy a hacer venir rico, quiero que seas mi puta, te quiero hacer mi puta -Decía entre jadeos, a lo cual no me negué, si quería hacerme su putalo iba a hacer, iba a hacer todo lo que me pidiera mientras siguiera metiendomela así de rico.

-Si, quiero sertu puta, voy a ser tu puta -Grité al venirme, sintiendo como pronto me chorreaba todo su semen adentro, haciendo que me desplomara en el sillon con cansancio.

-Ahora eres mía, te voy a hacer una putita obediente -Me sijo al oído mientras miraba mi concha, yo sólo asenti aun en éxtasis, aunque claro, eso ya es historia de otro día 

Publicación anterior Siguiente Mensaje