Mi primera vez

Mi primera vez
Escrito originalmente por MayKorn en Guiacereza.com

Desde muy temprana edad descubrí lo que llamo; emociones sexuales. Teniendo la edad de 6 años aproximadamente empecé a tener este tipo de emisiones sexuales. Recuerdo que varias veces me metía bajo una cama con una amiguita vecina y no acariciábamos inocentemente nuestra parte y nuestros labios. También recuerdo que con mis primas de mí misma edad, nos desnudábamos y nos acariciábamos nuestras partes íntimas una y otra vez. Recuerdo que me gustaba darles picos en sus vulvas y nos acariciábamos y yo las sobaba con mi pene erecto de niño. fue una iniciación al sexo desde muy temprana edad. Luego recuerdo que conocí la masturbación, creo que tenía alrededor de 9 años y me encantaba poder estar solo frente al espejo y masturbarme desenfrenadamente y llenarme de semen. Eran tan fuertes las sensaciones que, en varias ocasiones, y por alguna razón con un amiguito de la zona empezamos a vernos desnudos, hasta el punto de que nos gustaba tocarnos nuestros penes y acariciarnos desnudos cada vez que quedábamos solos. No nos llegamos a penetrar, pero era nuestro secreto, nuestra manera de experimentar el sexo a nuestra edad. No fue mucho tiempo, pero, a veces me he sentido algo perturbado al recordar esas escenas tan morbosas con mi amiguito.

Ya a la edad de 13 años era un adicto a la masturbación, a estar frente al espejo y ver mi cuerpo desnudo para excitarme y masturbarme todas las veces que fuera necesario para saciar esa sed de ver como salía disparado mi semen de mi pene. Ya llegué a un punto de mi adicción que hacía mis propias poses, para tocarme y tener nuevas sensaciones (estaba viviendo un vacío) ya estaba muy curioso por el sexo, y claro llego el momento donde quería conocer el sabor de mi semen me masturbe y la verdad no me gustó mucho en ese momento, pero si me gustaba quedar bañado en semen por mi abdomen (y debo confesar que aún me gusta esa sensación). 

Ya en ese punto no había tenido una relación con alguna chica y no sabía que era penetrar o sentir una vagina húmeda. Pero, una ocasión en el transporte escolar en una van ya de regreso a casa en horas de la tarde, quede con una chica de grado mayor, me llamo para que me quedara con ella en el viaje en la parte trasera y sin más ni menos, esta chica estaba ardiente (creo que fue el resultado de la esnifada que le pego aun polvo que le dieron unos compañeros antes de bajarse de la van) y estaba muy excitada y tomando mi mano empezó a introducirla por su vagina peluda y esa sensación húmeda me hizo entrar en erección. Mi corazón palpitaba a gran velocidad, mis dedos se hundían en esa cavidad húmeda que ya quería probar. Cuando llegamos a mi destino fue abrumador para mi saber que ya no la seguiría tocando. A raíz de ese suceso empecé a masturbarme y a imaginarme ese sabor que un no conocía. 

Demore mucho en poder penetrar a una mujer, creo que fue a la edad de 17 años donde mi pene entro enteramente a una vagina, no fue una buena época, pues, estaba teniendo problemas con las drogas y el alcohol y con frecuencia eyaculaba precozmente, lo cual fue muy duro para mi hombría no poder soportar con mi pene dentro de una chica y peor aún es que no sabía hacer sexo oral por ese tiempo.

Publicación anterior Siguiente Mensaje