Mi primera felación. Relato verídico.

Mi primera felación. Relato verídico.
Escrito originalmente por valitelo en Guiacereza.com

Mi primera felación.

Les voy a contar un relato verdadero de un episodio que tuvo lugar en una finca cercana a mi ciudad por allá por la década de los 50. (Ver relato "Mi primer miramiento sexual")

Con mi primo Juan siempre he tenido la más completa intimidad desde que éramos muy pequeños y compartíamos nuestras viviendas en forma mutua cuando teníamos vacaciones del colegio. En una de esas vacaciones, estábamos en nuestra finca en la cual había una piscina bastante agradable la que aprovechábamos para disfrutarla todos los días a mañana y tarde.

No era extraño para un par de muchachos de 13 y 14 años el comenzar a saborear las delicias del sexo, bastante prohibido en ese entonces. Cierto día de verano de Julio, estábamos bañándonos Juan y yo solos en la piscina y apostábamos bien fuera carreras nadando o quien durara más rato sumergido dentro del agua, o el que fuera capaz de dar más vueltas a la piscina.

Juan me propuso que nos metiéramos a nadar desnudos, cosa que yo acepté sin dudarlo; así fue y ambos nos desnudamos y noté como su pene comenzaba a ponerse erecto, pero sin embargo empezamos a repetir las faenas antes descritas, es decir, quién ganara una carrera, o le diera mayor número de vueltas, o durara más sumergido. Me tocaba el turno a mí de sumergirme mientras yo miraba a través del agua su delicioso pene moverse al vaivén de las olas formadas por nuestro movimiento. Yo me sumergí con mis ojos abiertos y alcancé a apreciar el gran tamaño que presentaba su miembro; inmediatamente lo tomé en mis manos, lo llevé a mi boca y procedí a darle una deliciosa mamada la cual terminó bastante rápido, pues no pude contener más mi respiración.

Luego de salir a la superficie, Juan no me dijo nada sino que rápidamente se sumergió también y se dirigió directamente a mi pene que se encontraba en perfecta erección, lo tomó en sus manos, lo llevó a su boca y me proporcionó una tremenda felación. En esa época yo no conocía la eyaculación entonces me quedé con una gran excitación sexual.

Así continuamos bastante rato, hasta que Juan salió de la piscina, yo salí detrás de él y nos retiramos al cuarto del "vestier". En dicho cuarto, Juan comenzó a frotarse su erecta verga la cual presentaba una buena cantidad de líquido seminal hasta aparecer gran cantidad de él, chorreando en forma continua: Es decir estaba eyaculando, pero yo no sabía lo que era una eyaculación y quedé abismado por la cantidad de líquido que salía de su erecto pene.

Publicación anterior Siguiente Mensaje