Mi novia, su hija y yo

Mi novia, su hija y yo
Escrito originalmente por amigos en Guiacereza.com

Primero que todo, el relato sucedió hace algunos días. De mi puedo contarles que soy separado y vivo con mi novia, la cual enviudo y quedo con una hija de 14 años. Al tiempo de conocernos vinieron a vivir a mi apartamento el cual es un loft con una sola cama. La niña empezó a dormir al tiempo con nosotros dejándonos poco espacio para nuestra vida sexual.

Una noche la hija le dijo a la mamá que las amigas del colegio hablaban de masturbarse y que ella quería aprender.

La mamá empezó mostrándole a su hija donde estaba su clítoris y cómo se masajeaba, tocándoselo para que comenzara a excitarse, enseñándole a mojarse los dedos en su boca para que fuera más suave y placentero el movimiento. Al mismo tiempo mostrandole que tocándose sus senos y el clítoris se puede tener más placer. Lo hacían las dos una al frente de la otra. A medida que iban tocándose cada una iban alcanzando más placer.

La mama le describía la sensación que iba en aumento mientras más se tocaban, mientras la mamá comenzaba a meterse un dedo al mismo tiempo en la vagina, le explicaba dónde estaba el punto “g” para que lo estimulara y su placer fuera más intenso. Continuaban con los movimientos cada vez más intensos hasta sentir que no podían aguantar más de placer, llegando al máximo de las sensaciones. Gritaban de placer y continuaban tocándose para comenzar varios orgasmos, uno tras otro sin parar, la mamá es multiorgásmica. Las dos comenzaban a sentir de nuevo otro orgasmo, que llegando más rápido y lo sienten tan intenso que pierden el control de los movimientos de lo excitadas que estaban.

Estaban tan mojadas y arrechas que la mamá me la coge y comienza a masturbarme y la hija a mirar lo que la mamá está haciendo. La hija continúa masturbándose mientras la mamá mela chupa y comienza a metérsela en su cuca y la hija se acerca para ver cómo la mamá se la mete. Mientras la mamá grita de placer la hija grita también y yo se lo meto duro cada vez más. Ya cuando están al máximo de placer yo me vengo sobre la mamá y le pongo un poco de mi esperma a la hija. La hija comienza a saborearlo y la mamá le muestra como se lo traga y chupa todo. La hija después de probarla me toca mi pene para ver cómo está y le toca los senos a la mamá.

La mamá grita “Ufffff quiero leche”

La hija nos pregunta que se siente tener una verga dentro, la mamá toma el mío y le muestra cómo se debe masturbar.

La mamá grita nuevamente “Quiero ver cómo sale esa leche de mierda”

Cuando la mamá comienza a masturbarme la hija le pone la mano sobre la de ella para ver los movimientos que está haciendo. Mi pene comienza a ponerse grande y duro.

La mamá vuelve a gritar “Dame la puta leche para tragarla”

A medida que me voy excitando su hija le pide ver cómo me chupa de nuevo la verga. La mamá comienza a chuparla y la hija a mirar de cerca los movimientos que hace con la lengua y los labios para darme mucho placer. Comienza con la lengua en la punta y hace movimientos muy lentos con la lengua y en círculo sin usar los labios. La hija mira detenidamente y le dice de quererlo ensayar. La mamá la deja intentar una vez dejándola poner los labios y la boca completa en mi pene. La hija para, y le dice a la mamá que siga y que ella se va a volver a masturbar para tener otro orgasmo, mientras la mira chupándola. La mamá la mete en su boca hasta que se ahoga y produce más saliva para que se lo meta duro en su trasero.

La Hija mira la manera como se la meto por detrás a la mamá y la manera como le toco el clítoris al mismo tiempo. A medida que se lo voy metiendo, la hija comienza a tocarle los senos para excitarla más. Cuando estoy a punto de venirme, la saco y me vengo sobre la hija. La hija toma la esperma y le da a la mamá en la boca la cual comienza a chuparle los dedos. Yo las observo y comienzo compartir la esperma con las dos pidiéndoles que me den a ti también.

Uffff, la mamá está loca de placer viéndonos así.

La hija nos da el esperma a los dos y luego comienza a abrazarnos. Cuando nos abraza nos pide de ensayar y tocarla a ella para hacerla venir de nuevo. Le mostramos lentamente y ella comienza a excitarse mucho. Unavez llega a tener su orgasmo nos pide de continuar acariciándola y tocándola, envuelta en sudor y completamente mojado su clítoris y vagina.

Luego se pega de nosotros y pide que la abracemos. Para luego quedar así todos dormidos.

Publicación anterior Siguiente Mensaje