Mi mejor regalo de cumpleaños una fantasía sensacional

Mi mejor regalo de cumpleaños una fantasía sensacional
Escrito originalmente por lucia69en4 en Guiacereza.com

Soy la mujer más afortunada del mundo estoy casada con Lucho un hombre maravilloso, divino; alto, apuesto, atlético, cariñoso, complaciente y lo mejor excelente amante, desde que fuimos novios nos juramos ser honestos el uno con el otro y lo hemos mantenido.Nos contamos nuestras cosas hasta las más mínimas, cierto día salimos a pasar un buen momento juntos en un bar y luego con varios tragos encima nos fuimos a un motel hicimos el amor como locos, al despertar, nos contamos nuestras fantasías sexuales, entre las mías siempre me he soñado con ser violada por un desconocido, volvimos a hacer el amor y luego regresamos a casa a continuar con nuestra vida normalmente, trabajar y vivir para amarnos y progresar en la vida.

Los meses pasaron y ya estaba cerca el día de mi cumpleaños, estaba ansiosa por saber que me prepararía Lucho para ese día ya que siempre ha sido muy especial, sobre todo en mi cumpleaños, siempre me sorprende con regalos , el 1 de Junio llego, nos levantamos como de costumbre y fuimos a trabajar normalmente yo estaba un poco decepcionada ya que él ni siquiera me deseo un feliz cumpleaños, pensé que lo había olvidado cosa que me pareció muy extraño en él, más sin embargo continuamos nuestro día normalmente, no fui a la oficina pues tenía cosas pendientes, él no me llamo en todo el día, a las 6 pm recibí su llamada preguntándome si ya estaba en casa pero respondí que aún no ya que una de mis mejores amigas me invito a cenar, nunca le dije que ella me festejaría mi cumpleaños pero si le dije que me demoraba un poco en llegar, me sentí tan decepcionada de que él no me dijera nada que me propuse tomar unos buenos tragos con mi amiga y si lo hicimos, mire mi reloj, ya marcaban las 12am así que decidí que era hora de regresar pero como estaba bastante tomadita pedí un taxi dejando mi auto en el parqueadero de mi amiga, llame a Lucho para pedirle que me esperara ya que estaba cerca de casa, al llegar él no estaba en la puerta como de costumbre, toque el timbre, la puerta se abrió pero Lucho ni siquiera salió a recibirme entre, todo estaba a oscuras solo se miraba el resplandor de la luz de nuestra habitación encendida, cerré la puerta y me dispuse a avanzar, pero al dar dos tambaleantes pasos me tomaron por la espalda taparon mi boca con una enorme mano que no era la de Lucho, me asuste demasiado, más aún cuando una voz súper gruesa que no pude reconocer me dijo calladita perra si gritas te cerceno esa linda gargantica en ese momento sentí el frio y la punzante punta de un enorme cuchillo que ese chico frotaba por mi mejilla, estaba a punto de cagarme del miedo, el muy maldito me llevo a empujones a la alcoba tenía mi boca tapada por su enorme mano lo primero que mire al entrar a la alcoba fue a Lucho tendido en la cama desnudo y amordazado quise gritar pero la enorme mano en mi boca me lo impedía el muy maldito me tiro sobre la cama junto a Lucho y enseguida se sentó sobre mi espalda poniendo el enorme cuchillo en mi cuello me dijo que nisiquiera se me ocurriera gritar, puso una máscara sobre mi cabeza que solo dejaba mi boca al descubierto enseguida la amarro con fuerza pude sentir como el cordel corría como si fueran las agujetas de las botas, puso una esfera sobre mi boca obligándome a abrirla la maldita tenia cuerdas que se ataban tras de mi cabeza lo cual me impedía gritar o hablar solo podía gemir, seguido puso mis manos tras de mi espalda y me las amarro, me sentí totalmente indefensa las lágrimas comenzaron a salir de mis ojos, sollozando sin parar mientras el maldito arrancaba y cortaba mi ropa con el enorme y frio cuchillo, hasta dejarme solo con la diminuta sedita que cubría mi rajita, me puso en cuatro y mi cabeza apoyada entre las piernas de Lucho, pude sentir la polla de lucho fláccida y calientica junto a mis labios, el muy desgraciado me tomo por el cuello y me levanto dejándome de rodillas en el filo de la cama, él estaba de pie detrás de mí sus enormes manotas apretaban mis tetas a ratos con fuerza y luego con deliciosas caricias pellizcaba mis pezones y los sobaba tiernamente yo estaba muy asustada pero a la vez sintiéndome muy excitada, mis pezones se ponían duros más aún cuando el desgraciado ese me decía al oído obscenidades como “Perra que deliciosa estas y mira esas tetotas tan deliciosas, ahora vas a sentir un macho de verdad, puta, te voy a culiar como nunca te han culiado perra” en seguida me puso de pie y me dio media vuelta dejándome frente a él, sus enormes manotas acariciaban mi espalda y la verdad eso me hizo estremecer pues siempre ha sido uno de mis puntos débiles, sus manotas bajaron apoderándose de mis duras nalgas, “puta que culo tan rico tienes, perra y te lo voy a culiar” me decía el maldito yo movía mi cabeza diciéndole que no, pero él me apego a su cuerpo haciéndome sentir su enorme bulto aún por debajo de su pantalón ese chico es bastante alto e inclinaba su cuerpo llevando su cabeza a mi pecho y tomando una de mis teta comenzó a chuparla, luego saltaba a la otra la verdad me estaba haciendo excitar y dentro de mis nervios lo estaba disfrutando, me tuvo así de pie unos cuantos minutos que para mí parecían eternidades de mucho placer, me avergüenza pero la verdad yo ya estaba gimiendo y disfrutando de todo eso, el me tiro sobre la cama, mi cabeza quedo apoyada en las piernas de Lucho y mis piernas semi abiertas y dispuestas a una entrega inmediata, comenzó a recorrer mi cuerpo con la fría y enorme hoja de su cuchillo y lo detuvo en mi cuevita haciéndome sentir cosas muy deliciosas en un movimiento rápido la hoja se deslizo bajo la telita de mi tanga y de un solo tirón la corto dejando mi cueva totalmente a su disposición y mis tangas cortadas a la mitad y sujetas a mi cintura por el elástico, de inmediato dio un enorme resoplido y un Guauuuuuuu que chocha más deliciosa tienes perra, enseguida pude sentir su lengua caliente y babosa recorriendo los pliegues de mi cueva los cuales de inmediato me pusieron a menear mis caderas y a gemir de placer como nunca antes, la verdad creo que estaba gimiendo como la más puta del mundo lo cual inspiro al chico para quitar la fastidiosa bola que cubría mi boca y remplazarla por su enorme y descomunal verga la cual comencé a mamar y chupar sin parar sintiendo como esa enorme cosa crecía más y más dentro de mi boca, la verdad yo ya no tenía control de mi misma solo deseaba que me penetraran de inmediato pero el muy maldito continuo dándome lengua sin parar e introdujo algo dentro de mi vagina por lo que pude sentir era el mango del enorme cuchillo que tenía en su mano, eso se sentía emocionante y excitante lo saco y una vez más lo volvió a meter pero esta vez lo metió todo comencé a contraer los músculos de mi cuevitasintiéndolo delicioso, yo estaba gimiendo intensamente, tome una buena bocanada de aire para continuar gimiendo deliciosamente el miedo y la excitación podían más que mi voluntad, la enorme cabezota se restregaba en mis labios no puse resistencia y abriendo mi boca enormemente volví a mamársela sin parar esa cosa se sentía deliciosa creciendo y poniéndose súper dura en mi boca continúe mamando y gimiendo sin parar, para ese momento yo ya no estaba en este mundo solo deseaba sexo y placer, se la mame por unos buenos minutos y enseguida el me tomo por la cintura haciéndome poner en cuatro y su enorme tranca comenzó a taladrar mi inflamada cuevita arrancándome tremendos gemidos de dolor y placer, hasta que por fin esa rica polla estuvo dentro de mi cueva el muy maldito no tuvo ningún reparo en comenzar a bombearme sin parar una y otra vez, no me pude contenerme y mi cueva comenzó a dar disparos de mis jugos uno tras otro, la verdad ya no podía más pero el muy maldito continuo bombeándome sin parar hasta que su deliciosa polla empezó a dar tremendos disparos dentro de mi cueva sentí su leche caliente llenando mi vagina y estrellándose contra mi útero, hasta que por fin el chico se quedó inmóvil sobre mí dando sus últimos y vanos disparos, la enorme y fláccida verga salió de mis entrañas y tras de ella un enorme chorro de leche que en mis muslos se sentía pegajosa y caliente, fue entonces que puede sentir las manos de Lucho acariciándome las tetas y enseguida su caliente boca se apoderaba de mis pezones juntándolos y chupándolos al tiempo, como solo él lo sabe hacer, me puso en cuatro y de inmediato su lengua se apodero de mi culito dándome lengua sin parar y como solo él sabe que me gusta y me excita, enseguida la voz de Lucho preguntaba al chico ya estás listo para darle a mi putica el feliz cumpleaños, y el chico respondió cuando tú quieras, fue cuando Lucho me dijo Feliz Cumpleaños mi vida y enseguida me tomo por las caderas y me monto sobre el enorme chico quien ya tenía su verga totalmente tiesa y lista para comenzar a hundirse en mi vagina y seguido Lucho se puso de tras de mí y lubricando muy bien mi culito me enterró su enorme verga esa fue la mejor experiencia de mi vida por fin mi fantasía se hacía realidad y al fin podía sentir dos ricas vergas entrando y saliendo de mi culito y mi cueva una y otra vez, mis fantasías por fin se me cumplió, mi esposos y un extraño chuliándome sin parar no sé cuántas veces me corrí, los chorros salían sin parar de mi chochita, hasta que por fin los dos chicos llenaron mis agujeros de ricos y espesos chorros de leche, caí profundamente dormida, hasta el día siguiente en donde pensé que todo fue un sueño, los restos de leche en mi chocha y mis muslos me demostraron que no fue así, desperté a Lucho que estaba a mi lado y cuando le pregunte que había pasado el solo me dijo ese fue tu regalo de cumpleaños mi vida, tu fantasía se convirtió en realidad, la verdad fue el mejor regalo que he recibido y hasta ahora no he podido descubrir quién fue el delicioso chico que me dio tremenda clavada de cumpleaños y Lucho aún me tiene a la expectativa, espero no demore en descubrir quién es ese maravilloso chico, y volver a repetir esa hermosa experiencia.

Publicación anterior Siguiente Mensaje