Mi hijastra: que polvazo delante de su mamá

Mi hijastra: que polvazo delante de su mamá
Escrito originalmente por Micheladarica en Guiacereza.com

Llevo 10 años con mi esposa. Cuando me fuí a vivir con ella su hija tenía sólo 10 añitos. Desde niña ha sido muy bonita y ahora que tiene 20 está realmente divina y espectacularmente hermosa. Desde que nos conocimos mi esposa y yo hemos sido de mente muy abierta y en varias ocasiones participamos de trios, cuartetos y hasta quintetos, al punto que cuando la niña tenía 14 años sabia de nuestras preferencias sexuales.

Tratamos de explicarle la situación, pero con una actitud muy madura nos dijo que nos tranqilizaramos, pues nos dijo que habia tenido varios trios con 2 amigas. Quedamos sorprendidos, pues no pensamos que a sus cortos 14 años participara en trios y nos dijo que quería hacerlo con un hombre incluido.

Cuando cumplió los 15, después de la fiesta en el salón, nos dirijimos a nuestra casa para el remate. Una de las amiguitas de ella de 18 años , en varias ocasiones manifestó el interés por mi esposa y ese día en medio de la euforía y de los tragos, descubrí a mi esposa besándose con ella en la última habitación. Me quedé mirándolas mientras se besaban apasionadamente y se acariciaban esa cosita rica.  Lo que no sabia era que mi hijastra también estaba ahí, y que no era su amiguita. Era su novia. 

Mi esposa alcanzó a descubrirme y me hizo señas de que ne retitara señalándome a su hija. Le entendí la situación pero no quería perderme ese espetáculo. Mi casa tiene 5 habitaciones y 3 patios, por lo que busqué un sitio estrategico para observarlas.

Mi espiosa empezó a desvestirse mientras mi hijastra y su novia se besaban apasionadsmente y con movimientos circulares se restregaban esas panochas.

Lo más exitante para mi fue ver cuando mi hijastra empezó a desvestirse. Empezó lentamente a quitarse la blusa. Luego se desabrichó el pantalon y muy delicadamente entre su novia y mi esposa se lo iban quitando hasta quedar solo en ropa i interior. Mi esposa, ya completamente desnuda, terminó de desvestirla, mirntras la novia de mi hijastra empezaba a desvestirse. El ver completamente desnuda a mi niña, mi hijastra, me hizo estremecer a tal punto que empecé a pajearme. Ver a su mamá acariciándole esas teticas paraditas y pequeñas, talla 32, hacian que me pajeara más y más rápido y ver a su novia cuando le abrió las piernas y empezó a darle lenguita meb ponian más arrecho.

Me tocó esa noche ver a mi hijastra pidiéndole a su su novia que le bajara a su mamá. Ver a su mama chupandole las teticas a su hija mientras la novia le bajaba a su mamá.

Me tocó ver como las tres en medio de su arrechera se besaban apasionadamente y como una a una llegaban a su órgasmo jadeantes y bullosas. Le experiencia con detalles de las tres, se las contaré en un próximo relato, pues no quiero extenderme mucho.

De todos modos yo hice que mi esposa se enterara de que yo las habia visto y que el pajazo fue increible.

Verle a mi hijastra esas teticas tan hermosas y ricas, esa panochita increiblemente deliciosa, ese cuerpo esbelto y armonioso, mejor dicho, verla haciéndo el amor de esa forma, se volvió para mi una obsesión y se convirtió en mi fsntasía, máxime cuando en varias ocasiones la habia visto desnuda en su habitación y que normalmente los fines de semana en las mañanas se metía en  la cama en medio de los dos. Esa pijama, compuesta de una blusita muy corta, la cual dejaba entrever sus teticas. Un cachetero que dejaba ver sus nalguitas trigueñas y firmes y sentir sus piernas rozando las mias y en ocasiones sentir su culito cerca a mi verga, cada día me hacian obsesionar más con esa cosita tan rica que quería chuparme.

En varias ocasiones al sentir su culito cerca a mi verga, ésta se me paraba de una forma tal que no me podía controlar y se la hacia sentir. Ella lo notaba siempre y hacia ciertos movimientos para excitarme más. En algunas ocasiones me masturbaba y hacia que ella sintiera mi mano una y otra vez conta su culito. Creó que ella disfruraba eso. 

Esta tortura duró hasta dic de 2018, cuando ella cumplió los 18.  En este lapso de tiempo ya nos habia gatiado a mi esposa y a mi en varios trios. Al punto de que en una ocasión entró a la casa y nos vió en la sala con una amiga y a su mamá haciéndole el oral a e la amiga mientras ella me lo mamaba a mi. Sr quedó mirsndonos y pidió unos besos con nuestra amiga. Se besaron apasionadamente y se disfrutaron mutuamente mientras mi esposa y yo haciamos el amor viéndolas a ellas. Mi hijastra tuvo un órgasmo y se fue a dormir. Esto ya se estaba volviendo normal y se hablaba con confianza en la casa.

Ese día de su cumpleaños, llegó a nuestra habitación muy ligera de ropa. Una blusita muy pequeña que le dejaba ver algo de sus pezones paraditos y un hilo dental rojo que me lo hizo parar inmediatamente. Se acostó en medio de los dos y le hice sentir mi verga parada. Abrazó a su mamá y yo me acerque más para abrazarla y que sintiera mis 18 cm en su culito. La muy arrecha ésta empezó a moverse y me excitó a tal punto que me baje los interiores y se lo metí entre las puernas. 

Cuando menos pense, sentí su mano en mi verga acariciandomelo y le susurro algo a su mamá. Ella se paro y salió de la habitación y quedamos los dos solos. Volteó la cara y empezó a besarme muy suave. Su lengua cálida y humeda penetró en mi boca mientras me acariciaba con sus manos suaves y tersas mi verga erecta. Esto lo haciamis debajo de la sabana. Le pregunte si eztaba segura y me dijo que si. Que yo era el regalo de cumpleaños que le habia dado su mamá. 

Noooooo. Ésto no puede ser verdad. 

Si, contestó ella. Y se fue a bañar porque ya viene.

Yo hace mucho rato te eztaba deseando.

Yo también, contestó ella. Porque los he visto muchas veces y hasta lez tengo varios vudeos.

Seguí acariciandola y nos besamos con mucha intensidad. Le propuse que me lo mamara yme dijo que no, que ya venía la mamá a enseñarle.

Entoncés muy lentamente empecé a recorrer su cuerpo con mi lengua haciendo eztación en sus teticas, las que chupe muy suavemente haciéndola estremecer y jadear. Pase mi lengua por su ombligo y luego por sus piernas hasta sentir que ne cogió del pelo para dirigir mu cabeza a su chimbita humeda, muy humeda. Empece a chuparle el clíctoris y ella no se aguantó más y en un estallido de place empezó a gritarme:

Así...así...asiiiiiii hijueputa....con razón mi mamá está encacorrada de vos...ayyyu...aaaayuuu a lo que contestó su mamá del baño: ESPERENME!

CUÁL ESPERE, Contestó mi hijastra. Metamelo todo, me pidió en un estado de desespero, que no me pude negar y la puse en 4 y la penetré una y otra vez con fuerza y al ritmo que ella me pedia.  DURO...DURO...DURO... JALAME DEL PELO DURO...QUIÉN ES TU PUTICA...

Y cuando pegó ese grito producto de un orgssmo pleno, pletorico de pasión...su mamá apareció ...y la respuesta de su hija fue: mami que cosa tan rica...que hijueputa chimbo tan rico te estás comiendo.... y con esa arrechera le pidió a gritos a su mamá: BESEME...BESEME  HÁGAME LLEGAR.a lo que su mamá accedió y empezó a besarla con pasión y a apretarle las tetas.. y UYYUU HAYYUUU ESTOY LLEGAAAAANNNNDO. 

MAMI.... MAMI....MAMI QUE REGALO DE CUMPLEAÑOS. QUE PENA MAMI PERO ESTO LO TENEMOS QUE REPETIR MUCHAS VECES. A lo que ka mamá accedió complaciente. Y de hecho lo hacemos con regularidad incluyendo a veces a su novia. 

Esta faena de sexo continuó, pues nuestra niña, como le decimos cariñosamente, quería que su mamá le enseñara a mamar...y así completar el regalo dr cumpleaños.

Mi niña me abrazó y me besó con mucha pasión con ganas de que continuaramos. Mientras nos besabamos,su mamá empezó a besarme desde los pies pasßndo por mis muslos y parando en mi chimbo el que empezó a chuparse como solo ella sabe. Es la mejor mamadora que he tenido en mi vida. Es espectacular. Y quiere estar con 4 mames y chuparselo a todos y que yo la vea. Y le voy a dar gusto. 

Hizó suspender nuestros besos y le dijo a a su hija: Ponga cuidado hija como es que se mama, para que sea la mejor mamona del mundo. Le mostró como se pasaba la lengua desde el ojito de culo, pasando por ka nies, las guevitas, el chimbo hasta llegar a la cabecita. 

Mire hija: así se chupa la verga....

Hágale. Y le pusó mi verga en su boca.

En un próximo relato les contaré como me lo mamó. Aprendió superrapido. Cómo hice el amor con las dos. Cómo me chupe la cosita de las dos al tiempo y cómo descubrí que mi esposa ha estado muchas veces con ella y con su novia y otras amiguitas. Por eso me permitió estar con su hija por su sentimiento de culpa y porque su hija de tanto gatiarnos se obsesionó conmigo.

Si les gustó recomiéndeselo a un amigo.

Si no le gustó recomiéndelo a un enemigo. 

Queremos una chica para un trio y si la niña se toma 5 roncitos también participa.

Publicación anterior Siguiente Mensaje