Mi compañero de trabajo "Dario"

Mi compañero de trabajo "Dario"
Escrito originalmente por sandraymao en Guiacereza.com

Trabajo hace varios años en una empresa comercial, ejerciendo un cargo administrativo en el área contable; como en toda empresa somos varios compañeros entre hombres y mujeres, manteniendo una constante comunicación.  Hace algunos meses uno de mis compañeros Dario de logística, cada vez que tenia problemas con las facturas, me llamaba por teléfono o me buscaba  en mi oficina para dar solución y así poco a poco, de una forma muy sutil por parte de él,  inicio su coquetería,  sin embargo él no me generaba interés alguno; pasaron dos meses y la coquetería  se volvió más constante y directa por parte de él,  sin ser agresiva o acosadora;  entonces decidí contarle a mi esposo lo que estaba pasando;  él me escucho atentamente y me brindo su confianza como siempre, para que no me preocupara;  he inclusive me dijo que le siguiera el juego,  para ver hasta donde era capaz  de llegar mi compañero.

El coqueteo prosiguió por parte de Dario y decidí seguirle el juego; eso sí con la mayor discreción; nadie dentro de la empresa se podía enterar,  ya que me tienen en un concepto muy bueno.  La confianza que se genero entre Dario y yo nos permitió hablar mas libremente cuando teníamos oportunidad;  nunca le acepte ninguna cita,  aunque me propuso varias; solo nos comunicábamos dentro de la empresa o cuando me llevaba a la estación del MIO.  Entonces una noche en la cual a mi esposo Mauricio le toco quedarse hasta tarde en la empresa; decidí escribirle un mensaje a Dario por whatsapp con la excusa de una factura y ese mensaje genero una comunicación  muy abierta,  tanto;  que por primera vez dijo que me deseaba, que queria besarme y me envió fotos de él desnudo.  Yo por mi parte le conte que como pareja,  somos de pensamiento liberal y que a mi esposo le gusta compartirme.  Esto genero más confianza en los dos, al punto que las  charlas en la empresa ahora eran hot, sin perder el coqueteo, y en las noches por chat intercambiamos fotos eróticas.  Todo esto con el consentimiento de mi amado esposo.
Pasaron algunos días y mi esposo me coloco un reto " besarlo y tocarlo" dentro de la empresa, para calmar las ganas de Dario,  ya que se solidarizo con él por todo lo que yo le contaba y lo que me escribía en Whatsapp;  entonces, luego de planificarlo,  lo hice!.
El pasado sábado 01 de diciembre le di su regalo adelantado de navidad a Dario, el cual no lo esperaba!.  Al de terminar la jornada laboral a las 12:30 lo llame y le dije que me esperara en la bodega de logística,  que teníamos que resolver  una novedad en una factura antes del lunes y él muy obediente me espero; me arregle y me aplique labial,  baje a la bodega con algo de miedo, lo busque dentro de esta, asegurándome que no hubiera nadie más y cuando lo encontré le pregunte por mis fotos, para que se acordara y se excitara;  él no esperaba esto y seguimos hablando mientras yo lo conducía a un lugar con menos luz; cuando vi que estaba algo excitado me acerque a él de frente sin mediar palabras; él se sorprendió pero me siguió el juego y fue ahí donde me besó; luego de algunos segundos mi mano estaba encima de su jean y su pene duro como yo quería sentirlo; yo continuaba nerviosa de que alguien nos viera, sin embargo nadie nos vio.  Me separe de Dario y el me tomo de nuevo de la cintura y me volvió a besar y yo volví a sentir su pene con mi mano.  Nuevamente me separe de él y aligere mi paso para salir de la bodega,  sin embargo el no quería que me fuera, entonces me tomo de la mano y me llevo a un pequeña bodega de insumos; fresca ya no hay nadie, solo estamos los dos, me dijo; cerro la puerta  apago lo luz y me volvió a besar, pero esta vez me toco las nalgas suavemente;  en ese instante ya estaba excitada, no podía creer lo que estaba haciendo, aunque disfrutaba ese instante, también pensaba en mi esposo. 
El tiempo paso muy rápido en ese  pequeño cuarto oscuro, me sentía con miedo, pero excitada y no dejaba de tocar el pene de Dario por encima de su Jean; quería salir, pero al mismo tiempo quedarme; entonces sucedió algo que no esperaba, ¡no lo planifique!; Dario desabrocho su Jean he hizo que lo masturbara, eso me excito aun más y no quería parar, sentía su pene lubricado y duro, entonces  pensé ¿como estaré yo?; en un instante quería seguir y se me pasaron muchas cosas por la cabeza; pero, volví a sentir miedo, y aunque estaba excitada,  esta vez si puede salir de la bodega y volver a  mi oficina rápidamente.  Cuando me senté no podía creer lo que había sucedido,  fue muy diferente de lo que había pensado y ahora ¿como miro a los ojos a Dario? ¿Como le cuento a mi esposo lo sucedido? ¿Alguien nos vio?.  Me diriji al baño, me lave las manos,  me acomode el labial y como lo había sospechado me encontraba mojada, me limpie y salí de la empresa;  pero vaya sorpresa, Dario estaba esperándome afuera;  Te llevo? me dijo; no sabia que responderle; fresca, ven.  Me monte en su carro con nerviosismo;  para donde vamos, me pregunto;  a mi casa! le respondí; sonrió  y  comenzó a hablar de proveedores y sus facturas,  haciéndome olvidar por un instante lo que había sucedido; sin embargo no le pude ver la cara.  Para aquí!, le dije; Luego de llegar a salomia dejándome cerca a la estación de MIO; abrí salí,  y cerré la puerta rápidamente de su auto, no me despedí de él como de costumbre,  entonces me dijo;  Sandra te gusto!.  Me di la vuelta tome valor y lo mire a los ojos diciéndole, ¡ese era tu regalo!, Feliz navidad.
Publicación anterior Siguiente Mensaje