Madura caleña morbosa en el bus

Madura caleña morbosa en el bus
Escrito originalmente por jucam_2018_ en Guiacereza.com

Siempre me han gustado las mujeres mayores, es excitante saber que siendo tan joven he podido despertarle la calentura a esas maduritas con cara de santas. Vivo en cali y hace algun tiempo estaba esperando una de las rutas del MIO en la estacion de calipso, a eso de las 6 o 7 de la mañana, pero como siempre es demasiada la cantidad de gente que sale para el trabajo a esa hora y los buses estan a reventar. Mientras esperaba entre la multitud a que llegara mi ruta me quede viendo a una mujer que de cara tendria unos 50 años pero su cuerpo era otra historia, acuerpada sin llegar a ser gorda, unos muslos firmes y un culo de infarto, llevaba un pantalon algo ajustado era blanco y su cabello era de un color cafe algo rojizo, pero la ruta llego y la perdi de vista, apenas se abren las puertas del bus se forma el caos y la gente empuja a los que estamos en la parte de adelante para poder entrar, en cuestion de segundos quedo en una esquina aplastado por la gente y casi sin poder moverme, asi que trate de girar el cuerpo como pude para poder sostenerme de una las barras del bus, cuando me gire quede frente a frente con la mujer que habia visto, nuestros brazos se tocaban porque nos sosteniamos de la misma barra, de forma tal que mi pecho y abdomen junto con los suyos habian quedado completamente pegados, me puse nervioso ya que mi pene alcanzaba a rozar su entrepierna y por la excitacion empece a tener una ereccion, como respeto los limites trataba de alejarme un poco pero era imposible y tenia miedo de que ella lo malinterpretara y quedara como un pervertido, pero no voy a mentir la situacion me encantaba. Mi ereccion llego a un punto en el que era imposible que ella no la sintiera bajé un poco la mirada y ella esta sonriendome, luego siento como con mucho esfuerzo trata de de acomodar sus piernas para que una de ellas quede entre las mias apretada por mis muslos y aplastando mi pene por completo. No me lo podia creer la sensacion era deliciosa y esta mujer con carita de santa tenia la arrechera encima los dos empezamos a movernos haciendo que mi pene se aplaste contra su pierna y casi roce su vagina, trate de meter la mano que tenia libre entre ella y yo de forma disimulada y con un dedo trataba de tocarsela, me prendi aun mas cuando senti algo humedo en el dedo, estaba muy mojada, aun tengo en mi mano aquella sensacion ta deliciosa, yo un joven con las hormonas alborotadas con una madura muy arrecha entre mis piernas, desafortunamente y la dicha solo me duro unos 15 minutos ya que se bajo unas estaciones mas adelante y no pudimos llegar a mas, pero me goce ese trayecto al igual que muchos otros de los que luego hablare donde siempre han sido las mujeres las que han tomado la iniciativa de morbosear conmigo .

Publicación anterior Siguiente Mensaje