Madeleine y la médium

Madeleine y la médium
Escrito originalmente por phantom44 en Guiacereza.com

Doña Margarita estaba cada día más preocupada por su hija Madeleine, había caído en un estado de depresión intensa y no era para menos, la mayor desgracia que una mujer pueda imaginarse le había sucedido a ella, a escasos tres días de su matrimonio, cuando todo estaba fríamente calculado y organizado su prometido y futuro esposo Armando se había matado en un accidente de aviación. Para Madeleine todo se derrumbó, sus sueños de casada, los planes que habían trazado con Armando, los días de alegría y placer al lado de su futuro esposo se habían truncado…pero lo que más le dolía era no haber podido ser su amantea pesar de que ella lo deseaba intensamente…por seguir las tradiciones familiares había guardado su virginidad para después de casados y a pesar de los múltiples ruegos de su prometido, Madeleine no había querido acceder a las pretensiones de Armando de hacerla su mujer en el sentido estricto de la palabra…fueron múltiples las ocasiones en que Armando le suplicó que tuvieran sexo, que se dejara acariciar furtivamente ´para calmar esos deseos impetuosos que lo consumían …todo fue inútil y ahora ella se moría de la rabia y la impotencia…

De noche a solas en su habitación pensaba y repensaba lo necia que había sido…para qué continuar con esas tradiciones medioevales que solo conducían a la represión de los sentimientos…para qué guardar esa llamada virginidad como símbolo de castidad en una mujer…?qué había ganado ella con esa actitud egoísta y tradicional… ? ahora lo lamentaba pero era tarde…

Al otro día muy temprano doña Margarita llamó a Madeleine , le comentó que había pedido una cita con una médium muy allegada a una comadre para que conversara con ella y le contara su problema y las inquietudes que tenía…sería posible mediante esa médium establecer contacto con Armando…? Esa era la pregunta que muy en sus adentros tenía Madeleine para plantearle a la médium…aunque ella no era muy creyente en esas prácticas era el único camino que podía tomar para establecer un contacto entre ella y su adorado Armando…

La médium que se llamaba Mabel las recibió en su apartamento y tras una breve charla entró a oír el caso de Madeleine… la médium les explicó que ella tenía que poner en conocimiento del Ser superior que le ayudaba el caso en cuestión y solamente con la anuencia de él podía entrar a mirar si se podía ayudar…las citó para el próximo viernes para darle la respuesta…Madeleine quedó impresionada por la médium, era una mujer muy agradable a pesar de su apariencia aparentemente sobria y severa…por su parte Mabel quedó impresionada en primera instancia con el caso de Madeleine y pensó que sería muy bueno ayudarla… en su semblante se veía que estaba sufriendo mucho y sus marcadas ojeras daban muestras de sus largos insomnios…

Mabel era una mujer de unos treinta tantos años, de facciones finas y un bello semblante , su marido la había dejado desde muy joven aduciendo la incapacidad de Mabel para darle un hijo, pero la verdad sea dicha la había dejado por otra mujer…decepcionada no volvió a conseguir otro hombre y prefirió calmar sus deseos sexuales con juguetes sexuales…dentro de ella habían muchos deseos sexuales… muchas fantasías que realizar pero lo veía difícil…se acordó de Madeleine y por un instante pensó cómo seria querer y ser querida por una mujer…

Dejó esos pensamiento a un lado y fue a hacer su ritual…la señal de la aprobación llegaría en un sueño…así como llegó la primera vez…fue el caso de una prima enferma que no encontraba cura con la medicina convencional…le pidió a Dios con mucha fe que ese don de poderse comunicar con los espíritus la ayudara…de un momento a otro ella caía en un trance y el espíritu posesionado de su cuerpo físico tomaba las medidas necesarias…su prima se curó y la fama entre los miembros de su familia se extendió rápidamente…

El viernes Madeleine fue temprano donde la médium, Mabel se acababa de levantar y la hizo seguir, no la esperaba tan temprano y todavía andaba en piyama, era una bata transparente que dejaba al descubierto su estupenda figura, se destacaban debajo de su bata sus hermosos senos, eran grandes y adornados con unos pezones oscuros, caían ligeramente sobre su torso haciéndolos muy tentadores…Madeleine aunque quiso evitar miró admirada esas tetas grandes y llamativas y sin querer queriendo bajó la mirada a la entrepierna en donde se destacaba una tanga blanca que no disimulaba el tapiz de su pubescencia negra…Mabel se sintió turbada pero al mismo tiempo complacida de ser admirada de tal forma…acto seguido le dijo a Madeleine que tenía el visto bueno de efectuar una operación de acercamiento con Armando… tenía que ir esa noche a las 7 más o menos y llevar además del traje de calle una bata transparente de color blanca… despojarse de todo tipo de joyas u objetos metálicos y no llevar ropa interior…sólo la bata blanca…

Madeleine la noche del jueves casi no puede dormir…por un lado la incertidumbre de ese encuentro con Armando…cómo sería ese acercamiento…? Podía talvez oír su cálida voz…podría sentir su ardorosa respiración como lo hacía cuando se acercaba ella para robarle una caricia…eran tantas las inquietudes…pero también la trasnochó el recuerdo de la médium , Mabel era una mujer diferente…era una hembra con todas las de la ley que escondía sus encantos debajo de ropas holgadas y poco atractivas para no llamar la atención de nadie, especialmente de los hombres, pero ella la había visto casi desnuda…en la intimidad de su casa y la había impresionado favorablemente…siempre había pensado en Armando, pero la inquietaba ese sentimiento turbador ante la presencia de Mabel…

Madeleine fue cumplida a la cita, Mabel la recibió en un cuarto especial…habían velones blancos y muchas rosas adornando un especie de altar pequeño adosado a una de las paredes, en el centro una pequeña mesa con dos asientos y un sofá grande de cuero como únicos muebles…una luz indirecta iluminaba levemente el aposento …Mabel se sentó frente a Madeleine y empezó a concentrarse…le dijo antes de entrar en trance que no se fuera a asustar, ella sufriría unos pequeño espasmos y luego se quedaría como dormida…Madeleine debía en ese momento cerrar sus ojos y no volverlos a abrir hasta tanto ella no terminara su trance y le pidiera formalmente que volviera a abrir sus ojos…así sucedió y Madeleine cerró sus ojos apenas Mabel entró en trance…de pronto Madeleine oyó la voz de Armando, era una voz algo distorsionada pero reconocible…no habló mucho… Madeleine sintió que alguien la tomaba del brazo y la conducía al sofá…lavoz le indicó que debía acostarse y ella lo hizo así… el espíritu de Armando posesionado en el cuerpo de Mabel empezó a acariciar el cuerpo de Madeleine…con voces ininteligibles empezó a recorrer las piernas y los brazos de Madeleine…Mabel apretó esos senos y empezó a acariciarlos, luego a chuparlos con deseos impetuosos…Madeline empezó a excitarse pero recordó que no debía abrir los ojos…Armando o Mabel empezó a besar su boca , su lengua empezó a moverse dentro de la boca ansiosa de Madeleine, ella cerró más sus ojos y mentalmente se dispuso a aceptar todas esas caricias…la boca de Armando empezó a besar esos senos y a chupar los pezones ya erectos de Madeleine…la vagina de la bella chica empezó a humedecerse, la boca de Mabel buscó desesperadamente el sexo de Madeleine y empezó a chupar esa fuente inagotable deefluvios vaginales…la lengua de Mabel empezó a lamer el clítoris deMadeleine y la chica empezó a retorcerse de la emoción…cada lametazo en el pequeño órgano la hacía subir al cielo…Madeleine se empezó a enloquecer con las caricias de Mabel…pronto un orgasmo la llenó de satisfacción… en su clímax creyóvislumbrar el cielo…Mabel seguía lamiendo el clítoris emocionada…de un momento a otro tal como empezó el trance de la médium así terminó.. cuando Mabel despertó del trance estaba acostada en medio de las piernas de Madeleine… exactamente frente a su espectacular vagina …su olfato sintió con toda intensidad el aroma penetrante de su sexo…sin hacer escándalo y ante la belleza del espectáculo que tenía ante sus ojos se hizo la que estaba todavía en trance y aprovechó para chupar ese coñito delicioso…no podía creerlo …sus sentimientos estaban tan excitados que no quería despegarse de esa vulva húmeda que se abría más y más…con sus manos tomó el culo de Madeleine y lo apretó con fuerza…su lengua penetró una y otra vez esa ranura libidinosa…chupaba esos jugos como un colibrí sediento chupa las flores para extraer el néctar oculto…Madeleine se sintió enloquecer…apretó sus labios…sus manos agarraron desesperadamente a Mabel y clavando las uñas en su espalda dio un grito y recibió el orgasmo más intenso de su vida…Mabel acariciando con sus dedos su vagina sintió también un orgasmo plenamente compartido…descansó un rato y luego tratando de ocultar la intensa emoción que sentía le ordenó a Madeleine abrir los ojos…la chica estaba todavía tan emocionada que no podía articular palabra, dio las gracias a Mabel y le dijo que era la experiencia más impresionante que había tenido en su vida…había logrado sentir a Armando en la plenitud de su pasión, sin embargo sentía en su interior que todavía faltaba algo…Mabel sonriendo le dijo que en realidad había sentido que Armando todavía quería estar con ella otro momento, pero eso tendría que ser otro día y si ella aceptaba en ocho días repetirían la sesión para que todo quedara como debía ser…Madeleine se vistió , se despidió de Mabel con un estrecho abrazó y sus labios se posaron en la boca de la médium por unos segundos para darle un beso apasionado…

Mabel se quedó en su cuarto intensamente emocionada, sin saberlo había encontrado en ese encuentro sexual algo tan lindo e inesperado que la hizo renacer emocionalmente…buscó su dildo más largo y sin pensarlo dos veces empezó a masturbarse muy despacio pensando en Madeleine, a medida que su excitación crecía los movimientos del dildo aumentaban en intensidad hasta que un orgasmo la acercó al cielo cuando llegó al clímax del placer…la imagen de Madeleine quedó grabada en su retina…el sueño la dominó y quedó profundamente dormida.

Por su parte Madeleine llegó a su casa con una sonrisa que lo decía todo, doña Margarita estaba asombrada, le preguntó cómo le había ido pero ella disimulando su emoción le dijo que necesitaba otra sesión para alcanzar su objetivo, se encerró en su cuarto y empezó a pensar en lo sucedido, no podía concentrarse…trataba de traer la imagen de Armando pero sin querer la imagen de la médium se interponía y lograba en algunos casos desplazar la imagen de su amado…esa mujer la había perturbado…se acordó cuando al abrir los ojos vio sus escultural cuerpo desnudo muy cerca de ella…aún podía sentir ese olor a sexo, todavía sentía las apasionadas caricias de Armando en su cuerpo…pero le quedaba una duda…la había acariciado Armando o la médium…de todas maneras sus orgasmos fueron reales y tan intensos que los deseaba tener una y mil veces…se acarició su vagina y sus dedos empezaron a repetir todas laslocas caricias que le proporcionó Armando…o Mabel…?...el sueño la venció acariciándose y pensando en esa imagen dual…Armando-Mabel.

El viernes siguiente Madeleine muy puntual fue al consultorio de la médium, estaba ansiosa, excitada, un furor uterino la consumía, la lujuria y la salacidad la abrasaban con intensidad, sólo pensaba en estar al lado de Mabel…por su parte la médium estaba peor que Madeleine, toda la semana había estado pensando intensamente en ese momento, queríaabrazar esa chica, acariciarla, besarla, chupar intensamente esa vagina, quería eso y muchas más cosas…

Se repitió el ritual y tal como el viernes anterior Mabel entró en trance, la voz robotizada de Armando le indicó a Madeleine que deseaba hacerla suya, las dos mujeres desnudas se abrazaron y Armando o Mabel empezaron a complacerse mutuamente…pero esta vez el trance verdadero fue muy corto…Mabel sintió como mujer las ganas intensas de aparentar que todavía estaba poseída para poder solazarse con Madeleine…sus manos apretaron las nalgas de la chica y su lengua empezó a meterse en esa estrecha vagina para chuparla y lamerla con mucha intensidad, sus labios se posaron en el clítoris erecto de Madeleine y empezaron a lamerlo con mucha suavidad pero intensamente, Madeleine empezó a gemir de la pasión, sus cuerpo se contorsionaba y sus manos trataban de acercar más y más la boca de Mabel para que le succionara todo sus líquidos, la médium mientras lamía el clítoris de Madeleine introdujo su delgado dedo en el culito de la chica…lo deslizó suavemente y esta caricia enloqueció a Madeleine, la caricia simultánea de su clítoris con la metida del dedo por su culito hizo bramar a Madeleine, desesperada se contorsionaba, arqueaba su cuerpo y gritaba de la emoción…Mabel intensificó sus caricias en ese clítoris y metió todo su dedo en la puerta trasera que se abrió gustosa para recibir ese dedo juguetón…la médium arreció con sus caricias y Madeleine no pudo aguantar más…un orgasmo intenso en emociones la envolvió y sintió quese perdía en el infinito…Mabel que estaba desesperada por sentirse acariciada se acomodó apara un 69…Madeleine instintivamente metió su lengua en la vagina de Mabel y la médium se sintió enloquecer…excitada al máximo empezó a pedirle a la chica que le metiera sus dedos, su lengua y que chupara mucho…se olvidó de un pequeño detalle, no habló como Armando y Madeleine se dio cuenta que era Mabel la que estaba acariciándola…lejos de disgustarle esa situación la chica sintió que se hacía una realidad esa fantasía que le había creado su inconsciente…quería hacer el amor con la médium…y bajo esta premisa se entregó a esa relación con el mayor ímpetu del mundo…Madeleine empezó a devolverle una a una todas las caricias recibidas…pero la que mató a la médium fue el cunnilinguis simultáneo con la metidita del dedo en el culo…la médium creyó enloquecer con esa caricia…cada vez que los labios de Madeleine succionaban su clítoris y el dedo juguetón se metía en las profundidades de su recto la médium se transformaba…no era esa mujer seria y dueña de su temperamento sino un vulgar puta sedienta de placer, era una perra ansiosa de sexo, era una ramera libidinosa hambrienta de lujuria…los movimientos de las dos hembras buscando el máximo placer eran de antología…hasta que llegó el anhelado y esperado orgasmo…las dos mujeres se sintieron elevadas en el vórtice de un remolino de pasiones que las llevó a las alturas del cielo…

Después llegó el descanso…Madeleine en los brazos de Mabel …sin decir palabras se apretaban una y otra vez…se tocaban como tratando de constatar que era una bella realidad y no un sueño…sin saberlo ambas agradecían a Armando…Mabel había encontrado una persona sedienta de amor y ella estaba dispuesta a dárselo todo…Madeleine había encontrado una amante ideal y además no traicionaba el juramente que le había hecho a Armando de  nunca volver a conseguir otro hombre en su vida…nuevamente las dos mujeres se miraron, se besaron , se abrazaron y se quedaron profundamente dormidas.

Publicación anterior Siguiente Mensaje