Le propuse acostarse con otro. Parte 2

Le propuse acostarse con otro. Parte 2
Escrito originalmente por Bako35 en Guiacereza.com

Obviamente este perfil lo manejamos mi esposo y yo. Así que entre los dos les escribiremos como fue la experiencia con un tercero en la cama. Creo que nadie aquí ha realizado un escrito asi, entonces esperamos que lo entiendan. Yo iniciaré y mi esposo también estará relatando.

Una noche estábamos en cada de un amigo tomando cervezas con un grupo de amigos más. La noche iba bien. Buena música, buenos chistes y todo lo relacionado con un excelente ambiente de amistad. Las cervezas se tomaban a medida que se bailaba y las horas pasaban.

A eso de las 11 pm decidimos todos comprar un trago más fuerte (aun no estábamos ebrios) pero queríamos algo más fuerte para continuar con la fiesta. Después de unos minutos inicio a llover. La noche se puso fría y el ron sería perfecto para ese momento.Y mi esposo se fue a comprarlo con otros dos amigos. Yo quedé esperándolo con su amigo y una novia de uno de los amigos.

Esposo: bueno, la verdad es que estábamos un poco ya tomados, no muy ebrios pero si alegres. Así que salimos a buscar el licor a unas cuadras de la casa. Siguió lloviendo más fuerte y por eso debimos esperar en una pequeña tienda mientras dejaba de llover. Decidimos en ese lugar comprar unas cervezas y tomarlas mientras la lluvia se detenía. La verdad no nos fijamos cuanto tiempo demoramos allí esperando que escampara la lluvia.

Esposa: En casa ya estábamos un poco desesperados esperando que ellos regresaran con la botella, así que la chica que estaba esperando con nosotros se desesperó un poco y salió a fumar afuera de la casa. Quedando yo solamente con el amigo de mí esposo.

Nos pusimos a conversar normalmente de cualquier tema, era una charla normal. Luego él me dijo que pusiéramos música bailable y que bailáramos mientras los demás llegaban. La verdad me pareció bien, nada para mal interpretar. Así que en medio de risas nos pusimos a bailar deuna manera normal.

El tiempo pasaba y aquellos aun no regresaban y la amiga aún estaba fuera de la casa, esta vez hablando por celular, así que Diego y yo seguíamos solos y bailando en la sala, esta vez era vallenatos románticos (debido a eso el baile se tornó lento y un poco más pegados nuestros cuerpos) Yo no era buena bailando ese ritmo pero él me dijo que no me preocupara. La verdad no me preocupé y bailamos varias canciones.

Esposo: Nosotros seguíamos esperando que dejara de llover y se me había olvidado llamar a mi mujer. El tema entre amigos estaba bastante bueno y estuve confiado en que ella estaba acompañada y no en peligro. Por eso estuve muy relajado conversando con mis amigos en esa tienda mientras llovía.

Esposa: En casa, la música sonaba y el baile con Diego cada vez me gustaba más. Olvidé mencionar que esa noche tenía puesto un vestido muy ajustado a mi cuerpo y la verdad me sentía hermosa aquella noche. Suelo usar buena perfume y mi cabello siemprehuele bien debido a que me gusta cuidarlo y soy vanidosa con mi apariencia.

Diego estaba un poco afectado ya por el alcohol que antes había tomado y creo que fue esa la razón de que en ese baile él fuera un poco más predecible sobre lo que pasaba.

Él y yo tenemos casi la misma estatura, bueno, él es un poco, solo un poco más alto. Lo que generó que mientras bailábamos en ocasiones su pelvis y la mía rozaran. A medida que bailábamos noté que él hacía el intento de pegarse más a mí. Pero yo disimuladamente me alejaba no dejando que lograra lo que quizás él deseaba.Llegó un momento en el que le dije que nos sentáramos y Salí a llamar a mi esposo para saber que pasaba pues ya tardaba demasiado.

Esposo: Mi celular sonó y era mimujer preguntando por que demoraba tanto; a lo que le respondí que era debido a la lluvia. Y ella me dijo que me apresurara pues ya se sentía incomoda estando sola. Le dije que me esperara a lo que ella me dice “Quiero que vengas rápido, Diego está ya tomado y creo que está coqueto conmigo” Cuando escuché esto me dio curiosidad y le dije a mi esposa que jugara con la situación y que siguiera el juego pero con límites. La verdad me calentó la idea y recordé lo que ella y yo habíamos hablado en la cama unas noches atrás y la idea me inició a gustar.

Esposa: Cuando escuché lo que mi esposo me dijo me dio un ataque de nervios. La verdad no fui indiferente a querer empezar ese juego le pregunté una vez más si estaba seguro y él me respondió que sí. Así que fui al baño me organicé el maquillaje y decidí iniciar el juego.

Entré a la sala otra vez y ahí estaba Diego. Sutilmente y con mirada de agrado me senté y él una vez más me invitó a bailar. Esta vez una bachata (soy buena bailando bachata) el baile inicio y poco a poco nuestros cuerpos se fueron uniendo hasta que Diego logró lo que deseaba, bailar pegado a mi cuerpo y tenerme apretada en sus brazos. No niego que la idea me generaba morbo. Unos minutos después sentí el pene de Diego más duro. Al tener los dos casi la misma estatura yo sentía su pene frotándose cerca de mi pelvis con el ritmo de la música lo que me pareció muy caliente. Sus labios los acercaba lentamente a mi cuello como sintiendo mi perfume y el olor de mi cabello. Y yo cada vez más me excitaba lentamente con lo que pasaba.

En ese momento entró la amiga que estaba afuera y Diego se alejó un poco para no quedar en evidencia. No sentamos y nos pusimos los tres nuevamente a conversar pero ya había una mirada de picardía entre Diego y yo. Mi amiga fue al baño y en ese momento Diego me dijo que lo acompañara a la cocina a buscar agua y no habíamos llegado a la puerta de la cocina cuando me llevó contra la pared y me besó sin esperar a que le dijera nada. Lo empujé y le dije que se calmara pero él me cogió contra espalda, pegando su pene a mis nalgas y besándome el cuello no de una manera brusca pero si muy sensual me dijo que me deseaba, que quizás eran los tragos pero que no quería dejar pasar ese momento sin sentirme. La verdad oír eso en ese momento, de esa manera y en ese plan me calentó mucho pero me Salí de sus brazos y me senté en la sala esperando por mi esposo. Minutos después mi esposo llegó y le dije lo que había pasado con detalles y mi esposo me respondió “Recuerdas lo que hablamos hace unas noches? Hoy te doy permiso que lo hagas” Oír eso me dejó perpleja. Pero mi esposo me excitó diciéndome que a él lo excitaba esa idea y saber que él me daba el permiso de hacer algo indebido me generó mucha excitación.

Así que esa noche empezamos entre los dos a organizar todo para que en esa casa se cumpliera nuestro capricho y fantasía sexual.

En otro relato seguiremos. Comenten que piensan!

Publicación anterior Siguiente Mensaje