La experiencia que transformo mi vida. La mujer "Magia"

La experiencia que transformo mi vida. La mujer "Magia"
Escrito originalmente por Masajista Tantrico en Guiacereza.com

La pornografía, la masturbación, las prepagos y mi pareja eran la forma como disfrutaba mi sexualidad, la vivia con ansiedad, temor, necesidad de demostrarme lo macho que era y que podía conquistas, enredar y comerme a cualquier mujer. Luego del nacimiento de mi hija nuestra sexualidad de pareja cambió y comenzamos a vivir momentos con más calma, sensualidad, sin embargo mi esposa quería varios orgasmos y yo no era capaz, mi ansiedad me llegaba a la excitación rápida, la penetraba con rapidez, salvajismo, ella llegaba una o quizas 2 veces con masturbación, yo llegaba una vez, las mismas eyaculaciones de siempre de 20 segundos intensos y luego flacidez total.

Decidí convertirme en el mejor amante para mi pareja, comencé a leer y me interesé por el Tantra, desde el principio sabía que lo teórico era insuficiente y que necesita algo práctico, comencé con ejercicios de respiración con mi esposa sin embargo aunque nuestras relaciones mejoraron aún sentía que algo faltaba. Decidí entonces buscar expertos. 

En una página de masajistas de la ciudad encontré un anuncio de una mujer que realizaba un masaje Holística, me llamo la atención su amabilidad cuando la llamé, solo tenía una foto en la cual se veía mayor (algo diferentes a todas las chicas jóvenes y hermosas de esas páginas, prepagos y masajistas), me dijo que solo hacía domicilios por tanto inicialmente la descarté pero 3 días después mi esposa salió de la ciudad con nuestra hija y me quedaría solo en casa y tenía una necesidad de sexo impresionante así que decidí llamar a esta mujer. Ella no ofrecía sexo, solo masaje y máximo mastubación, yo sentía que lo debía hacer aunque igual tenía ansiedad, era la primera vez que llevaba una mujer a mi casa y no sabía lo que podía pasar sin embargo me arriesgue. La llamé, ella estaba disponible y concretamos la cita.

Llego un poco tarde, cuando la ví identifique que era una mujer mayor que yo, de unos 45 a 50 años aproximadamente pero con un cuerpo delgado, bien cuidado, rubia, se veía radiante, pero más que radiante iluminada y segura, su voz parecía con experiencia.

La saludé subimos a un espacio que había organizado en mi casa para el masaje, privado y tranquilo. Ellla inmediatamente se sentó en el piso, saco unos libros, unas velas, unos aceites y comenzó a contarme sobre el Tantra, su filosofía, y otros aspectos que yo ni idea en ese momento y la verdad sentía que estaba perdiendo el tiempo. 

Me dijo que tenía un Don, una Magia y que yo era un afortunado. Por un momento dije "esta mujer está loca", sin embargo algo confió plenamente en ella, no sé si sus palabras o su rostro y me dejé llevar. Me pidió que me desnudara completamente y me recostara.

Inicio con un masaje con velo, y comenzó a guiarme con sus palabras a un viaje espacial, a traer luz desde el espacio, a iluminar mi cuerpo y a hacer bolitas de colores en toda mi columna. Realmente me fui relajando y me dejaba guía por sus palabras, lo tomaba más como un momento de liberación de estrés que como un acto sexual. 

Ella estaba desnuda, masajeaba suavemente con aceite mi cuerpo y me conectaba con los Chackras, con el espacio y con la tierra. Boca abajo comenzó a masturbarme, a manternerme erecto aunque yo sentía que realmente estaba distraído con sus palabras, disfrutaba lo que estaba pasando pero no sentía mucha excitación.

Cuando me pidió que me volteara boca arriba siguió con el masaje en mis piernas y luego con respeto, conexión me siguió masturbando boca arriba, seguía manteniéndome conectado con sus palabras de poder y yo poco a poco me fui excitando. Sus palabras me guiaban a imaginarme luces rojas, naranjadas, verdes, cafés y moradas que recorrían mi cuerpo, energía que me clavaba a la tierra y que también me recargaba desde el espacio, yo respiraba despacio con control hasta que de un momento a otro sentí que ella me estaba haciendo el oral, en ese momento sentí que mis testículos y mi pene se llenaba de energía y que iba a explotar, ella me decía que me relajará, que disfrutara del placer, que me dejara fluir y así lo hice.

Durante un tiempo del cual no estoy seguro si fueron unos 5 o 10 minutos estuve en un orgasmo que jamás había vivido, experimentado y muchos menos imaginado. Eyaculé a chorros pero mis contracciones seguían, mi cuerpo se retorcía, sentí mis manos, cuello y boca encalambrada, todo mi cuerpo templaba de placer, no podía hablar, me sentí realmente extasiado. Ella solo decía palabras de agradecimiento, acariciaba mi cuerpo y lo acompañaba hasta que este se relajo. Lo sentí como Magín.

Luego de esto hablamos un rato, le conté lo que me pasó, ella me explico algo del Tantra y de como esto transforma vidas. 

Luego de esto fueron muchas horas de meditación, reflexión, comprensión de lo que había sucedido. Me di cuenta que era un ignorante en el sexo, que solo lo hacía siguiendo el modelo occidental de sexo salvaje, violento, agresivo, explosivo que veía en la pornografía (mi primera maestra). Decidí aprender más de esto, practicar y compartir esta forma diferente de vivir el sexo, para mi es mejor, no critico la forma tradicional, por ella pasé y la disfruté. Agradezco a la mujer magia que es y será mi primera maestra. Actualmente soy un aprendiz de Tantra, un estilo de vida que jamás podremos los occidentales entender del todo, sin embargo con herramientas útiles para la vida diaria. Me dedico a mis pasiones y en mis tiempos libres, disfruto con mi pareja o con alguna amiga, de los placeres de esta forma de vivir la sexualidad.

Publicación anterior Siguiente Mensaje