La esposa del jefe

La esposa del jefe
Escrito originalmente por juan-sagitario en Guiacereza.com

Mi primer relato.

Viejos recuerdos e inolvidables pasiones.

Diciembre de fiestas empresariales y ella con su esposo e hija. Hermosa, delgada, cuerpo sensual y un vestido azul claro ceñido. Un olor a chanel y la elegancia de la señora del jefe. Este medio prendido y sin ganas de atender a su señora me pide que baile con ella. Yo feliz obedezco y comienza una época de casi 5 años de lujuria y pasiones. Bailamos varias canciones y al final de la noche me dice: me encantas como me apretas.....Yo sano sin esas intenciones, pero feliz por esas palabras. Me gustas, me dice y yo respondo igual.....Nos vemos la otra semana ?, claro, dije entusiasmado.

Llegó el martes y la cita era a las 2.30, yo ancioso y ella llega hermosa y sexy. Vamos donde quieras y así lo hicimos. El motel mas cercano se veía lejos...., llegamos y el beso duró mas o menos 5 minutos, suave, respetuoso y sensual...Uyyyyy que dulzura de mujer. Es delgada, cuerpo espectacular, senos firmes tipo 34, unas caderas trabajadas en gimnasio, cabello claro, ojos verdes, casi rubia, todo en ella era elegancia y perfección.

Nos desnudamos lentamente prenda cada uno sin dejar de besarnos, yo recorriendo su silueta suavemente y ella con los ojos cerrados (Culpa de su infidelidad), un trago entre besos y caricias y ya desnudos besos en su espalda, cuello,, mmmmm que olor tan sensual, yo feliz con esta diosa, ella quieta y yo recorriendo con mis manos y boca sus nalgas, piernas y ella suspirando. 

Luego al girar quedamos en un inesperado 69, que disfrutamos por largo rato, los dos llenos de pasión de la primera vez y con la lujuria de la infidelidad (Ambos casados). Sentí sus gemidos al tener su primer orgasmo, que la dejó rígida,ufffff que delicia......

Yo con ganas de penetrarla, la siento encima e inicio suave, muy suave, demasiado suave y nuevamente ella con los ojos cerrados, deli imagen. Yo acariciando sus senos rígidos y pezones rosados, hasta que estuve totalmente adentro de ella, que lo reflejó con sus uñas en mi espalda. Ya iniciamos el ritmo sensual de la pasión del momento y y los gemidos y apretones del gusto de este sexo con pasión, el cuál duró cerca de 10 minutos, cuando los dos exhalamos casi juntos nuestra llegada de orgasmos.

Descansamos y solo me dice......Mi esposo solo piensa en su secretaria......Mmmmmm

Aunque yo lo sabía, me hice el inocente. Allí iniciamos otra faena de sexo loco y ya con mas ganas, varias poces, apretones, besos interminables y los dos felices con nuestra primer cita.

Publicación anterior Siguiente Mensaje