INOCENCIA DE CASADA PERDIDA IV

INOCENCIA DE CASADA PERDIDA IV
Escrito originalmente por yeymycarlos en Guiacereza.com

INOCENCIA DE CASADA PERDIDA IV

Después de esa noche no pude ver a mis padres como antes, la forma en que se miraban, las cosas que se decían todo me hacia pensar que ellos planeaban encuentros con otras parejas; sin embargo en mi mente tenia sentimientos encontrados, unas veces de lujuria deseando perder mi virginidad con el primer chico que se me atravesara, otras donde me asustaba y prefería quedarme así hasta que llegara el indicado, otras veces habían amigas que me gustaban y me alcanzaba a excitar pensando en como se verían desnudas, eso por culpa de lo que mi hermana me hizo sentir ese día. Natalia siguió saliendo con más chicos, ella cambio impresionantemente y comenzó a volarse de la casa a escondidas de mis papás, e incluso muchas veces yo no me daba cuenta sino hasta que me percataba de que no estaba en la habitación durmiendo; Mis padres sobre todo mi mamá comenzó a sospechar que algo estaba pasando y las peleas entre Natalia y ella se hicieron insoportables, al punto que tanto para Alejandra como para mí se nos volvió la vida muy complicada y controlada de parte de mi mamá. Hasta que después de varios meses pasó lo que era obvio que pasaría, Mi mamá en una pelea muy fuerte con Natalia al darse cuenta que había llegado tarde a la casa y olía a licor de manera impresionante se lleno de razones, se insultaron y casi se fueron a las manos al punto que mi papá llego y se metió entre las dos diciendo que castigaba a Natalia sin dejarla salir y debiendo quedarse haciendo el aseo de la casa durante un mes.

Natalia furiosa durante ese tiempo cumplió con el castigo impuesto por mi papá pero no nos dirigió la palabra a ninguno en lo que duro el castigo, no se miraban con mi mamá y el día que termino el castigo se levanto muy temprano y la vi salir sin decir nada, unas dos horas mas tarde me levante a bañarme y alistarme para salir a trabajar, (aquí hago un paréntesis y les cuento como mi vida empezó a cambiar para llegar a lo que soy hoy) pues durante ese tiempo decidí que no deseaba seguir viviendo en la casa de mis papás y que deseaba ingresar a estudiar una carrera, así que conseguí por intermedio de un abogado conocido por mi mamá, un trabajo en un empresa de droguerías como recepcionista de la empresa, llevaba quince días trabajando muy contenta y esto me ayudaba a despejar mi mente y quitarme de encima los problemas que se estaban presentando en mi casa por Natalia y demás.

Cuando Salí de bañarme me percate que en el armario faltaba toda la ropa de Natalia, solo estaba mi ropa y la de Alejandra, me quede helada intentando entender que había pasado, lo primero que hice fue llamar a Alejandra a preguntarle que si sabia algo o si había visto algo raro, pero ninguna de las dos entendíamos que estaba pasando, nos armamos de valor y llamamos a mi mamá para que se diera cuenta o nos dijera si ella sabia algo, pero nuestra sorpresa fue mayor cuando vimos su cara de desespero corriendo por toda la casa gritando el nombre de Natalia o buscando la ropa de ella en la lavadora o en la cuerda; Natalia había planeado irse de la casa sin decirle a nadie nada, había alistado su maleta sin que nos diéramos cuenta y al parecer con ayuda de alguien la había sacado, o ese mismo día o llevaba varios días sacándola de la casa; la llamaron al celular pero no contesto, fueron a la casa de las amigas que mi mamá creía que tenia pero nadie sabia nada de ella, ese día mi mamá nos abofeteo a Alejandra y a mi por no habernos dado cuenta de los planes de Natalia.

Debí salir llorando para mi trabajo sin saber que hacer y al llegar atender las personas y proveedores que llegaban a la empresa, al medio día cuando termino el volate y las cosas en la empresa ya estaban normalizadas todos se fueron a almorzar quedándome sola en la oficina me senté en el baño a llorar unos cinco o diez minutos no lo se. Cuando Salí estaba el señor Alberto el Abogado de la empresa y quien me había recomendado para el puesto en la recepción, al principio estaba molesto porque no había nadie en la empresa, pero cuando me miro inmediatamente se dio cuenta que había estado llorando, se quedo callado unos momentos y luego me pregunto a que hora llegaba la niña que me remplazaría, mire el reloj de la pared y le dije que en 15 minutos, no me dijo nada mas y esperamos callados los 15 minutos hasta que Laura mi compañera llego afanada porque se había demorado más del almuerzo y don Alberto se percato, - Laura  vamos a ir a almorzar con Juliana y como usted se tomo mas tiempo la va cubrir mientras regresamos ok-, Laura asintió con la cabeza y yo no supe que hacer solo me dijo nos vamos y Salí detrás de él sin preguntar a donde me llevaba.

Me pidió que me subiera a su carro y fuimos a un restaurante cerca a la empresa muy bonito, me dijo que pidiera lo que deseara lo que a mi me dio vergüenza,  porque ni siquiera nos habíamos visto para darle las gracias por conseguirme este empleo sin conocerme, me había visto llorar y me estaba invitando a almorzar, no fui capaz de pedir por lo que el pidió por los dos, me sentía nerviosa no podía mirarlo pero afortunadamente este señor por primera vez en toda mi vida me pregunto como me sentía yo, en ese momento sentí como si debiera liberarme y comencé a llorar como una niña chiquita contándole lo que había pasado esa mañana en mi casa con mi hermana sin obviamente entrar en detalles sobre las razones de fondo, el me escucho como hacia mucho nadie me había puesto cuidado y al final me dijo algo que me puso a pensar, - mira lamento lo que esta pasando con tu hermana, pero seguramente ella a sus 17 años cree que lo que tiene no vale la pena y piensa que saliéndose de la casa a aventurar le va ir mejor en la vida, pero créeme que eso solo le va a demostrar que la vida no es fácil y terminará aprendiendo una lección muy dura; Sin embargo nadie puede vivir por los ojos de los demás, todo lo tiene uno que vivir en carne propia, seguramente el novio que tenga se la va a coger si es que ya no paso y por eso le quedo gustando y quiere seguir haciéndolo, lo importante es que lo que haga sea porque quiere y no obligada  y el resto es carreta-, me dejo fría con su respuesta pero sabia que en el fondo era verdad, Natalia había decidido vivir su vida y en especial su vida sexual sin importar las consecuencias, así que era muy difícil que regresara a la casa por lo menos por ahora, e. almuerzo fue muy ameno halamos de todo un poco me conto que era casada aunque yo ya lo sabia porque mi mamá conocía era a su esposa una mujer de unos 5 o 7 años mayor que yo, que tenia una hija de 6 años que a pesar de verse mayor solo tenia 33 años y que era amigo del dueño de la empresa desde que eran muy jóvenes.

Disfrute conocer a Don Alberto y fue muy agradable, me pregunto que quería estudiar le dije que Derecho pero que no tenia los medios así que me tocaría esperar un tiempo  para ahorrar e inscribirme, allí me conto que el dictaba clase en una universidad no muy cara que si deseaba hablaba para que me recibieran los papeles y me dieran crédito o plazo para poder comenzar, me puse muy roja de vergüenza mientras le decía que gracias por su ofrecimiento pero que no era necesario, que el otro semestre miraría que hacer para entrar por ahora era mas importante cumplir con el trabajo que él me había conseguido, seguimos hablando de otras cosas y de como era el trabajo sin mayor trascendencia; Los días siguieron nos hicimos amigos con Don Alberto y cada que iba a la empresa almorzábamos juntos, el me contaba sus cosas y yo le contaba las mías, era ahora mi mejor amigo y confidente; Un día llego un técnico de sistema de nombre Carlos para hacer mantenimiento a los equipos de la empresa y este joven no quitaba la vista de mi puesto de trabajo, el tenia que pedirle las cosas a Laura quien era la administrativa pero en vez de eso me pedía todo a mi, no me disgustaba por el contrario desde que nos vimos comenzó a hacerme la conversación y no perdió el tiempo a invitarme a salir, y yo simplemente acepte.

Las cosas con Carlos fueron muy rápidas, a la segunda salida ya me había robado un beso pidiéndome que fuera su novia, no tuve que responderle pues en la forma en que me apretó fuerte los brazos y me obligo a acercarme dándome un beso como ningún antes lo había hecho hizo que me excitara y mi piel se erizara, comencé a temblar entre sus manos y deje que su lengua recorriera toda mi boca, mis pezones se erizaron y estaba dispuesta a que ese hombre me hiciera suya si me lo pidiera, me beso por no se cuanto tiempo mientras me manoseaba a su antojo allí donde estábamos sabiendo que otras personas nos podían ver y eso me excitaba muchísimo mas, cuando desee que me dijera que quería llevarme a otro lugar, Carlos saco de su bolsillo unas boletas para entrar a cine diciéndome que ya era hora para la función que había escogido, en ese momento hubiera deseado que me llevara mejor a un motel o a su casa de lo excitada que estaba y de lo mojado que tenia mis pantaletas, solo le hice una mueca de ternura y nos fuimos a los cinemas, la película era de acción y violencia la verdad al principio me pareció muy aburrida pero me agradaba que Carlos me tenia cogida de la mano, al poco tiempo de haber empezado Carlos coloco su mano en mi muslo haciéndome sentir un escalofrío muy rico y la fue subiendo, al principio de la cogí pues me daba pena pero luego me comencé una vez mas a excitar como antes y deje que subiera su mano rosando mi ropa, subió el brazo de la silla y comenzó a acariciar mi vientre hasta subir a mis senos, ya no me importaba si nos veían solo deseaba que siguiera pues lo que hacia me tenia excitada, sus manos comenzaron a frotar mis senos y mi respiración cada vez era mas agitada, en un momento soltó mi sostén y comenzó a amasar mis senos muy fuerte pero eso me encantaba, levanto mi suéter y sentí cuando sus labios comenzaron la chupar mis pezones  quería gritar y gemir pero todos se darían cuenta, su mano bajo por mi vientre hasta soltar mi pantalón e introducir su mano dándose cuenta que mi vagina estaba encharcada de excitación, sus dedos se apoderaron de mi clítoris y tuve que taparme la boca para no gritar mientras claramente mi respiración se podía sentir o escuchar alrededor, quería que me penetrara allí mismo y perder mi virginidad, había decidido que seria él el dueño, sus labios jugaron un buen rato en mis senos hasta sacarme un rico orgasmo, en ese momento se acomodo y siguió viendo la película y yo mas excitada que mi madre cuando se la culea mi papá salvajemente esperaba su siguiente movida, paso mas de media hora de la película y Carlos ya no mostraba interés.

Yo mire a un lado,  mire al otro y percatándome que alrededor no habían personas cerca que pudieran vernos decidí tomar la iniciativa, me recorte sobre su pecho y suavemente fui bajando mi mano por su torso hasta llegar a su cinturón soltándolo junto con el botón de sus pantalones introduciendo mi mano encontrándome un miembro flácido, (no entendía porque no estaba excitado como los tipo que había visto y como mi papá cuando esta con mi mamá) decidí que lo excitaría allí como fuera,  mire una vez mas alrededor con su miembro en mis manos comenzando a frotarlo suavemente, me sentía muy excitada haciendo eso allí en el cine y claramente comenzaba a crecer entre mis manos eso me hizo erizar mientras esbozaba una sonrisa en mis labios, quería mamárselo como Natalia lo hacia o mi madre la hacia, pero con la complicidad de la oscuridad observe como un hombre me veía desde las sillas del pasillo lo iba a soltar por el susto que me embargo cuando el hombre descubrió mi mirada y pude observar que se había sacado su miembro y se estaba masturbando ya con descaro mientras lo miraba, Carlos cogió mi cabeza haciéndome bajar a introducirme su miembro entre mis labios sin percatarse de lo que ocurría, sentí cada centímetro introduciéndose en mis labios y su sabor salado invadían mi paladar pero no podía dejar de mirar al descarado que se masturbaba a nombre mío.

Esto me excito sobre manera haciendo mamársela a Carlos con la pasión que jamás había tenido pues nunca había mamado un miembro antes, su pene ingresaba en mi boca a cada succión mientras mis manos acariciaban sus testículos como vi a mi hermana hacérselo a aquellos hermanos, pero mi mirada estaba en mi cómplice Carlos comenzó a moverse mas agitado y practicante follaba mi boca mientras sostenía mi cabeza y no me dejaba sacar su miembro de ella, sentí los primeros chorros de su semen invadiendo mi garganta y debí tragarme su corrida pues jamás soltó mi cabeza y mientras veía como mi mirón también se venia en sus manos con la escena, unos minutos después Carlos soltó mi cabeza dejándome sacar su miembro de mi boca, cuando lo abrace Carlos se arreglo su ropa, me cogió la mano y siguió viendo la película como si no hubiera pasad nada, quede sin saber que hacer o pensar mi mirada se cruzo nuevamente con el mirón que ya también había guardado el suyo y eso me hizo pensar si Carlos se había dado cuenta de lo que había pasado, termino la película sin entenderla obviamente al salir de la sala sentí como el mirón había acelerado el paso hasta llegar a nosotros y sentía como se restregaba junto a mi pero no podía decirle a Carlos pues no sabia si por eso se había molestado o no sabia que él se masturbo con nuestro show, afortunadamente el tumulto paso y pudimos salir, Carlos no menciono nada nos montamos en su carro y me llevo a mi casa cuando me fui a bajar deseaba besarlo pero no me dejo, así que pensé que si sabia y se había molestado.

Al día siguiente me saludo como si nada y me invito a almorzar para luego durante la cena decirme que yo era la mujer de sus sueños y deseaba que nos fuéramos a vivir juntos, eso me tomo por sorpresa y lo abrace diciéndole que me encantaba lo especial que era conmigo, pero mis papás no me dejarían salir de mi casa sino era casada, (recuerden que mi familia son testigos de jehova, algo liberales pero en eso serios) Carlos se quedo callado un momento y luego dijo -si esa es la condición entonces hagámoslo-, toda la tarde estuve en shock acababa de aceptar que mi novio de pocos días me propusiera matrimonio, me sentía feliz por primera vez en mi vida las cosas salían a mi favor y me sentía muy muy feliz; El sábado Carlos fue a mi casa y se presento con mis papás y pidió mi mano, ellos casi se desmayan me preguntaron si estaba embarazada o hace cuanto éramos novios a escondidas, antes de que respondiera Carlos yo solo atine a decirles que -él era el hombre que escogía para mi vida y era mi decisión-, en mi casa el silencio invadió, mi madre lloro todo el tiempo y mi padre me miro fijamente diciéndome -si esto deseas solo espero que seas feliz y esta siempre será tu casa si algo sale mal-, nos abrazamos y un mes después marchaba a la Notaria a firmar mi matrimonio con un vestido de novia prestado por la esposa de mi jefe, sencillo y humilde pero con el corazón hinchado de felicidad. 

Nuestra luna de miel fue algo muy sencilla y especial, Don Alberto consiguió que nos prestaran una casa quinta en el peñón Girardot, ese fue su regalo para mi de matrimonio con la condición que al tercer día él viajaría con su familia a utilizarla por los otros dos días que se la alquilaron, así que nosotros tendríamos tres días para nosotros y cuando ellos llegaran nos marcharíamos; Cogimos las maletas después de casarnos y arrancamos por unos días de licencia, al llegar nos dimos cuenta que la casa era hermosa y gigante de una sola planta 4 habitaciones y una piscina con jacuzzi al frente de la casa, rodeada de una cerca viva bastante grande que no dejaba ver hacia dentro de la finca aunque de la casa de al lado si te asomabas bien lograbas ver que también tenían su piscina privada con jacuzzi al parecer no había nadie, dejamos nuestras maletas y organizamos el mercado que traíamos para esos días mi idea era no salir de allí a nada al pueblo. 

Yo había empacado mi maleta con solo ropa chiquita para mantener a mi nuevo esposo excitado lo mas que pudiera, hicimos el almuerzo mas bien cena romántica pues ese día llegamos pasado el medio día, Carlos decoro la mesa con velas y pétalos de rosa copas de vino era todo romántico un sueño hecho realidad, yo me encargue de la cena pero antes de servirla cada uno fue a una habitación y nos vestimos acorde a nuestra primera cena; Carlos llevaba unas bermudas blancas con una guayabera bordada y sandalias en cuero, yo me coloque un vestido Black ónix de lencería color negro de la tienda de guía cereza con lencería Kloe debajo del vestido (si desean imaginar como me veía entre a la tienda de guiacereza y busquen esos dos conjunto, el resto pueden imaginarlo), perfumada y finamente maquillada para conquistar a mi hombre y volverme una gata con el toda la noche, Carlos apenas me vio se quedo boquiabierto con una cara de deseo simplemente deliciosa se veía claramente que me deseaba y quería saltarse nuestra cena cosa que no se lo permitiría pues deseaba que fuera una noche perfecta, saco su celular y me empezó a tomar varias fotos al principio me dio vergüenza y le pedí que no lo hiciera pues solo estaba así para él y no quería que esas fotos se perdieran o algo peor, pero Carlos hizo caso omiso y me hizo ponerme de espalda y siguió tomándome fotos por lo que deje de molestarme y dañar nuestra noche así que lo complací con algunas poses sugestivas.

Nos sentamos a cenar brindando por nuestro comienzo y planeando algunas cosas que queríamos hacer de ahora en adelante, Carlos me confeso que – sabes amor lo mas delicioso para mi fue nuestra cita cuando te di nuestro primer beso, y sentir como temblabas entre mis manos eso fue delicioso-  yo le recordé que -¡ también recuerdo amor que me chupaste mis senos y me dedeaste en el cine haciendo que perdiera el control pensando que os podían ver¡-, ambos nos reímos morbosamente de nuestra conversación diciéndome Carlos -¡pero no vi que te quejaras y luego tu me diste una primera mamada hasta recibir mi corrida en tu boca sin quejarte¡, incluso estabas tan excitada no se si era por el lugar donde estábamos o pasaba algo mas que no percibí,  -¡no deseo saber donde aprendiste eso pero lo disfrute muchísimo amor! Me sentí incomoda con su aseveración dándome cuenta que jamás supo que nos estaban mirando, pero me sentí como zorra al insinuarme donde lo aprendí, a lo que le respondí, -jamás se lo había hecho a nadie antes, ¡tu fuiste el primero como lo serás con todo lo que vez ¡-.

 Carlos se quedo callado mirándome fijamente y yo viendo lo que había despertado me arrodille empezando a gatear alrededor de la mesa hasta los pies de Carlos, solo me arrodille frente a él solté su botón bajando el cierre y descubriendo un hermoso miembro ya erguido solo para mi, lo cogí entre mis manos comenzando a frotársela mirándolo fijamente a sus ojos pues por primera vez se lo veía con luz le descubrí su glande y de la manera mas sensual que imagine, bese su punta y comencé a darle besos dejando mi labial marcado en su piel hasta besar sus testículos, me devolví lamiendo su tronco hasta legar nuevamente a la cabeza introduciéndome la mitad de su hermoso miembro como dueña de él a partir de ese día, mientras lo chupaba con deleite masajeaba sus testículos disfrutando su cara de placer, seguí haciendo mi felación hasta que sentí su corrida inundar mi boca y mis labios mancharlos de ella, Carlos cogió mis brazos haciendo me levantar bruscamente y alzarme hasta la habitación que habíamos escogido, me quito mi vestido quedándose mirando mi lencería y pedirme que lo dejara tomar una foto de mi al nivel de excitación que tenia ya no me interesaba negar ese fetiche, solo deseaba que me hiciera suya me cogió entre sus brazos apretándome duro mientras nos fundíamos en un beso rodeando su cadera con mis piernas y brazos, me apretaba mis nalgas y arañaba mi espalda lo sentía y me excitaba su forma animal de amarme, en un instante me lanzo con fuerza sobre la cama haciéndome gritar para coger mis piernas y abrirlas hacer a un lado mi tanga hilo y comenzar a pasarme su lengua por mi vagina depilada y perfumada solo para él, sentí desmayar cuando su lengua invadió mi vagina como la vez que mi hermana Natalia lo hizo recordando esa escena mientras me venia en un orgasmo que lavaba su rostro entre mis piernas levante la mirada cuando sentí la cabeza de miembro entrar en mi vagina abriéndose paso, mi piel se erizo y mis piernas no dejaban de temblar mientras veía y sentía como mi esposo arremetía su miembro cada centímetro en mi virginal humanidad, luego de gemir mas por dolor que placer a la cuarta arremetida sentí como se abría pazo su pene hasta la mitad sacándolo algo machado de sangre y volvérmelo a meter esta vez completo, me quede sin aliento por unos instantes aferrándome fuertemente a sus brazos dejándolo arañado hasta sentir como salvajemente empezó a embestir mi vagina una y otra vez, mis gemidos debían escucharse por todo el lugar y mis piernas ahora se aferraban a su cuerpo para que no me sacara su miembro, mis sentidos solo hacían que gimiera descontroladamente a la llegada de mi orgasmo,  una vez mis piernas temblaban sentí como mi vientre se inundaba entre los gritos que emitía Carlos recostándose en mi pecho como muestra del placer que representaba haberme entregado completa a él.

Unos minutos después se recostó a mi lado diciéndome lo mucho que le había gustado todo y entre  mis lagrimas le agradecí por haberme hecho suya, un tiempo después de quedarme dormida escuche como abría la ducha a lo que me levante entrando al baño y viéndolo allí no me aguante las ganas de entrarme y abrazarlo por la espalda besándole el cuello y coger entre mis manos su miembro que me hacia tan feliz, frotándoselo tan rico que era increíble sentir como crecía en mis manos, se giro alzándome y metiéndome en la ducha mientras nos besábamos como poseídos pero esta vez fue él quien se arrodillo y levantándome sobre sus hombros comenzó a comerme la vagina metiendo su lengua haciéndome gemir mientras agarraba su cabeza para que no se saliera de allí, el agua lavaba nuestros cuerpo mientras gemía de placer sintiendo como sus manos arañaban mis nalgas y dándome una que otra vez un azote en ellas sacándome gritos de placer, unos minutos después de llegar entre sus labios Carlos me bajo dándome la vuelta y metiéndome su miembro con fuerza haciéndome gritar debiendo apoyar mis manos sobre la pared,  Carlos parecía poseído yo solo gritaba y gemía a cada embestida siendo el agua aliviar mi vagina, eran tan bestiales las penetraciones que sentí cuando me levanto con fuerza del piso pegándome sobre el baldosín de la pared sin detener las penetraciones y arrancándome un orgasmo mas de placer y dolor, en el momento donde más fuerte me clavaba me la saco e hizo que me arrodillara ante él explotando sobre mi rostro su corrida como su yo fuera su puta, cuando dejo de venirse me metió su miembro en mi boca  hasta casi sentir sus testículos en mi barbilla diciéndome algo que no espere escucharle decirme -¡Eres mi Puta deliciosa! Saco su miembro y como si no hubiera dicho nada salió de la ducha para secarse e ir a la habitación a dormir, yo me quede allí arrodillada llena de semen en mi cara y boca tratando de entender porque me había dicho Puta deliciosa.    

Publicación anterior Siguiente Mensaje