FOLLANDO CON MI AMANTE SIN CONDÓN

FOLLANDO CON MI AMANTE SIN CONDÓN
Escrito originalmente por dayanha-y-leon en Guiacereza.com

Las fantasías se hicieron para hacerlas realidad, los buenos momentos provienen de ello y los recuerdos quedarán para siempre. Desde que somos pareja swinger, nos inclinamos más por la tendencia cuckold, y una de nuestras más grandes fantasías era la de tener a un corneador de confianza, que supiera muy bien de su papel, con el que Dayanha, pudiera tener una buena sesión de sexo sin preservativo. 

Después de haber vivido 3 fantásticas faenas de buen sexo con Carlos, él fue el elegido por mi caliente esposa, para cumplir su deseo. Por medio de nuestro grupo de WhatsApp mantenemos contacto con él, que es uno de los 2 únicos singles que tenemos agregados en nuestras cuentas de esta red social tan personal, para nosotros. Ya lo habíamos hablado con él muchas veces y queríamos que fuera una gran faena de complicidad y sexo. 

De un día para otro, aquel martes por la tarde le dijimos que fuera a nuestra casa. Dayanha, le dijo que lo esperaríamos para hacer cosas muy ricas en nuestra propia cama. El miércoles temprano, llegó a la hora acordada, sería además de todo un rico mañanero. Lo que no le habíamos dicho a Carlos, era que yo solo sería un espectador, que solo me dedicaría a observar tan mágico y perverso momento de morbo a diferencia de ocasiones anteriores donde habíamos hecho trío, esta vez yo los dejaría desbordar su lujuria y placer entre sí, Carlos y mi mujer, ella y él nada más.

Cuando llegó lo recibí en la puerta y le dije que pasara a la habitación donde estaba Dayanha, ya bien bañadita y en pijama. Mientras tanto yo les serví un café caliente, porque hacía frío. Charlamos un poco, el hielo no se rompía aún, pero, luego comenzó el anhelado encuentro.

Contado desde la perspectiva de Dayanha...

Dv_eHBSX4AADBI1.jpg

"Estábamos Carlos y yo sentado en nuestra cama matrimonial, yo estaba muy nerviosa, no sé por qué. Él solo me tocaba una pierna y no pasaba nada. De pronto el me sacó una teta y me la empezó a chupar, después me sacó la otra e hizo lo mismo. Nos besamos muy rico, siempre me ha gustado como él me besa, porque lo hace con mucha pasión. Me acostó y yo me quité mi pantaloneta, quedé solo con mis tangas brasileras y él al verlas solo exclamó un "ufff que rico" me puse en cuatro y empezó a tocarme la cola, a meterme los dedos, a manosearme muy rico, me acariciaba las tetas.

Después de eso yo me volteé para desabotonarle el pantalón, se lo bajó y yo le saqué su verga dura del bóxer y la tenía sumamente babosa por tanto lubricante que de ella le brotaba; sabes que eso me gusta mucho. Le olía delicioso su verga y yo se la chupe, me lleno la boca de su rico jugo transparente ¡Cómo me encanta! Se la seguí chupando un buen rato y luego nos besamos muy rico, nos quitamos la ropa el uno al otro, mientras tanto Leo, solo miraba afuera de la cama sentado en la silla del escritorio del computador.

Dv_l_vNWwAAbWAb.jpg

Mi amante me acostó en la cama, me corrió la tanga para un ladito y empezó a hacerme un sexo oral delicioso como solo él sabe hacerlo, de verdad que me encanta como me lo hace, me chupa todo con mucha pasión, mientras lo hace me mete dos de sus dedos y me hace ver el cielo. Yo solo me retorcía de placer y mi cornudo viendo todo solo decía "uish Qué rico". Luego Carlos, me quitó la tanga y me sobó su verga dura ¡qué rico! yo sabía que sería el día en que me la metería así sin preservativo. De repente me la metió y me apretó, la volvió a sacar y me la sobó de nuevo en mi vagina ganosa. Hizo lo mismo como tres veces y yo que me moría de ganas de que me siguiera follando duro.

Carlos, se agachó de nuevo y me siguió haciendo sexo oral, esta vez más rico, con más ganas, con más morbo. Entre tanto placer miré a mi cornudo y él me hizo con su mano un gesto de cuernos (lml) y yo se lo respondí con el mismo gesto, que rica complicidad. Leo, salió de la habitación y cuando volvió a ingresar nos sorprendió mientras yo se lo mamaba a Carlos, que estaba acostado en la cama, le lamía las güevas, le lamía la verga de arriba abajo y viceversa. A mi marido le gustó mucho y grabó mientras se lo hacía; a él le gusta mucho verme haciéndolo, dice que yo lo hago muy rico y que sabe el placer enorme que provoco.

Yo quería que mi amante me la metiera ya, comenzó a darme muy rico, sentía su verga dura y caliente dentro de mí, piel con piel, sintiendo como entraba y salía así fue muy morboso, mi cornudo solo tenía que aguantar ahí viéndonos. De pronto Carlos, me dijo que se iba a venir y que dónde quería que me lo echara. Yo le dije que se viniera en mis senos, sabía muy bien que siempre tiene una buena teterada de leche para darme. Me puse en posición sumisa, me arrodillé ante él y se lo mamé con muchas ganas, cuando llegó me llenó todo mi pecho de semen caliente y rico que me escurría por mis senos hacia abajo. Yo le chupé su verga así untada y le escurrí hasta la última gota. 

Vino un pequeño descanso. Mi buen cornudo nos ofreció agua y nos mostró lo que había grabado y las fotos que había tomado hasta ahí. Todo el material multimedia estaba muy excitante, sin duda alguna nos calentó mucho a mi corneador y a mí. También estaba caliente mi marido, pero, solo tenía permitido ese día ver, y pegarme una que otra nalgada. Me subí sobre la verga dura de Carlos, y comencé a cabalgar, quería venirme sobre él como lo hago sobre Leo, quería sentirla muy adentro. Me folló en varias posiciones, de vez en cuando mi cornudo salía y no dejaba solos en la habitación culeando, la verdad es muy excitante eso.

Dv_u2U3WwAAG5tD.jpg

Después por fin pude derramar mi pasión sobre mi corneador, me vine delicioso soltando un abundante squirting sobre él. Leo, pudo grabar como bajaba el líquido por la verga de Carlos, y mojaba sus güevas, también su pelvis se mojó y por supuesto la cama. Es demasiado delicioso hacer eso, sentir tal placer. Pero, yo quería más, aún faltaba sentirme llena de su leche dentro de mi vagina. Le entró una llamada al celular de Leo y tuvo que salir a contestar para que no se escuchara el ruido de la habitación. La llamada se demoró mucho y yo le dije a Carlos, que quería sentir como se venía dentro de mí.

Mientras mi cornudo hablaba fuera de la habitación y se perdía toda la acción yo seguía follando con mi amante sin condón. De pronto me acosté y el se hizo encima mío, me daba bien rico y duro, la cama sonaba y seguro se escuchaba hasta fuera de la habitación; me folló fuerte. Para que él se viniera rico yo le susurraba al oído que quería su leche, y le preguntaba "¿Te gusta follarte a esta puta Dayanha?" ¡Uff, qué rico hacer todo eso! Estábamos solos y él se vino dentro de mí, fue maravilloso sentir como temblaba y su pene palpitaba y expulsaba ese rico semen caliente dentro de mí, la verdad una experiencia maravillosa y digna de repetir. Cuando lo sacó su abundante leche salía de mí y le pedí que tomara una foto.

Para cuando Leo, volvió a entrar a la habitación yo me estaba limpiando mi cosita y él miro la cama así untada y mojada, de una vez supo lo que había pasado. Carlos, se estaba vistiendo y salió al baño. Yo estaba feliz, miraba con mucha picardía a mi cornudo, le dije lo que había ocurrido y él sintió ese rico morbo y felicidad porque yo lo había disfrutado y había cumplido esa, nuestra fantasía."

Fue un encuentro cargado de mucho morbo, lujuria y pasión. Observé todo por momentos, sentía placer al ver a mi Dayanha, gozando tanto con Carlos, porque de verdad lo estaba pasando bueno. También sentía esos celos ricos del cuckold, esos que te hacen mantener la llama de este rico estilo de vida, yo había estado solo de observador y se siente otra cosa, es una sensación muy chévere de impotencia y mucho morbo. El momento cumbre me lo perdí y lo quería presenciar; entonces habrá que repetirlo. Cuando Dayanha, me contó todos los detalles al oído, excitándose de nuevo al recordar y cogiéndome la verga dura por escucharla supe que esto vale mucho la pena.

https://dayanhayleon.blogspot.com/

Publicación anterior Siguiente Mensaje