Extraña visita conyugal

Extraña visita conyugal
Escrito originalmente por phantom44 en Guiacereza.com

Daniel contaba las rayas que le decían en cifras escuetas los días de detención que llevaba en esa penitenciaria… estaba pagando una pena injusta por un cambiazo que le habían hecho en el aeropuerto cuando iba de vacaciones a la costa… en una maleta igual a la suya habían metido droga y él inocentemente trasportaba el alijo de otra persona…fue detenido y ante la gravedad de los hechos fue enviado a prisión mientras trataban de aclarar el caso… aunque era un problema grave Daniel estaba más angustiado por otra situaciónde tipo personal que lo tenía al borde de un ataque de nervios… resulta, sucedey acontece que Daniel era un mujeriego de siete suelas y tenía una doble vida…estaba casado con Susan que era una empleada de una entidad oficial , una joven intensamente atractiva que además de una excelente figura y una cara bonita era una amante increíble…no tenía treinta años pero sus habilidades amatorias y sus ejecutorias sexuales en la cama la hacían una verdadera maestra…afortunadamente Daniel y Susan no tenían hijos lo que les permitía tener una intensa actividad sexual…pero…Daniel también tenía otra mujer, se llamaba Margie… era una joven estudiante que no sabía nada de sexo, es más , Daniel había llegado con sus palabras melosas y con una insistencia de admirar  y logró obtener de esa chica sus primeros besos…criada en un ambiente muy chapado a la antigua no tenía acceso a internet y sus amigas eran muy pocas y seleccionadas… su madre doña Inés era una mujer muy detallista y puntillosa…Daniel hacía poco aprovechando la amistad con una amiga íntima de Margie había logrado coronar esa virgencita…fue un polvo rápido y hasta insípido … aprovechando un trabajo en grupo en casa de esa amiga que le sirvió de Celestina…la chica con esa pequeña experiencia quedó encoñada de Daniel pues el muybandido se prodigó en caricias intensas y lógicamente esa novedad para esa chica fue muy emocionante…

Daniel que estaba en una cárcel de la capital fue trasladado a una penitenciaria en la ciudad donde residía, pero los beneficios de tener cerca a su familia también tenía un pero demasiado grande ...la angustia de tener a su esposa cerca y su amante también…ambas se enteraron de dicho traslado y de una vez empezaron a alistarse para la visita conyugal… además a Susan le había llegado el chisme del romance de su esposo… ella no lo podía creer pero la amiga de Susan se encargó de mostrarle la amante de su marido…Susan quedó sorprendida al ver que era muy joven y además muy bonita… esa tarde Susan en una actitud despechada decidió tomarse unas copas…no entendía en que estaba fallando para que su esposo se consiguiera una amante…interiormente se sentía mal… se paró y se miró frente al espejo…la imagen reflejada era la de una mujer voluptuosa, sus curvas provocadoras incitaban al pecado, lo único en que le ganaba esa mocosa era en su juventud y desafortunadamente eso no era recuperable… otro trago la sumió en una especie de melancolía, eso que los portugueses llamaban “ saudade” se acordó de su amiga… tomó el teléfono y la llamó, necesitaba compañía… muy pronto llegó a la casa, la invitó a seguir y le brindó una copa… Susan empezó a contarle sus cuitas y sin quererlo su voz empezó a resquebrajarse y lágrimas de putería aparecieron en sus hermosos ojos…la amiga la abrazó y ella como si se aferrara a una tabla de salvación la apretó contra su pecho… la joven sintió que el corazón de Susan se aceleraba, una calidez inicial se convirtió en una fogosidad intensa… Susan no sabía lo que le pasaba…por qué esa sensación tan intensa por una mujer ?… sería ese deseo sexual tan intenso que siempre la había acompañado y que ahora con la ausencia de su marido se había acumulado peligrosamente? … en un movimiento impulsivo desabotonó un poco su blusa y sus senos aprisionados por el brasier se mostraron en todo su esplendor… su amiga miró esas tetas turgentes y los pezones erectos que se marcaban nítidamente en las copas del brasier y sintió un deseo intenso de chupar esos senos oferentes… como si lo hubiera adivinado Susan soltó su brasier y sus senos libres de la opresión del brasier quedaron casi frente a la boca de su amiga que en un arrebato no dudó un instante y los llevó a su boca…su boca empezó a succionar esas tetas con un frenesí increíble excitando a Susan que acercaba a su amiga con una fuerza increíble… un cúmulo de emociones intensas empezó a bajar de su cabeza por todo el cuerpo hasta converger en su vagina que empezó a humedecerse …Susan se agitaba y colocando las manos sobre la cabeza de su amiga la obligó a bajar hacia su bajo vientre… su falda de un momento a otro cayó al suelo y sus pantis blancos dejaron entrever sus sexo negro que se transparentaba con nitidez asombrosa…la amiga bajó los pantis de un tirón y se acercó hambrienta a ese sexo que la llamabacon su aroma inconfundible… su boca se pegó a esa vulva y empezó a extraer con su boca los néctares vaginales que se desbordaban …su lengua penetró en esa gruta de placer y recorrió con paciencia todos los rincones de esa vagina arrancando gemidos de placer…Susan sentía un furor uterino que la quemaba internamente…la húmeda lengua de su amiga era un pequeño paliativo para calmar el intenso calor que la abrasaba…Susan no aguantó más y desnudándose se ofreció desnuda a su amiga para buscar una complacencia recíproca… sus cuerpos se entrelazaron y formando un nudo gordiano empezaron a un cunnilingus intenso… de sus vaginas salían los fluidos vaginales que iban a saciar sus gargantas anhelantes de lujuria… fueron unos minutos de locura y frenesí…luego un intenso orgasmo que las hizo trepidar de emoción… subieron por la intensa colina del placer hasta alcanzar la cúspide … allí las dossaborearon el intenso clímax de un orgasmo lésbico… luego una placidez de ensueño que las arropó en un sopor donde se unía el ensueño y la realidad… Susan se quedó dormida y su amiga se retiró sigilosamente para no turbar ese sueño reparador…

El viernes por la noche , la víspera de la tan ansiada visita conyugal, Susan tendida en su cama tenía muchos interrogantes en su cabeza, por un lado Daniel, su esposo, un hombre que le hacía mucha falta, que hacía mucho tiempo no podía ver, el macho que la hacía vibrar con sus caricias y sus violentas acometidas sexuales que la hacían vibrar de pies a cabeza, pero, por otro lado llegaba la imagen de su amiga…esa mujer que sin un acto de penetración también le había movido el piso… sus caricias aparentemente suaves que la hacían estremecer… sus cálidos besos sin ser asfixiantes la habían llenado de emociones intensas… sus abrazos intensos la llenaban con deseos lujuriosos…una idea empezó a rondar por su mente…estaba muy enfadada con su marido y debía castigarle esa infidelidad, y su nuevo amor ahora también se había convertido en un blanco para castigar su aventura con su marido… pero sabía esa mocosa que Daniel era un hombre casado?… de pronto lo ignoraba y no tenía ni idea…pero iba a hacer algo que ya tenía pensado…

Para poder ir a la visita conyugal debía tramitar un permiso ante un juzgado… esperó hasta última hora y cuando fue a hacer el trámite se encontró con lo que esperaba ya la mocosa de la Margie había hecho su trámite… ella mediante sobornos tramitó el permiso… ahora tocaba esperar el día de la visita…

Margie llegó puntual , no quería perderse ni un minuto para estar con Daniel, lo deseaba intensamente… era su primer amor y el hombre que la había hecho mujer…pero tenía mucho miedo que su familia supiera todo ese rollo… su padre era muy estricto y podría hasta echarla de la casa, gracias a su amiga había orquestado un plan casi perfecto para aprovechar esa visita, cuando franqueó la puerta del aposento salió corriendo a estrechar los brazos de su amor… Daniel la abrazó muy fuerte y empezó a besarla desaforadamente, quería comérsela a besos …le quitó la blusa y de un tiró le arrancó el brasier, sus manos trémulas cogieron esos senos temblorosos y empezó a cogerlos y chuparlos…Margie estaba muy excitada y quería chupar esa verga que la había hecho tan feliz… pero de un momento a otro surgió una situación insólita…la puerta de la celda se abrió y apareció Susana en escena… Daniel quedó estupefacto…no podía creer lo que estaba viendo…pero ese era apenas el comienzo de una pesadilla sin fin…Daniel temeroso se interpuso entre las dos, quería evitar que Susan agrediera a Margie… su mujer se fue como una fiera y de un empujón lo apartó de la escena… ambas hembras quedaron mirándose frente a frente …Margie temerosa trataba con una mano de taparse sus senos cosa que le quedaba difícil y con la otra se tapaba su precioso coñito… Susana avanzó con paso decidido hacia ella y cuando todo preveía una agresión física se acercó a la mocosa con una sonrisa coqueta y le cogió la cara, acercó su boca a su oído y le murmuró en un tono muy bajo que ella no le iba a hacer nada pero que ella debía dejarse hacer muchas cosas o en caso contrario le diría a sus padres todo el rollo que ella tenía con su marido y sobre todo que ella le estaba haciendo visitas conyugales…Margie quedó pálida… un sudor frío empezó a envolver su cuerpo… cuando pudo hablar musitó unas pocas palabras diciéndole a Susana que era lo que ella deseaba…Susan se acercó de nuevo a ella y tomándole su bello rostro lo miró y empezó a besarla en la mejilla… Daniel en un rincón de la celda no podía dar crédito a sus ojos… su esposa en lugar de abofetear a su novia la estaba besando , era algo insólito e increíble… Susan para darse valor cerró sus ojos y se puso a pensar en su amiga… mentalmente imaginó que estaba con ella y una excitación súbita prendió en su yo más interno esos deseos lésbicos que la había hecho sentir esa mujer… empezó a besar a Margie en la boca que inicialmente rechazó esa caricia pero al acordarse de la amenaza en su contra prefirió abrir su boca y recibir esa lengua ávida que empezó a juguetear dentro de su boca… la chica se sorprendió al encontrar otro tipo de beso… no era esos besos presurosos de Daniel…eran unos besos aparentemente suaves pero que llevaban una intensidad muy fuerte… las manos de Susan empezaron a deslizarse sobre sus hombros con una calidez que la incendiaba.. inexplicablemente Margie empezó a anhelar que esas caricias fueran a otra parte… bajó la mano que le tapaba sus senos y los acercó al cuerpo de Susan, ella empezó a acariciarlos con sus tibias manos, los tocaba suavemente con una ternura increíble contrastando las bruscas caricias de sus amante…sus labios se posaron en los pezones rojos y erectos y empezó a lamerlos con caricias linguales circundantes que de vez en cuando alternaba con una succión fuerte… la miedosa Margie empezó a sentir una inmensa excitación y sintió que su vagina se humedecía intensamente… Susan como si adivinara empezó a bajar su cabeza por el cuerpo de la mocosa buscando esa vulva para chuparle esos jugos, Margie estaba que le flaqueaban las piernas y sin querer fue buscando la burda cama para acostarse en ella y recibir las caricias orales de su rival… Margie abrió sus piernas y una preciosa vagina quedó a disposición de Susan que muy rápido empezó a besar y a darle lengua…Margie cerraba sus ojos y sentía como esa lengua juguetona recorría sus paredes vaginales excitándola intensamente…Susan de pronto dejó de acariciarla…ahora fue ella la que se acostó y con un movimiento de su cara invitó aMargie a que le hiciera sexo oral… la chica nunca había pensado en hacer eso pero la excitación que la embargaba era tan intensa que no lo dudó y al contrario se pegó a ese coño humedecido de Susan que ahora destilaba mieles por su entrepierna , Margie quedó fascinada con ese sabor de esos efluvios y empezó a penetrar más y más en esa gruta de pasión para saciarse de esa ambrosía…Susan se fue excitando de una manera increíble…esa mocosa era muy ardiente … sintió que su orgasmo estaba próximo y aprovechó para colocarse en la posición de 69 para tratar de complacerse mutuamente con la mocosa y buscar un orgasmo compartido… las dos mujeres se entrelazaron y empezaron un cunnilingus frenético que lentamente las fue llevando por la cuesta ascendente del placer hasta que ambas llegaron al clímax del orgasmo… las paredes de la celda y Daniel fueron los únicos testigos de ese encuentro lésbico apasionado y frenético…Margie y Susan se acomodaron y dándose un beso muy intenso sellaron esa nueva unión… Margie estaba muy feliz de haber vivido esa experiencia…por ser una mujer Susan no despertaría ningún tipo de sospecha de sus padres y cuando Daniel saliera libre hasta tenía la posibilidad de hacer un trío…Susan estaba también muy emocionada Margie era una amante perfecta…una mocosa intensa que a su lado la podía llevar a vivir nuevas experiencias…el único aburrido de esa extraña visita conyugal fue Daniel…el tiempo de la visita había terminado y él excitado ante esa loca escena lésbica quedó en un rincón con la verga parada… lo único que se le ocurrió fue masturbarse para aplacar esa excitación que le produjo el encuentro de sus dos mujeres.

Publicación anterior Siguiente Mensaje