ELIZABETH, OTRA COMPAÑERA DE TRABAJO (2)

ELIZABETH, OTRA COMPAÑERA DE TRABAJO (2)
Escrito originalmente por HUGOSO en Guiacereza.com

Dedicaré algunos relatos a compañeras de trabajo, han sido las mas especiales, hasta este relato el sexo ha sido juego de niños, esta compañera llamaba mucho la atención por su belleza y sensualidad, entre los compañeros los comentarios es que debia ser muy buena en la cama, yo las molestaba mucho, ella núnca supo nada de lo que tuve con la compañera que estaba solo a cuatro puestos de ella, de hecho no sabia porque le caia mal a la que me hizo dar la piquiña, una vez se hizo una reunion en la tienda de Pedro, al sur de Cali y allá estuvimos bailando, todos querian bailar con aquella trigueña hermosa, de buen cuerpo y cabello largo, siempre con la apariencia de estar húmedo (Usaba linaza), yo bailaba uno que otro con ella, luego me dijo que se tenia que ir, le dije que la acompañaba a abordar el taxi, accedio y en la parte externa del sitio la abracé y le di un beso, correspondio, ya motivado le dije que también me iba y nos fuimos en el mismo taxi, en el camino acaricie sus pechos, duros, no muy grandes y pellisque sus pezones, al dia siguiente cuando llegó, la salude muy amable y con una sonrisa, me confesó, que no sabia como entrar a la oficina, que le daba mucha pena, pero que la manera de recibirla le encantó. En esa época aún no tenia carrro, entonces al terminar la jornada laboral nos ibamosa siempre  en el colectivo hasta su unidad, le acariciaba las piernas, las tetas y llegabamos a su apartamento en Brisas de los alamos, al norte de Cali, en cuanto lllegabamos, la empleada nos servía la comida y al terminar le decía que sacara a las niñas al parque, entonces yo aprovehaba y le metia el dedo a la cuca, corriendole los shorts que usaba cuando llegaba, ella me agarraba fuerte el chimbo y nos besabamos, gemia, se desesperaba pero no se dejaba penetrar, asi fueron varias veces y me confeso que ella sentia que no era muy buena para el sexo, y que nunca habia tenido un orgasmo, que entre compañeras del colegio se contaban y cuando ella probó, no sintio nada de lo que escuchaba, le dijé que conmigo iba a ser diferente.

Me decia que tenía esposo, pero que vivían cada uno en su casa, yo la verdad, no le creí, pensé que era mosa del tipo que le pagaba el arrendo, la empleada y que no la recogía porque prefirío viajar en colectivo, así llegaba con esa cuca encharcada. finalmente si, ella se iba los viernes a la casa de él y volvia los domingos.

Una de las tantas veces le dije que le diera un besito a mi pene, lo hizo muy timidamente, me puse un condón y se lo meti, muy suave y esa cuca no era nada estrecha, al final termino retorciendose en el mueble y al terminar siempre me decia que le chupara los senos para ella estirar las piernas, que eso la excitaba demasiado, desde que tenia memoria, pero no tenia la confianza de pedirselo a su marido, quien se la comia una vez al mes e incluso pasaba más tiempo, al pasar los dias cada vez me la mamaba mejor y le gustaba que se la metiera y le vaciara mi leche en las tetas.

Meses despúes dejo de trabajar en la Empresa, no le renovaron, pero me hicieron un favor, para ese entonces ya tenía moto y salia a almorzar todos los dias a su apartamento y tenia, una mamada, un pajazo o un polvo e incluso todos los anteriores.

Una vez fui a cine, en uno de los teatros ya desaparecidos en Cali, creo que era el Bolivar en la Avenida sexta y el marido nos estaba esperando afuera, tenia el carro estacionado y la llamó de un grito, al dia siguiente me comentó que le dijo que le hizo pasar pena ante sus compañeros, que estabamos varios de la oficina, pero que el con sus celos no vio a los demas, (admirable la manera de mentir), ya luego, creo que no había pasado un mes,  me pillo en el apartamento, yo escuche que dijo, hola mi amor, lo dijo duro, para que yo no saliera, y yo pensé que saludaba a un niño del apartamento del frente, cuando tuvimos contacto visual, se me bajó la energia al dedo gordo del pie, salio furioso, las llantas del carro chillaron, además yo estaba en camisilla, para esa ocasion le dijo que yo estaba haciendo unas visitas de trabajo y pregunté si ella aun vivia alli, porque necesitaba un baño, si le creyo fue porque imagino, la quería mucho. ellos continuaron, yo me distancie un poco.

Con el tiempo el marido le pagó una cirugia y de aquel cuerpo hermoso no queda mucho y las tetas le quedaron muy grandes despúes que las tenia preciosas, en ocasiones la he llamado y hemos tirado unos polvos, siempre dice que soy el único que la hace tener orgasmos, pero ya sabemos de la habilidad para decir mentiritas, podria contar muchas cosas, como lo que pasaba en el archivo de la oficina o cuando comparaba mi semen, decia que el de el era una aguita y el mio espeso, que mi chimbo se ponia muy tieso que sentia que la desgarraba cuando entraba, y las veces que me tocó subier al piso siguiente por que el iba subiento al apartamento etc, pero demosle cabida a otra, el marido fallecio, murío odiandome, porque lastimosamente por cosas del destino tuvimos que compartir y fue muy amable conmigo, me dejaba en la casa, y yo comiendome a su mujer, pero cuando eso pasó ya tenia mas reversa un polvo, ya llevaba rato comiendomela ademas siempre traté de evitar ese acercamiento, ahora tiene otro marido, cuando la he llamado me ha salido, pero como en esa epoca estaba yo tan joven y ella era mayor, se imaginan como está ahora?, despúes de eso pasé a otra aréa de mi empresa y conocí a Maria, de los mejores polvos demi vida

Publicación anterior Siguiente Mensaje