El sexo con mi amigo en las cabinas

El sexo con mi amigo en las cabinas
Escrito originalmente por Prudencio en Guiacereza.com

Cuando mi reciente amigo me contó en un principio que cuando estaba solo en su casa se masturbaba por varias horas, sospeché que lo que hacía era lo mismo que yo vengo practicando desde hace años. Tanto yo, como mi amigo somos adictos a masturbarnos tratando de mantener siempre un equilibrio precario al borde de la eyaculación. Casi llegando a ella pero sin dejar que pase. Hablando del asunto con mi amigo, este me dijo que la práctica era conocida en algunos círculos como la Careza, del italiano carezza (caricia) y que lo hacían como una forma de meditación. Investigando un poco en internet, encontré que en inglés se conoce como edging (bordeando). El hecho es que no es fácil, pero cuando se adquiere práctica se sumerge uno en una especie de orgasmo que puede durar varias horas.

Luego de ese primer encuentro, mi amigo y yo aprendimos a buscar cabinas contiguas en uno u otro sitio, donde pasábamos varias horas disfrutando la careza. Ambos corríamos la silla lo mas cerca posible al tabique que separaba las cabinas y un poco hacia afuera, buscando la manera de darle acceso a su mano para acariciar mi verga a ratos desde su cabina. Cuando él la sentía algo flácida se pasaba para mi cabina y me la mamaba un rato hasta ponerla otra vez rígida. Luego de dos o tres horas, cuando ya tenía que irme, lo dejaba que me mamara hasta venirme, cosa que ambos disfrutábamos bastante, yo porque después de varias horas de careza cuando finalmente se desencadena el orgasmo este es siempre memorable y él porque le encantaba sentir en su boca las numerosas y fuertes contracciones de mi verga previas a la eyaculación.

Publicación anterior Siguiente Mensaje