El polvo que nunca tuve

El polvo que nunca tuve
Escrito originalmente por Simbiosis en Guiacereza.com

En esos días soleados y con mucha brisa decembrina mi esposa me invitó a un asado con compañeras de trabajo, cuando llegamos al lugar todo fue abrazos y besos y miré detenidamente a una de sus amigas, allí estaba ella bailando sus tetas se le movían de arriba abajo su cola era tan enorme q apartaba a todos de la pista, su pelo liso le bajaba por sus caderas. Enseguida me la presentaron y pasó la noche tomamos, bailamos medio de la borrachera ella me besa el cuello y yo la sujeto fuerte y siento sus tetas, ella siente mi verga a la cual solo expreso "rico sentir eso". Ya en la madrugada todos tomados la lleve hasta el patio pero no sé se podía sostener solo decía métela, pero me fue imposible solo pude masturbarme y descargar en su boca. Desde ese momento la he visto y par de veces y solo me dice: "si no fue esa noche perdiste ".

Publicación anterior Siguiente Mensaje