El hijo de la dueña de la casa

El hijo de la dueña de la casa
Escrito originalmente por Bucaro0321 en Guiacereza.com

Hola, buenas noches.

Para los nuevos y viejos lectores les relataré brevemente lo que ha transcurrido mi vida.

Desde que mi novio nos pesco a mi y a mi suegro en pleno manoseo, me terminó, así que me fui a vivir a cucuta, allá de nuevo me encontré con mi ex-novio y volvimos a entablar la relación, quedé embarazada, tuve a mi hijo y a los pocos meses volvía a cojerme mi suegro, nos separamos con el papá de mi hijo, yo por ser un poco inestable acepte que se quedará con el niño y se fueron a vivir a bogota, ya en Bogotá lo fui a visitar, me quedé en casa de unos familiares y se puede decir así " tuve sexo con mi sobrino" estuve unos días en bucaramanga y fue donde conocí a búcaro ( mi compinche ) con su morbo me llevo por otros caminos y me ayudó consiguiendome un trabajo como mercaderista para una distribuidora multinacional, estando allí me coji y dejé coger a todo tipo que búcaro me metía en la mente, se terminó mi contrato y volví a Pamplona, de allí fui a trabajar con la misma distribuidora a mi ciudad (cucuta).  En un pueblo aledaño vivían mis padres y hermanos, y tuve sexo con mi padre y se puede decir que con mi hermana...

Mido 1,67, pelo largo un poco rizado, de buen culo y buenos senos, blanca como la leche, buena bailarina y parrandera.

Continuamos con el relato: 

Después de pasar lo que viví con mi padre volví a Pamplona y estando allí trabaje como mesera, administradora de un bar y en lo que me saliera, después de todo tenía que enviarle dinero a mi hijo y no podía dejar de trabajar, aunque yo con un hijo mi cuerpo no reflejaba que ya era madre, salía mucho a caminar y en descansos asistía a uno que otro gimnasio.

En fin.

La situación económica de Pamplona estaba muy mal, así que decidí irme de nuevo para bucaramanga, hablé con bucaro y me dijo ( hágale marica que yo le colaboró de nuevo ) con el nos pusimos a buscar trabajo, no me traje nada de Pamplona más que mi ropa, encontramos una habitación amoblada en el barrio campohermoso y la tomé, ya habíamos pasado varias hojas de vida cuando me llamaron, era una entidad financiera y el puesto sería de asesora en un banco, me dió tanta alegría, llame a búcaro y le comenté el al igual se alegro mucho...

Pase por la entidad bancaria me tomaron medidas, me dieron inducción cerca de un mes también pago, estaba súper feliz..

Cierto día estaba mirando tv en mi habitación era un fin cuandode semana y escuché a la señora de la casa gritando..

Gloria: ud a mi no me venga a guevoniar, ya que no quiso estudiar y terminar por lo menos bachillerato entonces Póngase a trabajar, acá no voy a tener vagos.

Me asome un poco a la ventana que da al pasillo y Vi salir a juan, su hijo, el es un pequeño adolecente, que podría el saber de trabajo (pensé yo) 

Volví a cerrar la cortina y seguí viendo tv, ya tarde en la noche salí con un short no tan corto a comer algo, decidí comer pizza en esos negocios ambulantes cuando escuché mi nombre...

Daniela!

Gire mi cabeza y Vi al chico que me llamaba, el se acerco...

Juan: Hola Dani, como estás? 

Yo: bien Juan, y tú qué estás haciendo? 

Sus ojos estaban cristalizados y un poco rojos, su aroma era algo agridulce algo fastidiso.

Juan: bien, mi mamá que a veces le da las loqueras pero yo soy sano, solo que quiero ganarme mi plata a mi manera.

Yo: Juan, estás muy pequeño y nadie te va dar trabajo, estudia más bien para que puedas tener lo tuyo.

Juan: venga Dani, será que me puedes gastar un pedazo de pizza, es que me imagino que mi mamá ni me preparo, esa prefiere darle al perro que a mí.

Solté una pequeña risa y le pedí una porción con gaseosa...

Juan: gracias Dani, dios la bendiga.

Yo: de nada Juan, pero has las paces con tu mamá y estudia,

El soltó una leve sonrisa y se marchó con su comida.

Ya estando en casa volví a tomar mi posición, mirar tv, chequear facebook y hablar por messenger con bucaro y  uno que otro, como a media noche ya quería dormir, así que me levanté y fui a ponerle seguro a la puerta, cuando le pase cerrojo ví por la ventana que da al pasillo y Vi como un bulto tirado, se me hizo raro porque todos estaban ya durmiendo, estaban luces apagadas así que salí a mirar que era eso, y era juan acostado en el piso, su mamá no lo dejo entrar al cuarto y se acostó solo con su ropa como cobija, 

Murmullos:

Yo: Juan, Juan, levantate.

Juan: Hola Dani, que pena, es que mi mamá no me abrió.

Yo: claro, a la hora de llegar y me imagino que ni hablo con ella, ven levántate y te presto algo para que te abrigues bien.

Se levantó y lo lleve a mi habitación, saque un acolchado, una almohada y una cobija, aún tenía ese olor amargo, no podía decirle que se bañara o su mamá se levantaba ya que la ducha quedaba en el patio.

Le doble el acolchado y lo ubique cerca de mi cama pero en el piso, le trate de hacer lo más que pareciera a una cama para que el durmiera termine y le dije.

Yo: esta noche duermes acá, pero mañana a primera hora hablas con tu mamá.

Juan: bueno

Nos acostamos y apagamos las luces pero yo no podía pegar el ojo, sentía como el se movía para sentirse más cómodo, esa noche estaba búcaro de turno así que saque el cel y le comenté la situación a el, gran error, me empezó hablar pendejadas con las que el sale.

Messenger:

Búcaro: marica déjelo dormir en su cama, no sea miserable jajaja

Yo: pero no ve que el está como trabado, está todo ido, pobrecito

Búcaro: marica, ¿UD no ha culiado con trabados,?dicen que es rico, además se demoran en venirse, solo imagínese comiéndose ese cartuchito y que la haga venir una y otra vez porque el pelotas ese ni señal de venirse, deberá de tener una verguita,. No le causa curiosidad vérselas, por ahí sin pelitos sola para ud, como la quiera disfrutar.

Yo: ud es un malparido, yo no sé para qué le pregunté, ahora me dejó con más dudas.

Bucaro: jajajajaja boba hpta, comaselo y me cuenta, o por lo menos una mamadita para que pueda vivir con el remordimiento jajaja

Yo: ay, no me moleste, vaya y trabaje más bien.

Bucaro: bueno mi perrita, se que tomarás la mejor decisión, así que ojalá le pelen esa Cuca, jajaja nos vemos.

Yo: jajajaja malparido, lo quiero mucho y abrace! 

Me tomé mi tiempo y lo llame en voz baja.

Yo: Juan.

Juan: señora? 

Yo: porque no duermes?

Juan: el piso está un poco frío pero ya se calentará.

Yo: no Juan, levántate, no hagas bulla y ven y se acuesta en mi cama, trae otra cobija para que te arropes.

Juan: no Daniela, ud mañana tiene que trabajar, no la voy a molestar.

Yo: deje la bobada, venga rápido para que duerma y dejé dormir, rápido.

Juan: está bien.

Juan tomo una cobija y se metió a la cama suspiraba de la comodidad, eso me tranquilizó un poco y recordé a mi hijo, creo que por eso lo hice, ya en la madrugada sentí una mano en mi espalda que recorría desde mi hombro hasta mi espalda, la subía una y otra vez muy delicadamente, yo entre dormida sentía esa mano recorrer y sentía que poco a poco se metía entre mi brazo y mis costillas, esa mano estaban buscando algo pero yo me hacía la dormida

Podía sentir como sus dedos hacian lo imposible por estirarse para llegar hasta una de mis tetas, yo aún no decía nada, solo me callaba y esperaba sus movimientos, hasta que Juan se decidió de una vez y metió su mano y me cogía una teta, me estaba calentando y mucho, las palabras de búcaro sonaban en mi cabeza... (Ese es mucho hpta) pensaba yo, su mano tocaba aún por encima de la camisa mi teta, mi pezón empezó a endurecerse, yo lo estaba disfrutando ya que el solo me empezó a coger el pezón, que delicia, sin pensarlo dos veces mandé mi mano hacia atrás y le tome su pene sobre su pantaloneta, iba creciendo poco a poco, no aguante más y metí mi mano entre su pantaloneta, no podía creerlo, no sentía vello, sentía su pene no tan gordo pero si un poco largo, me pasaban muchas cosas por la cabeza, ,(como será, a qué sabrá, como se sentirá tenerlo en mi boca, ojalá su mamá no se entere) pero sin dejarlo de masturbar, ya no aguantaba mas, así que le solté la verga me quite mi pijama y me la metí yo solita, estaba esa verga caliente, que rico, yo húmeda como una verdadera zorra, yo misma me penetraban moviendo mis caderas, el solo se quedaba quieto, ya no podía parar, me tenía al cien, movía mi culo tan rápido pero nada que sentía su semen y queria sentir su semen, me movía más rápido y nada, su verga bien parada y me estaba enloqueciendo, fue tanto el que me levanté, lo puse boca arriba y me volví a penetrar dándole la espalda, yo estaba desenfrenada y loca, cabalgaba sobre Juan como si mi vida se fuera acabar, me incline hacia sus pies para que el me pudiera ver el culo sin dejar de moverme, el con uno de sus dedos empezó como a escudriñarlo me volvió más loca, le besaba sus mal olientes pies y sus piernas como agradecimiento por ese placer hasta que empecé a sentir como disparaba su semen en mi interior, aún así yo no me detenía, quería más, que me metiera su semen hasta mi abdomen, ese niño, Dios, poco a poco fue perdiendo potencia, se fue poniendo flácido hasta que salió de mi interior, nos acostamos y le dije bueno, ya a dormir..

Fue una noche muy rara y ardiente, al otro día el se contento con la mamá,  a veces lo veo mirando mi ropa interior en el patio cuando la lavo.

Después volvimos a estar pero será en otro relato, este ya está como largo..

Gracias por sus comentarios...

Besos y los quiero mucho.

Atte 

Daniela

Twitter búcaro @marcoxzx1

Publicación anterior Siguiente Mensaje