El hermano de mi esposa

El hermano de mi esposa
Escrito originalmente por osocasadobi en Guiacereza.com

Soy un hombre de 49 años casado por segunda vez, de mi primer matrimonio tengo un hijo de 28 años ya casado y me hiso abuelo de dos lindos niños hace 7 años,

Estoy casado por segunda vez hace 8 años y con mi esposa actual no tenemos hijos, desde hace 4 años que mi hijo y su familia se fueron a vivir a Australia, vive con nosotros el hermano de mi esposa.

Siempre he sido bisexual, pero es algo muy mío y privado, siempre he sabido hacer mis cosas para no lastimar a nadie.

Mido 175 cm, peso 87 kilos, barba cerrada canosa, y mucho pelo en el cuerpo; lo que en el mundo gay se llama oso.

Hace aproximadamente 2 años en una reunión familiar después de que todas las personas se fueron y mi esposa se retiró a dormir, solo nos quedamos mi cuñado y yo rematando la botella de licor que quedaba.

El es un hombre también de descripción oso, con 170 cm y en la actualidad tiene 34 años, notablemente mujeriego y un poco malgeniado, poco amigable

Esa noche con el calor del licor, termine haciéndole sexo oral, tiene un pene de unos 18 cm aproximadamente con una inclinación hacia la derecha y muy grueso. A los días tomo valor y me pregunto que si lo que le hice esa noche era mi costumbre, obviamente le negué mi inclinación hacia los hombres, y le dije que de seguro fueron los tragos, que tenia la curiosidad desde hace mucho tiempo, pero que nunca antes lo hice con nadie, que le agradecía su discreción.

Este fin de semana inmediatamente anterior, dos años después de esa noche, sucedió lo que les relatare:

Desde que el vive con nosotros no es mucho lo que se relaciona en casa, en las mañanas siempre sale muy temprano, antes de que mi esposa y yo nos despertemos, por las noches siempre llega después de nosotros, y en muchas ocasiones ni lo vemos por que suele salir de su trabajo a hacerle visita a la novia de turno, los fines de semana llega muy tarde por que sale de disco, sea con la novia o con los compañeros de trabajo, entonces por lo regular ni lo vemos, cuando llega a casa y nos tropezamos en el pasillo o sala de la casa, solo saluda y de inmediato se va a su habitación y se encierra.

La única forma que comparte con nosotros es uno que otro domingo que viajamos a la Mesa Cundinamarca, a la finca de su madre, mi suegra.

El día sábado 16 de febrero, mi suegra llamo en la noche y le dijo a mi esposa que nos espera el día domingo, yo inmediatamente le dije a mi señora que no quería ir, que en realidad estaba muy cansado porque había tenido una semana muy complicada en mi trabajo y que lo que me apetecía hacer ese domingo era quedarme en cama y ver tv todo el día.

Al día siguiente como de costumbre mi esposa madrugo y se fue a la finca, yo seguí durmiendo hasta las 9 am, desperté y me quede en mi cama viendo porno gay en mi Smart tv, me llene de calentura y me empecé a sobar el pene, hasta que me dieron deseos de una doble masturbación,

con mi mano derecha el sube y baja en la verga y con la mano izquierda, dedito en el culo, me dieron ganas de mas y fui a la cocina por un pepino, le coloque un preservativo, cremita y con el remplace mi dedo; me encontraba en plena doble masturbación cuando en la puerta de mi habitación que no tuve la precaución de cerrar por que creí estar solo en casa, estaba mi cuñado viéndome, en bóxer con su mano dentro sobándose su verga, me quede paralizado del susto y solo se me ocurrió preguntarle:

Yo- hola, ¿no fuiste a la finca?

Cuñado- no, no quise ir

Me respondió al tiempo que se me empezó a acercar, y yo tratando de actuar lo mas naturalmente posible, me empecé a sacar el pepino del culo.

Cuñado- no. No lo saques, me calienta. Se ve muy excitante,

Yo- no, que pena

Cuñado- tranquilo, yo siempre me he sospechado esto de ti, tenía la leve impresión que lo que paso hace dos años, no fue solo un experimento tuyo, tampoco lo he podido olvidar, a pesar de los tragos, recuerdo que lo haces mejor que cualquier mujer con la que he estado en la vida.

Yo- gracias por el alago, pero me da pena, igual eres mi cuñado y no quería que te enteraras de el total de mis gustos

Cuñado- no importa, yo no me enojo si lo quieres hacer de nuevo

De inmediato se coloco cerca a mi cabeza y saco su rica herramienta frente a mi boca, para poder meterlo en ella solté mi pene, él me dijo:

Cuñado- no, sigue masturbándote, con esa mano, suelta más bien el pepino que yo te ayudo

Entonces deje la mano que tenía introduciéndome el pepino para agarrar su pene y el reemplazo mi mano empujando el pepino con mucho ritmo

cuñado- que delicia, sigue mamándome que yo estoy feliz con tu culito que esta maravilloso, te gusta?

yo no dije nada, solo seguía con la verga en la boca, lo estaba más que disfrutando, al poco tiempo mi cuñado se detiene de seguir bombeándome el culito con el pepino y solo deja que yo siga mamando mientras lentamente está masturbándome la verga

cuñado- me siento en el cielo papacito me fascinas y me gusta como lo haces, haber ya no aguanto, deseo cogerte, ven ponte así, quiero ver tu cara mientras te penetro.

Yo me acomode como él quería, boca arriba

cuñado- eso, así, no sabes cómo tenía ganas de tenerte

Acomodando su verga en la entrada del culito, empezando a hacer presión sobre él, yo empiezo a gemir porque me duele, al momento de que empieza a entrar

cuñado- que Delicioso estas mmm que rico, estas buenísimo, eso, así quédate, ya entro la cabecita, quédate así

yo- aghhhh aummm

cuñado- relájate, relájate que ahí te va otro pedacito

yo- ayyyy

cuñado- mmm que rico estas, tómala ahí te va toda de un jalón

yo- nooooooo, despacio

Antes de que terminara de decir eso ya me tenía totalmente ensartado, hasta los huevos, mi cuñado disfrutaba viéndome la cara que ponía, me empieza a bombear a gusto, de repente deja de bombearme y se acomoda quedando de lado y yo con una pierna en el hombro de él, Para empezar nuevamente el bombeo

cuñado- que rico estas, delicioso de veras, anda mastúrbate, pero aún no te vengas

Tocándome la verga que seguía casi totalmente parada

cuñado- lo estas disfrutando también verdad?, anda jálatela despacio, goza mmm

Unos minutos me tenía así, para después acomodarme ahora de perrito nuevamente sigue bombeando a sus anchas, mientras yo lo estaba gozando también

cuñado- cualquier posición estas riquísimo papi, eso así, tómala, tómala, cómetela toda mi osito panda

Decía esto bombeándome deliciosamente

cuñado- haber, así como estas levántate y recárgate en la pared, quiero cogerte parado, así me aprietas mas

yo hago caso y lentamente me levanto tratando de que no se me saliera, pongo las manos sobre la pared y mi cuñado me toma de la cintura y sigue dándome con la verga hasta adentro, mientras una mano busca mi verga para seguir masturbándome, besándome la espalda y el cuello, tratando de penetrarme más adentro, yo gimo fuerte, haciendo que se excite más mi cuñado

cuñado- eso gímeme, anda, eso me calienta más, que rico papi, estas muy sabroso, comete mi verga, siente como la tienes hasta adentro

mi cuñado siente que se inflama un poco mi verga y empiezo a soltar mucha leche ya que no aguante más, acompañando de un gran gemido de placer

yo- ayyyyyyy ahhhhhhhmmmm

cuñado- si papi que rico, vente, apriétame más, eso así, suelta toda tu leche

Una vez que saco hasta la última gota, lentamente me saca la verga.

cuñado- ven papi quiero que te sientes en mi

Acostándose nuevamente con la estaca bien dura y sin dar signos de venirse, yo se la veo, me toco el culo y lo siento dilatado, empiezo a sentarme en el nuevamente causándome un poco de dolor al sentir como va entrando aquel mástil gordo en mis entrañas

cuñado- eso así, siéntate, cómetela toda, que no quede nada afuera, eso hazme venir, anda muévete, muéveme ese culo tan hermoso que tienes papi

yo empiezo a moverme, pero al momento que lo hago también mi cuñado me empieza a bombear fuerte, tomándome de la cintura, yo cada vez hago más intensos mis gritos y mi cuñado al verme intensifica las bombeadas y no aguanta llenándome el culo de su semen

cuñado- ahhhhhhhhhh que rico mmmmm, toma mi leche papi que deliciosa cogida, mmmm

Dejándome hasta adentro la verga mientras terminaba de venirse, no deja que me levante

cuñado- espera, espera, quédate ahí déjame seguir sintiéndome dentro de ti unos momentos en lo que me recupero

yo- me duele un poco, la tienes muy gruesa

cuñado- shh tranquilo, ya está bajando el tamaño y aun así siento lo apretadito que estas, que rico papi, ven bésame

Inclinándose para besarme, se empuja hacia arriba, realmente no quiere salirse mientras me besa, pero por más que intenta su verga está tomando su tamaño normal y esto hace que solita se salga

cuñado- ahhh que rico, ven acuéstate un ratico aquí

al rato mi cuñado se levanta y mientras empieza a ponerse su ropa interior, me toca de vez en vez ya que estoy acostado boca abajo, viéndome la cara de satisfacción, una vez vestido se acerca a mis nalgas, las acaricia, las abre y ve que esta un hilito de su semen saliendo de mi culito medio abierto, acercando su lengua me chupa el culo para después besar en la boca.

cuñado- eres maravilloso papacito, ahora si te llene el tanque y lo que falta eh?, el día apenas comienza

mi cuñado se va a su habitación y yo solo quedo en mi cama pensando lo que sucedió, los choques morales me invaden: por un lado, arrepentido de estar con el hermano de mi esposa, por otro lado, que rico tener bajo el mismo techo a mi mujer y un rico macho.

Al rato me paro de la cama y me cubro solo con una camiseta el cuerpo, la parte de abajo la dejo al desnudo, y regreso a la cocina a dejar el pepino en su lugar, tanto para ir a la cocina como para regresar a mi habitación tengo que pasar por la de mi cuñado, y allí estaba tirado en su cama solo con su ropa interior puesta, pero con una de sus manos dentro del bóxer sobándose la verga

Cuñado- te vi pasar con las nalguitas al aire y mira, ya se me paro de nuevo, ven para acá, ahora lo aremos en mi cama……….

En su habitación ese día me hizo el amor 5 veces más, antes de que su hermana (mi esposa) regresara de la finca, pero eso se los cuento en un nuevo relato

Publicación anterior Siguiente Mensaje