El "diablo" se metió al convento

El "diablo" se metió al convento
Escrito originalmente por phantom44 en Guiacereza.com

La plaza de mercado del pueblo estaba atiborrada de gente, David estaba atento a los desplazamientos de la señora Teresa, era una de las ricas del pueblo y el astuto ladrón estaba esperando la ocasión de quitarle su bolso… David más conocido por su alias de “El diablo” era un ladrón muy conocido, su atractiva apariencia y su juventud lo ayudaban con las mujeres de la plaza para encubrir sus delitos, él les quitaba las pertenencias a los más ricos y después de sacar lo que él necesitaba repartía el resto entre las marchantas de la plaza con lo cual se ganaba su cariño…David estaba a punto de asestar el golpe de gracia cuando unas monjas lo distrajeron de su objetivo…las dos traían un gran canasto y venían comprando y recibiendo obsequios de las vendedoras para su convento… una hermana de aspecto mayor era alta y de aspecto imponente…aunque un rasgo de dureza cubría su rostro no alteraba sus bonitas facciones…la otra era más joven con una cara sencillamente bonita… aunque sus ornamentos no dejaban apreciar su silueta esa cara de princesa la hacía intensamente atractiva, una bella sonrisa adornaba el rostro angelical y unos ojos intensamente azules le daban la apariencia de una princesa de cuentos de hadas… David quedó suspendido en el tiempo y en el espacio…no sabía si era una mujer real o una aparición divina…decidió seguirlas , no para robarlas sino para saber a dónde se dirigían y sobre todo de dónde venían…

David a prudente distancia la siguió por espacio de una hora… las hermanas hablaban de cosas comunes y corrientes … a través del diálogo que llevaba las dos religiosas David supo que la hermana mayor se llamaba Mariana y la joven Daniela…estaban necesitando urgentemente alimentos para su congregación pero no tenían mucha plata…David tomó cartas en el asunto y con un guiño de ojos le indicaba a las dueñas de los puestos que les dieran más de lo que pedían… pronto llenaron el canasto y las dos tomaron rumbo al convento…David las siguió a prudente distancia…pronto las hermanas llegaron al convento, era una edificación vieja, su puerta era grande y a través de una pequeña ventanilla las hermanas se identificaron y luego las viejas abras del fortificado portón se abrieron…Mariana y Daniela entraron y David quedó todo pensativo…

Esa semana David no tuvo sosiego, por un lado el recuerdo de la bella Daniela, sus ojos intensamente azules eran un imán que le absorbía todos sus pensamientos…por otra parte necesitaba acercarse a esa monja … era una obsesión que no lo dejaba dormir…aparte de ser una mujer muy bonita sus órdenes sacramentales le daban un atractivo adicional…era jugar con cosas sagradas… el miércoles que era el día entre semana que hacían la recolección de basuras se fue a merodear cerca del convento…la única forma de que abrieran esa puerta era para sacar la basura y no se equivocó … dos monjas sacaron dos canecas con la basura del convento… por su volumen les tocó abrir la puerta de par en par, bregando las dejaron afuera…cerraron la puerta y más tarde los encargados del aseo pasaron y las recogieron.. David tomaba atenta nota de tiempos y desplazamientos… serían las cinco de la tarde cuando la puerta del convento se abrió de nuevo y las dos monjas recogieron las canecas vacías y las entraron…esa noche David maquinó un plan para meterse al convento…lo haría el sábado que era el otro día en que recogían la basura…

David se alistó y solo le tocaba esperar…el sábado David se puso un traje negro para poder mimetizarse en la noche…sus suelas de caucho disminuían el ruido de sus pisadas…esperó un rato hasta que apareció el carro recolector… aparecieron las dos monjas con sus canecas de desperdicios…las dejaron afuera y se entraron al convento…el carro recolector desocupó las canecas y las dejó nuevamente afuera… los cálculos no fallaron y a las cinco las monjas abrieron la puerta para entrar las canecas… David cogió una piedra grande y la arrojó cerca de la puerta para distraer las monjas …mientras ellas revisaban que era lo que había sonado David se escurrió rápidamente dentro del convento…

Una vez dentro del recinto David se mimetizó fácilmente gracias a su traje oscuro…serían las 6 de la tarde cuando las mojas salieron en fila hacia una pequeña capilla, David distinguía fácilmente a Daniela gracias a su caminar grácil y al contoneo de sus caderas…su joven figura contrastaba con las otras hermanas que por el peso de los años caminaban ligeramente encorvadas, pero siempre a su lado se hacía Mariana, era como su sombra tutelar, David esperó que terminara lamisa y nuevamente la fila de monjas se dirigió hacia la parte de la edificación donde estaban los cuartos de dormir… cada monja se fue quedando en su habitación, la penúltima fue Daniela y en el cuarto de enseguida se quedó Mariana…David esperó un tiempo prudente y se acercó a la puerta, sacó de sus bolsillos un manojo de llaves y se dispuso a abrir la puerta…un clic metálico le anunció que ya había quitado el seguro… antes de abrir aguzó sus oídos y pudo escuchar el ruido de la ducha…Daniela se estaba bañando…sigilosamente abrió y se escondió tras un mueble que servía de armario…se medio cubrió con una cortina y quedó mimetizado…

David esperó un rato, Daniela salió desnuda, su cabellera caía sobre sus hombros y terminaba encima de sus senos erectos, su triángulo púbico era de un color dorado y una fina pelusa cubría su vagina prominente, sus labios se abrían en forma oferente y su clítoris erecto era de un rosado intenso, al dar la vuelta Daniel mostró un trasero divino, dos nalgas carnosas y firmes le daban un volumen espectacular a ese culo…Daniela se acostó en su cama y empezó a masturbarse, sus manos apretaban sus voluminosas tetas y se pellizcaba de vez en cuando sus pezones de un rojo oscuro, luego bajó su manos derecha a su sexo y empezó a frotar su clítoris mientras su otra mano seguían apretándose las tetas…David ya iba a salir de su escondite para comerse ese bombón cuando oyó como abrían la puerta, no lo podía creer…Mariana entró a la habitación y se dirigió directamente a la cama de Daniela…se sentó en la cama y empezó a acariciarla…sus manos recorrían una y otra vez los hermosos senos y muy pronto empezó a chupar los erectos pezones…Daniela abrazó a Mariana y empezó a devolver esos besos de una manera ardiente…Mariana se incorporó y quitándose su atuendo empezó a desnudarse apresuradamente, cuando se quitó el corpiño dos descomunales tetas se descolgaron y unos pezones grandes quedaron a disposición de Daniela, David veía cómo Mariana empezaba a bajar hacia el sexo de Daniela ,Mariana inclinada se colocó arrodillada y empezó a besar la jugosa vagina, Daniela le tomó la cabeza y apretándola contra su sexo le obligaba a chupar muy fuerte su clítoris y las eróticas caricias empezaron a enloquecer a Daniela…excitada empezó a mover sus caderas y esto obligó a que Mariana se inclinara más dejando su culo en una posición muy incitante …David no aguantaba más esa escena lujuriosa, su pene estaba completamente parado y rígido, la apetitosa vulva de Mariana se abría provocativa…David se acercó y sin contemplaciones enfiló su verga por esa gruta vaginal…Mariana quedó clavada y no tuvo tiempo de reaccionar… Daniela que no sabía lo que pasaba lo único que sintió fue quela lengua de Mariana se metió más arrancándole un gemido de placer…David empezó a cabalgar sobre Mariana y ese peso adicional hacía un mayor contacto de la juguetona lengua con las paredes vaginales de Daniela que gritaba de placer…David que estaba que se derramaba incrementó la velocidad de su embestidas y Mariana empezó a sentir un anhelado orgasmo que no disfrutaba hacía muchos años…casi sucedió todo al mismo tiempo…Daniela excitada al máximo por las caricias linguales de Mariana tuvo un orgasmo indescriptible, Mariana con la verga de David clavada hasta el fondo sintió que sus fibras más intimas se despegaban y creyó de un momento a otro ascender hasta el cielo…David eyaculó en ese coñito húmedo y acabó de llenar con su semen todo el conducto vaginal…

Aunque cansado David no dejó pasar el factor sorpresa, bajó a Mariana hacia un lado y buscó ansioso a Daniela que hasta ahora se daba cuenta de la situación…David cubrió de besos el lindo rostro de Daniela y ella correspondiendo con su ímpetu juvenil y muy pronto los dos cuerpos se fundieron en uno solo…Mariana apenas miraba el sorpresivo encuentro y empezó a masturbarse… David con un impulso endemoniado empezó a hacer vibrar esa vagina, sus movimientos eran endiablados y muy pronto David la tenía enloquecida… estaban ya sintiendo los preámbulos del orgasmo y David cambió de un momento a otro su posición… se acostó boca arriba con su pene erecto mirando al techo…montó a Daniela en esa verga rígida y la puso a choferear …Daniela estaba feliz pues podía regular el grado de penetración y le dejaba las manos libres para acariciarse las tetas…Mariana reaccionó y se integró muy fácil …se sentó en la cara de David dejando su vagina sobre la boca de Daniel para que le hiciera sexo oral…mientras David iniciaba ese cunnilingus las dos mujeres se abrazaban y se besaban…una frente a la otra se acariciaban mientras Davis las complacía simultáneamente… fue un orgasmo intenso… era la culminación de una maratón sexual que hacía tiempo no tenían… David llenó de semen caliente a Daniela…y Mariana se derramó en la boca de David… ambas mujeres se bajaron del sudoroso cuerpo de David que les había servido de cabalgadura y corrieron ansiosas a chupar la verga de ese demonio que las había llenado de placer terrenal…David sacando fuerzas de donde no las tenía le puso la verga nuevamente erecta para que se deleitaran… fueron muchos minutos que las dos hembras pidieron disfrutar de esa golosina…querían probar esa lechecita en sus bocas y no tardó mucho en llegar el anhelado bombazo de semen …las dos mujeres chupaban y chupaban el pene hasta que dejaron completamente escurrido la verga de David…las dos monjas con sus bocas llenas de semen se besaron intensamente y compartieron esa lechada que les había caído del cielo…

David se vistió rápidamente … abrió la puerta y besando las dos mujeres desapareció por los pasillos hasta llegar a la puerta principal donde un ágil salto por las paredes lo alejó de ese convento que le brindó el mayor botín de su vida…las dos monjas se abrazaron y dieron gracias a Dios… luego Mariana se marchó a su cuarto y cada una en su habitación pidieron fervientemente que “el diablo” volviera a hacerles una lujuriosa visita para hacerlas subir al cielo en cada orgasmo

Publicación anterior Siguiente Mensaje