El cumpleaños

El cumpleaños
Escrito originalmente por totalsexsw en Guiacereza.com

Julio 2018, es el día de cumpleaños de Juliana y nos encontrábamos disfrutando de una deliciosa fiesta amenizada por un asado que para el gusto de ella estaba perfecto.

Vivimos en una casa en el campo y eso hace que sea un ambiente propicio para ese tipo de eventos. La reunión transcurría bastante amena, entre buena comida, buna música y traguito, para mi todo era casi perfecto, pues los regalos, los amigos y toda la ambiente tenia a July muy contenta y para mi eso es lo mejor. Sin embargo, yo tenia un poco de decepción, pues había intentado buscar un mariachi para una serénata y no había logrado encontrar uno para ese día, a pesar de haberle comentado a mi mejor amigo, quien es experto en conseguir esos grupos. Y ya era casi media noche y los invitados empezaba a irse, solo 3 de nuestros amigos se iban a quedar en nuestra casa y parecía que así quedaría la fiesta.

Como a las 12:15 suena mi celular, era mi amigo Javier, me dice que ha logrado conseguir un grupo de mariachis, y pregunta si todavía esta a tiempo de llegar. Nosotros habíamos tenido un día agitado y estábamos ya en pijama para irnos a dormir, además nuestros otros amigos estaban un poco prendos y también se habían acomodado ya, sin embargo, para mí era una linda sorpresa y le dije que llegara, así estuviéramos en pijama seria genial recibir la serenata.

¡¡¡Veinte minutos más tarde empieza la música a sonar en nuestra puerta y July se levanta de la cama sobresaltada, yo con una enorme sonrisa de orgullo de digo “Sorpresa” este era el regalo que te faltaba mi amor!!! Enormemente emocionada me da un maravilloso abrazo acompañado de un enorme beso y se apresura a abrir la puerta para que entren los músicos, de nuevo la sala de llena de luz y hasta nuestros invitados se levantaron con rapidez.

Como dije antes, estábamos en pijamas, nuestros invitados con pantoleta y sin camisa, mientras July estaba con un delicioso pijama de encajes muy transparente, por cierto, cosa que notamos cuando ya todos estaban adentro de la casa, sin embargo, no le dimos importancia al tema y dejamos que la situación continuara como iba. De nuevo las copas se llenaron con el correr de las canciones y con esto el animo se elevaba. Los músicos se animaron no solo a tocar rancheras sino otros géneros que invitaban a bailar, pero solo había una mujer y en ese momento éramos 4 hombres, bueno sin contar los 7 del mariachi y mi amigo Javi.

A Juli le tocaba turnarse entre todos en cada pieza, fue entonces que todos empezaron notar sus generosas curvas y como ese delicioso trasero se movía canción tras canción. Nuestros amigos cada vez más tomados se empezaban a notar cada vez más excitados y atrevidos y de cuando en cuando bajaban su mano para acariciar el culo de July, apretaban su verga contra su pelvis mientras el baile hacía de cómplice.

Juliana de hecho también se notaba complacida con lo atrevido de nuestros amigos y cada vez se portaba más coqueta e insinuante, hasta con los músicos se atrevía disimuladamente en el juego del baile a rozar con su delicioso trasero sus partes ventrales que se notaban igualmente empalmados.

Por un momento se tuvimos un momento de silencio, los músicos pideron tener un pequeño espacio para descansar y poder continuar con la música en vivo, que para ese momento se había logrado levantar una fiesta que ya se había dormido.

Pusimos un poco de música disco y en ese momento Jeison, uno de nuestros huéspedes atino a pedirle a Juliana que bailara para nosotros, ella no se dejo intimidar y en el centro de 12 hombres se dispuso a moverse como una diosa delante de nosotros. Yo no podía creer esta imagen tan caliente que se estaba dando, mi esposa con una pijama muy transparente y atrevida y 12 hombres con un alto estado de alicoramiento que se la comían con la mirada en la sala de mi casa.

La música de los Bee Gees, sirvió de complice para que Javi, en un arrebato de arrechera fuera al centro de la sala con July y en un acto de puro descaro empezó a manosearla en frente de todos, mientras el resto se tocaban sus vergas por encima de lo que tenían puesto. Jeison uno de nuestros huéspedes que andaba en pantaloneta solamente se la quito y se puso en frente de ella, poniendola en la mitad de Javier y el, mientras la acariciban morbosamente y restregaba su pena por encima de su pijama sobre su vulva.July me mira pícaramente y se muerde los labios, señal de estar disfrutando aquella situación. Los otros debieron notar aquel gesto, porque en un segundo muchas manos recorrían su cuerpo y una pila de ropa se hacia a un lado del sillón.

No pasaron ni tres minutos y Juliana no tenia ni una sola prenda sobre su cuerpo y por el contrario estaba cubierta de manos que recorrían cada parte de su cuerpo, sin ningún tipo de respeto. Las vergas duras buscaban su boca desesperadamente en un intento por ser los primeros en llenarla. Ella respondía con gran aceptación besado una y otra verga en una actitud de dar a todos nuestros invitados su mejor atención.

Poco tiempo después estaba de espaldas sobre el sillón con una verga en su mano, una en su boca y con las piernas abiertas recibiendo sexo oral por parte de Andrés, otro de nuestros huéspedes que completamente desnudo y con su verga a punto de reventar pretendía ser el primero en poseer semejante diosa de placer.

Efectivamente un momento después del primer orgasmo de Juliana causado por la lengua de Andrés, este metió su tremenda palanca bombeándola dentro de su vagina con acelerada energía. A esta altura de la fiesta todos estábamos completamente desnudos esperando el turno para poder tener aquella mujer divina que se disponía para nosotros con toda su actitud y entrega, cuando fue el turno de Javi, éste la puso en cuatro sobre el sillón y otros tomaron posición en la boca y la mano derecha de Juli con sus vergas dispuestas a ser vaciadas, uno a uno desfilaron todos los chicos por su boca, por su culo y su vagina en un ritual de sexo que parecía sacado de una película Italiana, de esas orgias inolvidables.

Eran como las 4:20 am, todos estábamos exhaustos y Juli cubierta de semen por todos lados se quedaba dormida sobre mi pecho, cansada como nunca, pero extasiada y satisfecha con aquella jornada de sexo imprevista pero cargada de morbo y pasión el cual fue su inolvidable cumpleaños 29.

Publicación anterior Siguiente Mensaje