El chico de la biblioteca

El chico de la biblioteca
Escrito originalmente por phantom44 en Guiacereza.com

El furioso golpeteo de los pesados testículos en sus prominentes nalgas le indicaba sin ninguna equivocación que ese inmenso pene de su compañero de aventura había llegado a lo más profundo de su recto, las sensaciones que sentía en su interior eran de dolor y placer, ese cilindro de carne macizo hacía estragos en sus paredes rectales pero a su vez provocaba un inmenso placer que nunca en su vida había sentido, pero eso era apenas el principio…ahora empezaba una cabalgata de pasión desenfrenada que lo hacía subir y bajar al cielo…su esfínter anal inicialmente apretado y virgen era ahora penetrado sin compasión por una verga erecta y grande … el diámetro de su culito era ahora una circunferencia expandida que había cedido a esa penetración lujuriosa y furiosa de un hombre intensamente arrecho…

Duranteese encuentro lujurioso y explosivo recordó que solo hacía unos pocos momentos que ese hombre que lo estaba sodomizando sin compasión era apenas un estudiante en una biblioteca que leía distraídamente un libro de sexo…él apenas pasó por su lado y sin querer leyó el título sugestivo del libro…fuey se sentó en una mesita cercana…sin saber por qué se sintió atraído por ese estudiante…lucía un jean desteñido y una chaqueta justada, de un momento a otro el hombre lo miró a la cara… tenía un semblante simpático y una atractiva sonrisa , sin querer queriendo el hombre se paró ycon su mano derecha se frotó la entrepierna, él no pudo ocultar la admiración al ver el promontorio que escondía en su zona inguinal, al hacer un pequeño giro al hombre quedó de perfil haciendo más ostensible el grandor de su pene. Sintió que un escalofrío recorría su cuerpo, era una rara sensación que desde hacía pocos días le sucedía. El hombre notó su comportamiento y se dirigió hacia él presentándose, se llamaba Alfredo, su interlocutor balbució tímidamentesu nombre … se llamaba Carlos…se sentó a su lado y quizás para darle algo de confianza le colocó su mano en la pierna, Carlos sintió una rara sensación que Alfredo detectó fácilmente…con la mano Carlos trató de apartar esa mano pero él en un movimiento rápido la cogió y la direccionó a su entrepierna, Carlos se sintió morir… una verga inmensa estaba presionando ese ajustado jean…sin articular muchas palabra Alfredo le pidió que lo siguiera a una prudente distancia, se dirigió al baño que por la hora del día estaba prácticamente solo, Carlos entró unos breves minutos después de él, una puerta entre abierta le indicó donde estaba…cuando Carlos entró Alfredo tenía su verga erecta cogida con las dos manos , nunca había visto un pene tan grande y hermoso, no se necesitaban palabras , como hipnotizado se arrodilló y empezó a lamer ese gigantesco glande, su sabor ligeramente salino lo enardeció más, allí empezó una mamada inolvidable, nunca había hecho una felación pero ese inmenso pene lo enardeció y provocó una reacción imprevista y ahora sólo quería mamar y mamar y recibir esa lechada de semen, no tardó mucho cuando su boca recibió una copiosa y generosa cantidad de leche, su sabor ligeramente salino, su viscosidad era relativamente alta, parecía un engrudo y eso dificultaba su rápida deglución.

Salieron del baño y sin decir palabra buscaron la salida, Carlos no contento con esa mamada sentía en su interior que necesitaba una penetración profunda, su cuerpo lo deseaba, sus sentidos lo anhelaban y sólo quería tener ese cilindro de carne en lo más recóndito de su culo. Pronto buscaron una residencia, era un sitio mimetizado, entraron y un muchacho de poca edad le tomó los datos personales como por llenar un requisito, le dio una llave de un cuarto y juntos se dirigieron a una pequeña alcoba que contaba únicamente con lo necesario para un rato de placer….

Alfredo había tomado la iniciativa y sin mediar palabra fue desvistiendo a Carlos que empezaba a sentir un sudor frío…sabía lo que le venía pierna arriba…estaba seguro que el virgo de su culo iba a ser desflorado sin compasión…eras consciente que esa penetración iba a ser dolorosa pero la deseaba intensamente…recordó como la noche anterior viendo un video de porno gay fue que sintió esa necesidad de culear con un hombre…él siempre le habían gustado las mujeres pero al ver en la película gay las expresiones de placer de un chico al ser penetrado le planteó por primera vez en su vida un interrogante mayúsculo.. qué se sentiría al ser enculado con violencia …sería él capaz de soportar la desvirgada de su culito…? Ahora estaba ad portas de saberlo, Alfredo lo arrojó con violencia sobre la cama, empezó a desnudarlo quitándole su camisa y al verlo semidesnudo empezó a enloquecerse, lo besó furiosamente en la boca, sus labios lo chupaban con intensidad y a medida que besaba y besaba la pasión fue tornándose en una agresividad dolorosa, le mordía los labios y sus manos empezaron a apretarlo salvajemente, luego se pegó a sus tetillas para chuparlas intensamente y luego las mordía de vez en cuando…empezó a aflojar el cinturón y Carlos anhelante de esa experiencia se ayudó a bajar sus pantalones quedando en unos calzoncillos ajustados al estilo tanga…Alfredo le bajó de un solo tirón su ropa interior y quedo contemplando un pene largo y flácido …un escroto grande guardaba celosamente sus testículos que descolgaban simulando una bolsa adosada a su cuerpo…con su mano derecha le apretó los testículos y Carlos sintió un dolor inmenso, aún sin reponerse de esa singular caricia Alfredo lo volteó bruscamente dejando lo boca abajo…allí en esa cama estaba a merced de Alfredo…éste se desnudó rápidamente y su pene erecto quedó como un inmenso ariete que sólo deseaba derribar la resistencia del culo de Carlos…se subió encima de él y empezó a besarlo en la nuca y a morderlo…cada mordisco era acompañado de una clavada de uñas en la espalda de Carlos…muy pronto se unía el dolor y el placer…su boca fue bajando por su espalda y sus mordiscos iban marcando una ruta de dolor …al fin su boca llegó a sus nalgas…con la mano Alfredo separó hasta donde pudo las dos nalgas voluminosas de Carlos buscando ese agujero que era el trofeo a conseguir…era un ano limpio…estaba completamente cerrado y tal vez ´por la expectativa del dolor se fruncía intensamente evitando con ello que fuera penetrado…la lengua de Alfredo empezó a introducirse muy lentamente en el estrecho orificio…Alfredo escupió en sus manos y una copiosa cantidad de saliva quedó en el canto de su mano…embadurnó su dedo índice y empezó a horadar muy lentamente el esfínter anal…Carlos al principio sintió un dolor que lo hizo estremecer…Alfredo sacó el dedo y al deslizarlo hacia afuera le hizo sentir más ardor que cuando lo introdujo…lubricó de nuevo su dedoy tomando las dos nalgas las abrió al máximoAlfredo quedó embelesado contemplando el anhelado ojete …ya no estaba tan cerrado…ya sus caricias habían dilatado un poquito ese pequeño ano …con mayor ímpetu volvió a la carga, su lengua ya pudo penetrar la estrecha entrada …volvió a mirar ese precioso agujero…estaba más dilatado y se alcanzaba a observar parte del recto …las paredes rectales simulaban una membrana rosada que invitaba a la penetración…su verga ya estaba tan erecta y rígida que parecía un taladro de carne…metió su dedo y éste ya deslizó un poco más adentro…palpó ansioso las paredes rectales de Carlos…eran suaves y con su saliva estaba lubricadas…empezó con movimientos giratorios a masajear las paredes rectales produciendo en Carlos emociones incontrolables…cada vez que Alfredo le hacía ese movimiento en su interior Carlos sentía que llegaba al cielo…con ese dedo en el culoCarlos empezó a gritar como loco…se sentía una puta ansiosa de ser clavada…pedía que en lugar del dedo le clavara esa verga que estaba deseando…pero Alfredo quería hacerlo sufrir y en lugar de meterle la verga le sacó el dedo y ensalivando nuevamente el culo de Carlos le metió ahora dos dedos…empezó a movérselos en el interior de su recto…Carlos bramaba y chillaba …estaba enloquecido de lujuria…los movimientos giratorios de los dedos de Alfredo hicieron que el diámetro del culo de Carlos se expandiera lo suficiente como para albergar ahora sí la verga erecta de Alfredo…antes de metérselacontempló el otrora cerrado orificio…ahora tenía un diámetro enorme…se veía parte de su recto rosado y delicado…Alfredo le colocó una almohada por debajo para elevar las caderas de Carlos y obtener así un ángulo ideal que le permitiera meter su verga hasta la parte más profunda de ese recto …quería que lo sintiera muy profundo…le colocó la punta de esa verga parada y Carlos en su afán de ser penetrado con sus propias manos apartó al máximo sus nalgas para dejar su culito a la disposición …Alfredo empezó a penetrar el orificio deseado…Carlos chillaba y se retorcía del dolor y del placer…la verga erecta empezó a deslizarse por el recto de Carlos y cada pequeño desplazamiento producía sensaciones enloquecedoras …Alfredo sacó un poquito su pene erecto y tomando un pequeño impulso lo clavó con todo el impulso de su cuerpo en el culo de Carlos…el grito fue desgarrador pero la verga quedó clavada en lo más íntimo de Carlos…no lo podía creer ahora estaba con esa inmensa verga dentro de sus entrañas…Alfredo empezó una cabalgata salvaje …su verga entraba y salía por el otrora culito de Carlos con mucha facilidad …la intensidad de los movimientos de Alfredo fue incrementándose hasta volverse incontenible…Alfredo sentía que su orgasmo estaba próximo…agarró a Carlos fuertemente, lo apretaba, lo mordía , lo arañaba y por último un grito ensordecedor acompañó una eyaculación violenta…la copiosa emisión de semen blanco lubrico y sirvió de bálsamo al adolorido recto de Carlos…luego quedo allí encima de su trofeo completamente exhausto…se bajó y se acostó boca arriba en la cama… Carlos con el culo adolorido se volteó y quedo asombrado de ver que su pene que estaba flácido ahora estaba erecto…su longitud y su grosor no solo entusiasmaron a Carlos sino que Alfredo al ver ese poderoso pene no ´pudo aguantarse y agarrándolo se lo llevó a la boca…empezó a mamar esa verga con ansias …Carlos empezó a sentir todas las emociones de una mamada de verga bien hecha…a medida que Alfredo succionaba con placer su miembro viril un deseo impúdico se apoderó de él…haciendo de tripas corazón Carlos cogió a Alfredo y lo colocó boca abajo…el hombre no opuso resistencia y Carlos tomó este gesto como una tácita aprobación y empezó a buscar el culito de Alfredo...lo encontró rápido…su diámetro era amplio lo que hacía suponer que también a él le gustaba que le dieran por el culo…Carlos no le dio dedo ni caricias linguales, con lo arrecho que estaba se lo fue metiendo…sintió ardor al penetrar el estrecho camino por lo que se sacó la verga y la lubricó con suficiente saliva… las cosas mejoraron y la poderosa verga de Carlos se metió por el recto de Alfredo que empezó a gemir de pasión…Carlos recordó la cabalgata y empezó a repetir esa lección que había aprendido…ahora se sentía muy emocionado…estaba disfrutando como en el video el placer de ser un gay pasivo y el de ser un gay activo…su ritmo fue acelerándose cuando se aproximaba su orgasmo…la eyaculación fue generosa …el culo de Alfredito quedó lleno de semen blanco espeso y calientico…Carlos quedó complacido y mamado…se bajó de su cabalgadura y se acostaron uno al lado de otro…los dos se miraron en silencio …recordaron los intensos momentos y sin querer cada uno de ellos se fue enardeciendo , querían algo más pero no sabían que…los penes fueron enderezándose …sus glandes fueron poniéndose brillantes de la sangre que circulaba por esa verga erecta…Carlos recordó nuevamente el video porno que lo había llevado a esa loca aventura…de un momento a otro le dieron ganas de mamar nuevamente ese delicioso pene, lo buscó con ansiedad y empezó a mamar con fruición la verga de Alfredo, éste se contagió y también buscó el pene de Carlos, se colocaron formando un69 y empezaron a prodigarse caricias orales… poco a poco la intensidad de las mamadas fueron despertando esas emociones que produce una buena felación…empezaron a revolcarse en la cama buscando una posición óptima que les brindara la máxima satisfacción…en un giro inesperado las bocas quedaron enfrentadas a sus culos abiertos por la penetración de sus respectivas vergas…clavaron sus lenguas en esos esfínteres anales y como poseídos por un dios lujurioso empezaron a darse dedo mutuamente…entre más penetraban con sus dedos los respectivos culos la lujuria aumentaba …con la mano que les quedaba libre empezaron a masturbarse y muy pronto las dos eyaculaciones estuvieron depositadas en las bocas de los lujuriosos amantes…recibieron esas emisiones de semen como una ambrosía de los dioses…con sus bocas llenas de semen se buscaron para besarse intensamente…las porciones de semen se mezclaron en sus bocas y poco a poco la fueron pasando por sus gargantas para degustarlas con toda intensidad… cuando se agotó el semen se dieron un beso apasionado y un abrazo que duró unos buenos minutos…luego se bajaron de la cama, de ducharon, se vistieron y salieron del cuarto que fue testigo de ese encuentro…cada uno cogió por su lado y se perdieron en las calles de la ciudad …

Publicación anterior Siguiente Mensaje