Doña Berta

Doña Berta
Escrito originalmente por megustastu en Guiacereza.com

En esa época tenia 16 años con un dispare hormonal propio de la edad, yo vivía en casa con mía padres y mi hermano menor, y allí había un apartamento que quedaba en el primer piso el cual lo rentabamos, en este vivió por un buen par de años una señora con sus dos hijos un chico de 12 y una chica de 15 muy linda por cierto; la mama se llamaba Berta, era una señora muy linda de cabello corto piel blanca unas tetas pequeñas y redonditas, una cintura delgada unas caderas que volvía a cualquiera loco, una cola grande y dura y un par de piernas ufff para que pero la señora estaba en sus mejores épocas, pero lo que mas me atraía era la forma en como se le marcaba su cuquita hummmm,,, era una pata de camello impresionante,.

En alguna ocasión yo sabia que mi casa estaba sola y lleve a una amiga para pasar la tarde, mi casa es muy grande y al llegar en el garaje coloque contra la pared a esta chica la empese a besar apasionadamente y con una lujuria desenfrenada la acariciaba por todos lados abrí su blusa y saque sus grandes tetas, me las comía las besaba las apretaba con mis manos, ella solo se dejaba y me jalaba del cabello pidiendo que parara que subiéramos a mi cuarto, yo no quería párar así que sin mediar palabra me baje el pantalón y deje salir al muñeco al verlo en su máximo esplendor se arrodilló y me dio una gran mamada como ella solía hacerlo en eso sale del apartamento de primer piso la señora Berra, al vernos quedo muda y en estado de estatua nosotros con el susto nos vestimos y luego de pedir disculpas nos subimos a.mi cuarto a terminar lo que habíamos empezado.

Esto es de como la señora Berta se empezó a fijar en mi.

luego del percance que habíamos tenido, ella me trataba diferente, me tocaba mas se reía conmigo, me invitaba a tomar onces y loejor era su pata de camello yo estaba contento solo por poder ver más seguido tal espectaculo. Cierto día en una reunión que hicieron mis padres estaba toda la familia y también la señora con sus dos hijos.

Tenia un vestido sentido al cuerpo con un escote que dejaba ver ese par de tetas blanquitas, redonditas y suaves, la espalda totalmente descubierta y hasta un poco mas arriba de la rodilla, trascurría la no noche y entre baile y copas me fuy calentando con la señora Berta y ella conmigo teníamos roces calenturiento, miradas con picardía.

A eso de las 5 am ya la mayoría estaba dormido o en pequeños corrillos hablando y yo con ella me baje al garaje en donde había un hueco debajo de la escalera allí nos metimos a comernos con tal lujuria y deseo que no se por que nadie se dio cuenta, ella saco sus lindas tetas para que yo las disfrutara mientras ella trataba de bajar mi pantalón yo sin mediar palabra la volteé y empecé a besar su espalda acariciando su culo con tal desespero que termine rompiendo sus media veladas lo cual solo causo mas deseo me arrodille y saborie ese lindo y blanco culo y a su vez probaba los jugos afrodisíacos  que emanaba su gran cuca, que delicia esa combinación de sabores y olores yo no lo podía creer, me estoy comiendo a esta bella mujer, wauu, ella me saco se tal embrujo dándose vuelta y colocándome de pie y ella coloco mi miembro entre sus manos y mientras nos besábamos con uno de sus dedos jugaba con el liquido de mi glande al instante se agacho y me dio una mamada memorable lme levanto una pierna y jugaba con su lengua en mi ano casi grito de la sensación que senti llegue al cielo no sabia si dejarme hacer mas o quizás salir corriendo, ustedes entenderán eso la primer vez y a esa edad es duro de asimilar,

Luegoe coloco de pie ella se volteo ye ofreció su sexo la penetre como animal le daba como si nunca mas lo fuera a volver a hacer, gemía de placer se acariciaba sus tetas, me jalaba el cabello yo hacia lo propio, también me faltaron manos para disfrutar de esa piel de durazno así estuvimos por unos minutos hasta que no aguante mas y al decirle se volteo de una y me piso a terminar en su boca no dejo salir ni una gota, me exprimió al máximo se paro se acomodo su vestido y me susurro al oído que si lo disfrute yo asentí que si y me dijo que muy bien porque esa seria la primera y ultima vez que esto pasaría.

Así termina mi historia con ella pero después les cuento de cuando me acosté con su credida pero linda hija, 

Publicación anterior Siguiente Mensaje