Después de transmilenio: mi papi y yo

Después de transmilenio: mi papi y yo
Escrito originalmente por Xime3009 en Guiacereza.com

Ese día después del transmi, como les conté nos fuimos abrazados y él con su mano que le descolgaba por encima de mi hombro me tocaba el seno de manera disimulada pero intencionalmente; una cuadra antes de llegar al edificio él me dejó de abrazar y me tomó de la mano que es como siempre caminamos; entramos al edificio donde vivimos y debo aceptar que yo después de esa experiencia con mi papi me sentía algo excitada; nos subimos al ascensor (vivimos en un piso 14), ahí yo me recosté contra él dándole la espalda esperando poder sentir nuevamente su bulto, a esa acción mía él no fue indiferente y me abrazó pegándome bien contra él y aprovechar con su mano que me abrazaba agarrarme esta vez bien una teta; eso me puso muy caliente y empecé a mover de manera sugestiva mis nalgas contra su pene que ya sentía erecto, mi papi quito la mano de mi seno y tuvo la intención de meterla por debajo de mi buzo para tocar y agarrarme bien las tetas, pero justo en ese momento llegamos al piso 14, sin embargo eso fue para mí y sé que para él la excitación total, pensé que al estar ya en el apartamento seguiríamos con nuestro jueguito y yo estaba dispuesta a dejar que pasará lo que fuera; al entrar al apartamento él de una me mandó una mano a mis nalgas y la otra a una teta, estaba lista a darme la vuelta para sin temor darle  de una vez un fuerte beso, pero escuchamos una voz que preguntaba desde adentro que quien había llegado; al escuchar eso quedé fría, el susto fue tremendo! Era mi madrastra que continuaba ahí,  y estaba en la habitación de ellos, mi papi se le notaban los nervios también y solo respondió: nosotros, ella lo llamó para la habitación pero él le dijo que iba a entrar primero al baño, me imagino que lo hizo para que ella no viera la tremenda erección que llevaba, quedé sorprendida que ella estuviera aun en el apartamento, pero con mi calentura y todo fui hasta el cuarto de ellos y la salude, al verme me dijo: mijita está toda coloreta, me dio risa y solo le dije que veníamos caminando muy rápido, afortunadamente el leggins que llevaba ese día era oscuro y no dejaba notar la humedad que yo tenía; ella ahí me contó que le habían cancelado las citas de la mañana y esa era la razón por la que estaba ahí.

Yo me fui para mi habitación, tenía ganas de darme un duchazo para bajar la calentura, y mi papi ya llevaba como 10 minutos en el baño, y es el mismo que comparto con mi hermanito. Estaba recostada en mi cama y llegó la esposa de mi papi a preguntarme que si había llegado enfermo porque estaba demorado y que porqué no había utilizado el baño de ellos; a mí me dio una risa nerviosa y solo le dije yo no sabía, ella le golpeó en la puerta llamándolo y él solo le respondió: ya voy; ella se puso como alterada y entre broma y verdad le dijo: está peor que peladito de 15 que se mete al baño y se demora haciendo quien sabe que cosas! Al oír eso me dio risa, ella se asomó a mi habitación y me dijo: quien sabe que porquerías estará haciendo su papá y nos reímos; yo la miraba y pensaba: si supiera lo que pasó. En ese momento le dije: y yo con estas ganas de ducharme a ver si se me quita este calor, ella me miró como pensando calor de donde si la mañana está gris; y me dijo pues nena si quieres usa nuestro baño porque lo de él va pa´largo.

Así lo hice, saqué los panties que iba a usar y me fui al baño de ellos con la ropa que tenía puesta. Acá quiero decir que con la esposa de mi papi vivimos desde que tengo 4 años, ellos tuvieron un hijo: mi hermanito quien cumplirá 11 años, y ha sido normal el vernos en ropa interior dentro del apartamento o en paseos sin generar ningún morbo (hasta ese día)

Mis duchas siempre han sido largas entre 20 y 30 minutos, mientras me bañaba recordaba lo sucedido y la excitación venía a mí y lo que había dicho mi madrastra insinuando que mi papi se estaba masturbando, me puso a pensar en algo que hasta el momento no se me había ocurrido: será que mi papi estaría masturbándose, y si lo estaba haciendo, lo haría pensando en mí? Esa imagen de él haciéndose una paja por mí me excitaba mucho e intentaba imaginármelo mientras me duchaba y tocaba mi cuerpo…

Me demoré un poco más duchándome, esperando que él estuviera en algún lado del apartamento, no para que me viera en tangas una vez más sino para por primera vez yo exhibírmele a él, las tangas que había seleccionado eran unas con las que antes no me gustaba andar por el apartamento no porque sean tipo hilo, sino porque son blancas transparentes y son de las más pequeñitas y me daba un poco de pena que mi hermanito y hasta ese día mi papi me vieran con ese tipo de prendas que no dejan casi nada a la imaginación.

Salí del baño en mis tanguitas y con una toalla pequeña envuelta en mi pecho, en el cuarto de ellos no había nadie y me dirige hacia mi cuarto, mi madrastra me vio y me ofreció un café con galletas, vi que mi papi estaba ahí en el comedor y me dirigí a la cocina con toda la intención que él me viera,  caminé muy despacio para que me pudiera observar bien, cuando me di la vuelta para ir al comedor pude notar que no me quitaba la mirada y sus ojos se fijaron en lo que la transparencia de mis tangas dejaban ver, me quede un momento de pie frente a él para que me mirara más, su mirada no se quitaba de mi vagina, yo me sentía feliz que él me mirara así como con deseo, todo fue interrumpido por su esposa al decirme: nena siéntate que se te enfría el café, le dije si señora y me senté, el solo se le ocurrió preguntarme que qué tenía planeado ese día y le dije que me iba a encontrar con unas amigas que no veía hace un tiempo y le pregunte qué porque y me dijo no por curiosidad princesa, mi madrastra se fue a la habitación de ellos para alistarle la ropa a  mi papi, cuando nos quedamos solos en el comedor él me dijo: que lindos esos cuquitos que tienes corazón no sabía que usabas de ese tipo de ropita, le dije si también me gustan así, los tengo hace rato ya, a lo que me respondió: pues te quedan muuuyyyy bien princesa, le sonreí y le dije gracias papi me tomé el café y me fui a mi habitación muy despacio nuevamente y moviendo más de la cuenta mis caderas en una exhibición total y descarada para mi papi, aprovechando que la esposa estaba ocupada dejé la puerta entre abierta como una invitación a él, ya en mi habitación me quite la toalla que cubría mis pechos y me quede un rato así esperando que el llegara y me pudiera ver, pero no llegó.

Igual ese día me puse muy linda y lo hice pensando en él, me puse una de las minis mas cortas que tengo y aprovechando que mis senos son pequeños no me puse bra y me puse una blusita blanca que cuando miran bien deja ver algo.

Salí a la sala y ahí estaba mi madrastra y me puse a hablar con ella, después llego mi papi ya listo para irse a su negocio, se sentó al frente de nosotras y noté como disimuladamente me miraba como queriendo ver más debajo de la mini, yo estaba con la pierna cruzada pero al ver cómo me miraba la descruce y quedé un poquito abierta para que el pudiera ver algo más, estaba nerviosa porque mi madrastra estaba justo a mi lado pero ella realmente actuó normal, pero también estaba excitada de estar haciendo esa especie de juego con mi papi.

No duró más de 5 minutos, la esposa le preguntó que si ya salía para que la llevara hasta un sitio que tenía que ir, él le dijo que sí que salieran de una vez ella salió adelante él al despedirse de mi me agarro la nalga fuerte, me dio un pico andeniado y me dijo pasito: que rica te vez así princesa y se fue.

Yo me quede sola mientras llegaba mi hora de salir y pensaba en todo lo que había ocurrido en ese tiempo tan corto, apenas iban a ser las 12.

Me reuní con mis amigas, y llegue muy tarde en la noche, ya todos estaban durmiendo.

Así termino ese día que empezó con un simple viaje a las 6 am en transmi con mi papi, sin saber lo que ocurriría.

Gracias por leer mis relatos. Bye 

Publicación anterior Siguiente Mensaje