Descubriendo placeres nuevos!

Descubriendo placeres nuevos!
Escrito originalmente por zooe en Guiacereza.com

Paso hace ya vario tiempo pensé mucho en publicarlo, pero porque no invitarlos a que aprendan o vivan experiencias nuevas…

En guía me lo encontré, hablamos varias veces hasta que le di mi número, me empezó a escribir unas cosas ufff, que con un solo párrafo yo podría tocarme y venirme sin dudar, me contó que practicaba el bdsm todos los encantos que podría encontrar allí y lo rico que podría pasar si me arriesgaba, después de 6 meses o más, no recuerdo bien, nos vimos a las afueras de un centro comercial, allí estaba ese hombre con el que iba a vivir cosas nuevas, lo salude tímidamente y me monteen su moto, en el camino hacia el motel me mandaba la mano y me la apretaba, apretaba mis piernas, entrando a el motel me tocaba con lujuria y yo asustada, mojada y con ganas de vivir eso que tanto me relato.

Entramos a la alcoba, sentía nervios, la cabeza a mil, me cogió por detrás y empezó a besarme el cuello agarro mis tetas las apretó y las saco de mi bra, empezó halar mis pezones, y puso mi mano en su pantalón sobre su miembro que ya se tocaba duro, nos desnudamos quede en ropa interior, él se siento a la orilla de la cama y me dijo acuéstate sobre mí, boca abajo, y pregunta: ¿quieres que te castigue? A lo que respondí, si Amo. Y sutilmente me dio cerca de 30 nalgadas ufff, su mano hacia que mi vulva pidiera más, la sentía mojada y con cada nalgada más gemía, me dio con su mano, luego se puso un guante y siguió dándome, yo no lo podía creer, estar ahí viviendo esa rica experiencia, luego me paro me hizo arrodillar ante él, con la cabeza mirando al suelo, las palmas de las manos extendidas hacia arriba y dijo serás mi sumisa y me pego en ellas, me puso a mamar su verga al ritmo que él quiso, luego me puso unas pinzas en los pezones los halaba de vez en cuando haciéndome sentir un dolor placentero, me hizo un amarre con cuerdas alrededor de mis tetas y quedaron como si se quisieran explotar, luego me acostó boca arriba en la cama y empezó a darme suavemente latigazos en todo el cuerpo, sensaciones deliciosas corrían por el, azotó mi vulva deliciosamente yo solo gemía y disfrutaba del placer, quito las pinzas y beso mis tetas como nadie; cogió mis pezones  con sus dientes mordiendo suavemente moviendo su boca en varias direcciones ufff yo que ría que se quedara ahí, luego metió mis manos debajo de mi cuerpo, con la condición de no sacarlas, el empezó a bajar y se pegó de ella como nadie lo había hecho halo, lamio y hubo un momento donde se pegó de ese órgano que las mujeres tenemos solo para sentir placer... "el clítoris"  lo succiono por un largo tiempo, quería sacar mis manos y hacerlo a un lado, pero sentía cosas que hoy no podría nombrar fácilmente podría decir que sentí: cosquillas, calambres, ansiedad, desfogue, definitivamente sensaciones sin nombre y de un momento a otro me vine primera vez a Chorros, en la habitación solo se sentían mis gemidos de placer, luego con su pene deliciosamente erecto me clavo en varias posiciones y en todos los ritmos, volvía a besar mis tetas, mi cuca mojada y volvía y medaba deliciosamente terminamos yo dándole una gran mamada hasta que termino en mi cara y mis tetas.

De esa experiencia no me arrepiento definitivamente hay que mirar y tener sexo con otras miradas y matices, además de que nunca nos falte la imaginación.

Publicación anterior Siguiente Mensaje