De viaje con mi compañera del trabajo

De viaje con mi compañera del trabajo
Escrito originalmente por el-duende- en Guiacereza.com

Amigos, esto que les voy a contar ocurrió ahora a final de año el 28 de diciembre.

Resulta que por un proyecto que estábamos haciendo para la empresa que trabajo estaba en la ciudad de Ibagué, con motivo de las fiestas de fin de año la empresa nos dio unos días de receso, los cuales aprovechamos todos para viajar a las casas.

Yo viajé hacia Bogotá para compartir con mi familia y viajé con una compañera de trabajo que iba a Bogotá para tomar después un vuelo hacia Bucaramanga de donde es ella y toda su familia.

Viajamos en horas de la mañana, y como la noche anterior habíamos estado hasta tarde en una despedida con toda la gente del proyecto llegamos con mi compañera Angélica al bus un poco prendidos y entonaditos jejejeje. Desde que nos subimos nos fuimos tomando unas cervezas y un poco de tequila de una botella que había sobrado de la noche anterior. Ella y yo la noche anterior nos habíamos besado pero no pasó nada, de hecho ya nos habíamos besado varias veces anteriormente pero siempre que yo intentaba algo más ella me decía que se acordaba del novio y la verdad pues yo no soy de insistir mucho (ya saben el dicho muchachos “polvo rogado…..”) entonces siempre dejaba el tema hasta donde ella me dejara llegar. La tenía como una buena amiga y la consideraba más bien como se dice una calienta huevos jejejejeje.

Al rato de ir en el bus nos empezamos a besar de nuevo y ella empezó a decirme que el tequila la había puesto con ganas, yo empecé a molestarla a decirle que ganas de que si nunca salía con nada a lo que ella me respondía lo de siempre, que yo le gustaba mucho, pero que le daba embarrada con el novio… más avanzado el trayecto ella se recostó sobre mi hombro a dormir un poco y puso su mano sobre mi pierna, yo le dije que cuidado con esa mano y un rato después en forma de jueguito empezó a mover la mano sobre mi pierna y a ponerla sobre mi pene, yo le dije que si quería tocar tocara pero bien y ella sin nada de pena metió su mano aprovechando la facilidad que daba el que yo viajaba en sudadera.Disimuladamente duramos así un buen rato, ella recostada sobre mi hombro dándonos uno que otro besito pero abajo ella con su mano masturbándome y tocándome de una manera más deliciosa.

Cuando llegamos a Bogotá ella me dice que quería terminar lo del bus, que tenía un tiempito mientras era la hora de ir al aeropuerto. Yo quedé con los ojos abiertos como platos y le propuse ir hacia los moteles que quedan cerca al aeropuerto, a lo que ella dijo que perfecto.

Tomamos un taxi desde el terminal y nos fuimos hacia el sector, cuando llegamos entramos y lo primero que pensamos fue bañarnos para sacarnos el sudor del viaje. Entre besos mientras nos estábamos quitando la ropa para entrar a bañarnos juntos, me dice que le regale un minuto mientras entra al baño sola, ella entró al baño y cinco minutos después me llamó para que entrara yo a bañarme con ella…. Ella es algo menor que yo, tiene 30 años, es blanca y de cabello largo castaño clarito, una cara muy bonita que no revela la edad y una sonrisa demasiado maliciosa, los senos son pequeños pero como buena santandereana tiene unas caderas bastante pronunciadas y una cola grande, perfecta diría yo.

Cuando entré y la veo en la ducha inmediatamente tengo una erección y ella me recibe con una mano cogiéndome el pene y con la otra abrazándome por la nuca para besarme. Nos bañamos entre besos y caricias y después de un rato salimos para el cuarto. Cuando salimos ella me empujó contra la cama, quedando yo sentado y ella inmediatamente se agachó y empezó a darme tremenda mamada, empezó suave, solo besando la cabeza y las bolas y después se lo metía hasta el fondo de su garganta, yo emocionado empecé a moverme como si estuviera tirando y ella permitía que yo la cogiera del cabello y la cabeza de forma dura para empujárselo hasta el fondo, desde ese momento me di cuenta que le gustaban las cosas con cierta dureza.

Después de un rato de ella estar chupando para un momento en seco y me dice amor hay una cosa tengo el período y a mí no me gusta hacerlo así (tengo que confesar que a mí tampoco), en ese momento pensé para mí mismo “y aquí que pasó???”, “Cómo me va a decir a estas altura que tiene el periodo???”… pero ella rápidamente y sin yo haber alcanzado siquiera a musitar palabra y mientras me ponía un preservativo me dice tranquilo que yo te atiendo bien rico con mi culito… esas palabras y esa actitud de ella me elevaron al quinto cielo… una vez estuvo puesto el preservativo ella se puso de pie y se puso en cuatro en el borde de la cama recostando todo su peso contra los hombros y clavando su cabeza enteramente contra el colchón mientras con las dos manos se abría el culito y se metía los dos dedos medios para dilatarse y me decía cosas como “ven métemelo todo”, “mastúrbate con este culo”, “quieres que te saque la leche con mi culo?”. Yo no podía creerme estar viviendo esa situación, no me alcanzaba a creer ver a mi amiga y compañera en esa situación de entrega total y diciéndome ese tipo de frases… lentamente y tomándome mi tiempo para bajar la calentura me dediqué a hacerle un beso negro, a lo cual ella empezó rápidamente a gemir y a decir más y más frases del tipo que me estaba diciendo, hasta que me incorporé y me puse detrás de ella y se lo metí por el ano, gracias a lo dilatado y al beso negro entró sin ningún problema hasta el fondo y empecé a darle a un ritmo suave, ella solo se abría las nalgas y me decía que se lo metiera más duro, yo empecé a moverme más y más, lo más rápido que podía mientras le daba nalgadas lo más duro posible y la halaba del pelo como si de una rienda se tratara hasta que ella empezó a gritar muy duro avisándome de su orgasmo y pidiéndome que me vaciara en ella, que la dejara llena de mi leche, que me masturbara con su culo, etc….un sin fin de frases demasiado morbosas hasta que también me vine y caímos ambos rendidos, yo sobre su espalda.

Así nos quedamos un rato, jadeando y bastante sudorosos hasta que mi pene perdió dureza y se salió de su ano, momento que ella aprovechó para levantarse e ir al baño, yo me quedé en la cama y me empecé a quedar medio dormido, sentí cuando ella volvió a la cama y se recostó sobre mi pecho. Aprovechamos a descansar en silencio un rato, hasta que ella vio el reloj y dijo que ya casi no quedaba mucho tiempo, allí empezó a masturbarme y empezó de nuevo con un rico sexo oral, me dijo que nos pusiéramos de pie para estar bien rico, no entendía bien que era lo que quería pero nos pusimos de pie y ella se arrodilló nuevamente frente a mí y continuó con el sexo oral. Empezó de nuevo a meterlo hasta su garganta, cogiéndome de las nalgas y empujándome fuertemente hacia ella, aprovechaba también para besarme las bolas y hasta un poco de beso negro me hizo también, estando así yo empecé de igual forma a hacer movimientos más duros como si literalmente me le estuviera tirando por la boca, cuando sentía que se ahogaba se lo sacaba y ella aprovechaba para coger la saliva espesa que salía y pasársela por los senos a la vez que se pasaba mi verga por su cara y su cuello y me decía cosas pidiéndome que me derramara, me decía que me masturbara con su boca, que le encantaba la leche, que le llenara la cara de leche, en fin… otra vez unas frases demasiado morbosas que junto a todo lo que estábamos haciendo hicieron que yo me derramara en su cara, tan pronto sintió los primeros chorros de semen abrió la boca donde terminé la descarga y ella siguió jugando con mi pene succionándolo y esparciendo el semen de la cara con mi pene por todo su rostro y cuello. Otra vez me dejó sin fuerzas y las piernas temblando jejejeje, me tocó sentarme y tomar un poco de aire. Nos recostamos otro ratico, nos bañamos, nos cambiamos y salimos en dos taxis, ella para el aeropuerto y yo para mi casa.

En los días siguientes seguimos hablando por whatsapp, coincidimos hablando de lo bien que la habíamos pasado y yo diciéndole que no me imaginaba que fuera así en el sexo… de lo que más me impactó fue cuando le pregunté por su gusto por el sexo anal, pues porque no es muy frecuente encontrar mujeres que les guste tanto, me confesó que le gustaba mucho porque el primer novio que tuvo que fue a los 15 duraron 5 años teniendo solo sexo anal, que en su casa eran muy religiosos y siempre el tema sexual y de los embarazos era un tabú. Entonces que desde ahí tiene ese gusto y que incluso muchas veces prefiere el sexo anal al vaginal. Seguimos hablando normal, como los amigos que somos y pues ya veremos si pasan más cosas, volvemos a vernos el 13 de enero cuando nos toca reincorporarnos a nuestras labores, si pasa algo les estaré contando amigos, hasta una próxima.

Publicación anterior Siguiente Mensaje