DE MUJER CHAPADA A LA ANTIGUA, A TENER OTRO HOMBRE EN MI CAMA.

DE MUJER CHAPADA A LA ANTIGUA, A TENER OTRO HOMBRE EN MI CAMA.
Escrito originalmente por qyara en Guiacereza.com

DE MUJER CHAPADA A LA ANTIGUA A TENER OTRO HOMBRE EN MI CAMA.

Soy de familia muy humilde, estudiaba mi bachillerato en un colegio normalista, por cosas del destino se me cruzo un militar, por los halagos y cortesías nos enamoramos y hoy es mi esposo, nos casamos también muy humildemente, él no tiene un rango muy alto.

Los primeros 3 años todo fue normal en nuestro hogar, las costumbres normales, lo mismo el sexo, en el hogar que me forme nunca escuche cosas raras del sexo, solo comentaba con mis amigas acerca de nuestros novios, pero todo dentro de lo normal; todo cambio de repente cuando mi marido comenzó con el cuento de tomarme unas fotos en ropa interior, constantemente me compraba tangas que fui cambiándolas por los calzones que siempre usaba, la verdad me gusto usarlo para sentirme más sexy, seguía sin entender porque las fotos en ropa interior y me negué, el seguía insistiendo, hasta de tanto insistir accedí, me tomo unas en tanga y brass, cada más atrevidas, él me decía como me pusiera.

Como no tengo un mal cuerpo se veían bien, en algunas se me notaba todo, por lo transparente, luego como se imaginaran siguieron las fotos sin ropa, completamente desnuda, me fui acostumbrando a los pedidos “raros” de mi esposo, siempre luego de una sesión de esas fotos lo hacíamos y él se portaba como un animal.

Luego me hizo un pedido insólito y difícil de creer, mi esposo me quería ver en la cama con otro !!!, esto sí que me causo miles de dudas en mi cabeza, pensé que el ya no me quería y me estaba usando para sus porquerías, le consulte a una amiga de mucha confianza este tema, ella con mucho más experiencia me dio mucho valor, su opinión fue que son cosas de parejas y que si había un entendimiento mutuo podría ser “normal”, deje que pasara el tiempo, pensé que mi esposo se había olvidado del tema, pero volvió e insistió, le daba miles de excusas: que no era buena en la cama, que sentía muchos nervios y lo peor: pensaba que él me iba a dejar. Todo esto el me lo aclaro, tuvimos muchos momentos de dialogo y como buena esposa también le di el sí, lo que no sabía era cuando ni cómo iba a ser ese momento tan complicado.

Llego mi cumple y él siempre me lo celebra muy bien, para este invito a unos amigos, como siempre, llego ese día, muchos regalos, torta y trago que no puede faltar, acompañe a mi esposo, aun estando bastante tomada, me sentía muy mareada, comenzó a irse la gente y solo quedo un tipo alto de unos 40 años, mi esposo se fue para el baño y este tipo intento besarme y tocarme, le retire la mano muy enojada, luego cuando vino mi esposo el tipo se fue al baño y fue cuando me rogo que me dejara y le diera esa dicha de verme con otro.

Para darme impulso me tome unos 2 tragos más y me fui a arreglarme y salí en una pijama transparente y con ropa interior, como el tipo ya estaba hablado me senté en un mueble grande de la sala en medio de los 2, mi esposo para darme más animo puso un ambiente a media luz; el tipo muy experto comenzó a acariciarme, me sentó en sus piernas y comenzó a tocarme toda, muy rápido los 2 quedaron desnudos, le vi al tipo tremenda verga, mucho más grande que la de mi esposo, lo primero que pensé: que podre con esa ?, me puso a chupársela un buen rato, mi esposo mientras me tomaba la mano libre para que le acariciara la de él.

De pronto llego el momento y el tipo me abrió las piernas me chupo un rato me dejo una buena saliva y me la fue metiendo muy suave hasta que me cupo todo, lo hizo como loco hasta que se me vino con un chorro de semen adentro, después se montó mi esposo y también lo hizo dentro de mi chocha, esa noche dormimos los 3 en la misma cama, por el mareo que tenia no me di cuenta quien, pero senti que me penetraron varias veces.

Al día siguiente yo no sabía que decir, me sentía algo rara, sentía mucho temor de lo que iba a decir mi esposo, pero el de buen ánimo me abrazo y me dijo que había realizado una de sus mejores fantasías y comenzamos un dialogo muy ameno acerca de esto, me dio mucha seguridad y le conté como me había sentido muy cómoda. Pasaron unos días y me pregunto que si me gustaría repetirlo, esta vez le puse la condición que fuera sola haber cómo me sentía, el acepto y el amigo me visito y lo hicimos de nuevo, ya me pareció muy lindo y el trato era muy especial, terminamos gustándonos, lo repetimos por lo general los viernes en la noche, ya me penetraban los 2 a la vez y la pasamos muy rico.

Le fui muy sincera, como acordamos, y le dije que me dejara tener de vez en cuando al amigo que se llama Ricardo (por fin le supe el nombre), el acepto gustoso, ya entre los 2 me tomaban fotos y tomaban videos. En esos días llego un primo de él, mucho más joven que yo, fue cuando me di cuenta que se me había despertado un apetito sexual que nunca había sentido, para colmos mi esposo salió de comisión y nos quedamos solos, me las arregle para insinuarme saliendo luego de la ducha en toalla y cuando me vestía en mi alcoba dejaba la puerta entre abierta con la segunda intención, pues el muchacho no aguanto mucho y lo vi de reojo mirándome desnuda.

Bien rápido se dio la cosa y terminamos en unos momentos interminables de sexo, por lo joven en la noche se me montaba unas 4 o 5 veces, desenfrenado me tocaba llamarle la atención, quería acariciarme a toda hora, estuvimos en esos 15 días hasta que llego mi esposo.

Tenía un sentimiento de culpa y no sabía si decirle o no, al fin me atreví a contarle lo que había pasado, pero con la variante de contarle que fue el chico el que se me metió en la cama, pensé en una rabieta y de pronto hasta golpes, la reacción fue de alegría y antes de enojarse me dijo que lo hiciéramos y le contara con detalles, me dio plena autorización para que me acostara con el me gustara, me sentí muy contenta.

Luego de este han llegado otros hombres, siempre hay uno que te esta comiendo con los ojos, por eso escojo muy bien al que quiero llevarme a la cama, todo lo disfrutamos con mi esposo y somos muy felices, gracias a estas experiencias que realmente nos hacen salir de la rutina.

Publicación anterior Siguiente Mensaje